Archivo por meses: Noviembre 2009

VISITANTES EN UTEC

por Isabel Gonzales
¿Quienes llegan a Utec?

Entre las personas que llegan a Utec, sin ser residentes, tenemos a quienes llegan por motivos de trabajo como son los profesores, ingenieros. Y del otro lado tenemos: a los visitantes entre quienes se distingue a aquellos ex – residentes que vuelven cada año con motivo de la fiesta principal de la localidad; a aquellos que vienen de manera particular haciendo una pequeña parada pero cuyo destino principal es otro; los estudiantes de las zonas aledañas.

Trabajadores

Los profesores que enseñan en la escuela (primaria) y en el colegio (secundario) de Utec vienen en su mayoría de otras zonas tales como Acola, San Juan y Puquio más no son residentes de Utec. En sus localidades de residencia muchos de los profesores son comuneros contando con pequeñas tierras que dedican a la agricultura o a la ganadería. De ese modo sí bien son conocidos por los residentes de Utec, y su presencia es casi cotidiana, se les distingue como foráneos.

Por otro lado, cuando la mina de Utec aún estaba siendo explotada, la presencia de personas provenientes de otros sitios era constante. La gente venía de Lima, de Arequipa, de Puquio, entre otros lugares para realizar los trabajos mineros. Después de su desactivación, algunos ingenieros han llegado de manera esporádica dentro de los fallidos planes de volver a poner la mina en actividad. La última visita de este tipo que recuerdan los utequeños es aquella que fue hecha para la revisión del relave antiguo, visita de la cual se concluyó que existía la posibilidad de volver a tratar el relave, ya que este contenía aún mineral para ser extraído.

Respecto a este tema hay múltiples opiniones. Por ejemplo el Sr. Isaac Peñafiel ex – trabajador de la empresa minera con 34 años de experiencia piensa que:

“Con ese relave no habrá trabajo para todos. Ese relave es un desperdicio” (Isaac Peñafiel, 70 años, Utec).

En ese sentido habrían llegado también ingenieros quienes recomendaron cubrir el relave ya que con las ventiscas, el relave, que está ubicado cerca una especie de cañón que forma el rio, se levanta cubriendo las casas con un polvillo y peor es que este es respirado por los habitantes, lo más preocupante es que la ubicación de uno de estos campos está al costado de la escuela a la que todos los días los niños de Utec asisten, estando totalmente expuestos a los daños que este pudiera ocasionar.

Visitantes

Por otro lado entre los visitantes tenemos como principal grupo identificado por los pobladores a los jóvenes de los centros educativos aledaños a la zona, para visitar la casa hacienda Viseca. Este tipo de visitantes es más frecuente en el mes de setiembre con motivo del día del a Juventud o día de la primavera (23 de setiembre), fecha en la cual los colegios aprovechan para realizar salidas recreativas para sus alumnos.

El otro tipo de visitante identificado por la población de Utec, son los que vienen en la época de la fiesta del distrito en el mes de Agosto, estos son en su mayoría ex residentes de Utec que vuelven por un lapso de entre 7 y 10 diez días por motivo de la celebración del día de la virgen Asunta, patrona de Utec, que cae el día 15 de Agosto. Estos suelen hospedarse en la casa de sus familiares.

Esporádicamente llegan visitantes de manera particular, sin embargo pocas veces son identificados por el grueso de la población ya que su estadía suele ser corta, tienen poco contacto con la población y por lo general se dirigen a otro lugar más, así que rápidamente retoman la ruta planeada.

[Leer más …]

¿Qué piensan y esperan en Utec de la llegada de foráneos?

por Isabel Gonzales

Respecto a los foráneos, se considera que estos tienen una serie de necesidades diferentes a las locales. Especialmente quienes vienen de más lejos (de otro departamento o de otro país), no dando tanta importancia en este aspecto a quienes vienen de los pueblos de los alrededores, probablemente por saber que su estilo de vida es muy similar.

Lo anteriormente señalado se refleja en el hecho de que se tienda a servir comida diferente a la que cotidianamente se consume, o se considere que los foráneos son frágiles como para realizar ciertas actividades como por ejemplo, caminar por largas horas, o para cualquier cosa que requiera esfuerzo físico.

Del mismo modo se considera que el foráneo es más “aséptico” en relación a los locales, por lo que su presencia requiere un cuidado especial en cuanto a la limpieza de los ambientes en los que vaya a estar así como en los servicios que se les vaya a prestar. Esto puede estar en relación con la creencia de que son mucho más frágiles en cuanto a su salud.

Sobre esto, se piensa que la comida debe ser diferente ya que los estómagos frágiles de los que vienen no podrían aguantar bien la comida regular local, pudiéndoles causar estas, enfermedades o malestares.

[Leer más …]

HOSPITALIDAD

por Isabel Gonzales

Durante nuestra visita se dieron muchas oportunidades en las cuales fuimos testigo de la gran hospitalidad de los residentes de Utec, quienes a pesar de su difícil situación siempre encontraban algo que ofrecernos.

En alguno de mis paseos matutinos-tardíos, me encontró la señora Silvina García buscando un lugar donde desayunar. Mostrándome cierta indignación debido a que creyó que las autoridades no me estaban atendiendo. Malentendido que de inmediato corregí. La Sra. Silvina me ofreció un desayuno, previas disculpas ya que solo tenía a su disposición “una sopita sin carnecita”. La verdad es que estaba deliciosa y estuvo felizmente acompañada de una amena conversación, en la cual me contaba sobre la filiación de su esposo con los habrían sido los dueños de la hacienda Viseca, sobre como conoció a José María Arguedas y sobre el impacto de la actividad minera en Utec. Antes de irse al campo, me dejó una bolsa con canchita y queso “Para que te comas más tardecito”.

Del mismo modo, los pobladores de Utec nos ofrecieron también su tiempo al tener una abierta disposición hacia nuestras redundantes preguntas, así como se ofrecieron abiertamente a compartir su conocimiento sobre los lugares que había que visitar, sobre los saberes locales y todo aquello que consideraran que nosotros como visitantes deberíamos saber.

En este sentido los temas más recurrentes fueron los motivos por los cuales Utec es considerado un pueblo en crisis: la desaparición de la actividad minera, la falta de agua, lo que representa una dificultad para el desarrollo de actividades agrícolas y ganaderas, la baja calidad de la educación y aún peor la posibilidad de clausura de ambos centros de estudio debido a la baja densidad de estudiantes.

Por otro lado el pasado próspero del pueblo de Utec es algo de lo cual los pobladores no dejan de comentar, tanto de cuando Utec aún no era poblado como en la época de la prosperidad producto de la actividad minera.

Parte de ese pasado próspero son la hacienda Viseca, la hidroeléctrica, los socavones, los cuales son señalados por los pobladores como lugares que el visitante debe conocer.

“Siempre se invita. Conversan. Otros son buenos, otros así no más” (Silvina García, 69 años, Utec)

Los pobladores de Utec saben reconocer que, entre las diferentes personas que llegan a Utec hay grandes diferencias, tanto en relación a sus intereses, así como en sus actitudes y su disposición para las cosas o situaciones. Del mismo modo, es de tomar en cuenta que si bien durante nuestra experiencia, todos a quienes acudimos tuvieron una muy buena disposición ante nuestras dudas y necesidades, esto se debe también a la relación que nos permitieron entablar con muchos de ellos, no solo como pobladores del pueblo de Utec, sino como personas, con afectos al igual que cualquiera de nosotros, una relación de mutuo interés y agradecimiento.

Es así que el visitante que pase por el pueblo de Utec una tarde, y vuelva sin tener mayor contacto con la población, no será testigo de lo que estamos hablando.

Hay que tomar en cuenta que el flujo de visitantes que no tiene algún tipo de filiación o amistad con algún residente es bajísimo; y son menos aún las visitas de grupos. Se podría considerar que en el caso de acrecentarse la cantidad de visitantes las formas de hospitalidad descritas se hagan insostenibles. Del mismo modo, esta actitud de la población puede estar condicionada por la falta de oferta de lugares que proporcionen servicios de comida y hospedaje lo cual puede hacer que la situación del visitante sea interpretada como una situación de necesidad.

“Cuando voy a Lima a vender mis toritos, (el dinero) falta. Pobrecitos (los visitantes), me da pena que gasten.” (Silvina García, 69 años- Utec)
“Mi hija va ir a Lima si se encuentra en necesidad, a mi me gustaría que le inviten así como yo invito” (Mujer mayor – Utec)

No hay que dejar de lado el hecho de que muchas veces estas formas de hospitalidad están condicionadas por un hipotético caso de reciprocidad. Así que es un asunto que tiene que ser tomado con la delicadeza del caso.

Respecto a lo que se espera sobre la llegada de visitantes y foráneos a Utec, se podría casi decir que en su mayoría, la población se encontraría de acuerdo con un mayor flujo de visitantes, ya que se considera que esta podría representar una mayor inversión en la localidad.

Sin embargo es de tomar en cuenta que si bien la mayoría de pobladores están de acuerdo con esto, unos se muestran más interesados que otros en el tema que otros, este tema será desarrollado más adelante.
Como veníamos diciendo, los pobladores de Utec consideran que esto tendría un impacto en su situación económica. Sin embargo no es el único tema asociado a la venida de visitantes.

Haciendo alusión a las visitas que se realizan en el mes de agosto, los pobladores refirieron que el pueblo vuelve a la vida con la cantidad de gente que llega, las calles están llenas, hay un mayor consumo en las bodegas, carros, bulla de voces. Siendo el constante decrecimiento de la población uno de los principales problemas identificados en el distrito de Utec, la llegada de visitantes pareciera representar una opción para la vuelta a la vida de un poblado que mucha gente identifica como en abandono.

[Leer más …]

Los servicios en Utec

Isabel Gonzales
Qué encontrará el visitante

Una de las cosas con las que se encontrará el visitante será con una gran disposición por parte de los pobladores en atenderlo y resolver sus dudas sobre, por ejemplo, la ubicación de lugares para visitar, así como no dudarán en dar información sobre la historia de determinado lugar.

Del mismo modo, y según nuestra experiencia, estarán dispuestos a ayudar ante cualquier dificultad. Esto casi siempre se presenta bajo una lógica de

[Leer más …]

Qué se requiere implementar de acuerdo a la población local

La mayoría de la población consultada, coincide en señalar que la falta de servicios sería un problema en el caso de la realización de un proyecto de turismo, pero no sólo esto, si no que hoy en día ya representa un problema que debería ser atendido.

El servicio de agua es una de las prioridades. Durante los dos últimos días

[Leer más …]

Qué se requiere implementar de a cuerdo a nuestra observación

por Isabel Gonzales

Como señalamos más arriba, Utec no cuenta con servicios higiénicos públicos, sin embargo esta no fue señalada como una prioridad en cuanto a los servicios que se necesitarían implementar.

De otro lado haciendo una vez más referencia a la situación de desborde con la que cuenta el distrito en el mes de agosto, se nos señaló que los carros que llegan invaden las calles ya que no hay lugar donde colocarlos. De llegarse a incrementar la cantidad de visitantes, sería necesaria la disposición de una zona para albergar a los vehículos que llegaran.

Cuentan con una gran escasez de agua por lo que en determinadas épocas el servicio de agua está restringido a ciertas horas o incluso puede durar días enteros, como sucedió los dos últimos días de nuestra visita, lo cual puede crear muchos inconvenientes tanto a los visitantes como a los residentes que estuvieran dispuestos a ofrecer servicios de atención al turista.

La posta médica más cercana está ubicada en San Juan por lo que ante cualquier emergencia, se tendría que trasladar al afectado hasta allí y o dependiendo de la gravedad de su situación el viaje podría extenderse hasta Puquio. Por lo que creemos que la implementación de por lo menos una posta médica es necesaria, que trabaje tanto en beneficio de los pobladores como de los posibles visitantes.

[Leer más …]

¿CÓMO LLEGAR?

Por Isabel Gonzales
Ubicación
San Juan de Lucanas es un pequeño distrito andino ubicado en la provincia de Lucanas, departamento de Ayacucho en el Perú. Lucanas es la

provincia más grande del departamento, y está ubicado en la parte sur-este.

El distrito de San Juan de Lucanas por otro lado, es el más pequeño de la provincia y se encuentra en su parte central. El pueblo de

San Juan, su capital, se encuentra a 3482 msnm y fue en algún momento capital de Provincia de Lucanas. Ese título lo ostenta hoy la cercana ciudad de Puquio.

Vías y medios de transporte
Desde Lima hay dos modos de acceder a San Juan. La primera opción es hacer el viaje en vehículo propio, lo cual permite una mayor libertad para apreciar con detenimiento el paisaje así como para hacer pequeñas paradas en lugares como Pampa Galeras. La segunda es viajar en transporte público.

En ambos casos, la ruta a seguir es aquella que conduce desde Lima por la Panamericana Sur, entrando por la carretera al Cusco que parte de Nazca. Si se viaja en vehículo propio podrá tomar el desvío a San Juan después de pasar el pueblo de Lucanas ubicado sobre la carretera al Cusco. El transporte interprovincial lleva hasta la ciudad de Puquio, actual capital de la provincia de Lucanas. Una vez llegado a este punto, se encontrarán combis o colectivos que se dirigen a los pueblos de San Juan, Acola y Utec. [ver Mapa Vialnull]

En el caso de tomar la opción de ir en bus, el pasaje Lima – Puquio tiene un costo aproximado de 40 soles y demora en llegar unas 11 horas. El pasaje de Puquio a San Juan, Acola y Utec, tiene un costo de 4 soles y el viaje demora aproximadamente 50 min.

Las combis que bajan de Puquio salen aproximadamente a las 6 y 7 de la mañana, están en San Juan a las 7:00 y 8:00 a.m., donde hacen una parada para luego ir hasta Utec, pasando por Acola. Luego vuelven a eso de las 2:00pm. hacia Puquio. Suele haber además un último viaje a las 5pm.

Estos horarios se han definido de tal manera que coincidan con los horarios de entrada y salida de las escuelas, el motivo es que los principales usuarios de estos medios, son profesores que se dirigen a los distintos pueblos para dictar clase y vuelven el mismo día a sus localidades de residencia.

Caminando en San Juan
Yendo a pie desde la capital del distrito de San Juan, también se puede llegar fácilmente a Acola, ya que se encuentra a 10 minutos. Llegar a Utec a pie toma más tiempo, unos 30 min aproximadamente, dependiendo de si se toma la carretera, o los desvíos que cortan los cerros. La posibilidad está abierta tanto como ruta de ida San Juan – Utec, como de regreso. Sin embargo, esta última resulta más dificultosa ya que, por estar San Juan a mayor altura, requiere de mayor esfuerzo físico. Viajar de Puquio a San Juan, en cambio, puede tomar más de dos horas.

Vías de acceso
La ruta Puquio – San Juan – Acola – Utec es, en su segundo tramo, una trocha afirmada que se desvía de la carretera Puquio-Nazca para decender en la quebrada, y aunque no presenta grandes accidentes en el relieve hay que tener cuidado y conducir a una velocidad media o baja. A un kilómetro de la carretera un letrero nos da la bienvenida a San Juan. Desde ese punto exacto se puede apreciar una hermosa vista del paisaje. Acola no está lejos, a dos kilómetros de la carretera. Utec, más bien, se encuentra a nueve kilómetros de distancia. El recorrido ofrece múltiples oportunidades de apreciar las diversas flores de vegetación local, así como divisar en los cerros del otro lado de la quebrada pueblos, pastos y cultivos.

Reparación de la carretera
Durante nuestra visita a San Juan en octubre 2009, la carretera Puquio Nazca estuvo en reparación. Con ese motivo se presentó el inconveniente de la existencia de una tranquera que bloqueaba la salida de Puquio desde las 9am hasta la 1pm, y de 2pm a 4pm. Estos horarios son aproximados, pues dependen de la afluencia y de la disponibilidad de los operarios en la tranquera.

Si se necesita actualizar esta información se puede intetar llamar al municipio de Sa Juan de Lucanas al telf 066795161 [Leer más …]

Pampa y morro en San Juan

“Igual que los comuneros de Tinki llamé a la pampa; como potrillo, relinché desde el morro Santa Bárbara; fuerte grité, para hacerme oí por los mak’tas utek’. ¡Pero mentira! Viendo lo alegre de la pampa, de los caminos que bajan y suben del pueblito más todavía creció el amargo en mi corazón. (…) Solito, en ese morro seco, esa tarde, lloré por los comuneros, por sus chacritas quemadas con el sol, por sus animalitos hambrientos”. (J.M. Arguedas. Agua, en: Breve Antología didáctica. Lima: Horizonte, 2005:30)

Los espacios abiertos son escenario para la reflexión de los personajes de Arguedas. En este fragmento podemos percibir la contradicción y la indignación. La pampa y lo abierto que invitan al protagonista a sentir la pertenencia, a sentirse un comunero más, no pueden provocarle sino una profunda tristeza, un sentimiento de amargura por la injusticia, evocando a un mundo que se cierra y no guarda esperanzas para los comuneros que se han quedado sin agua por el monopolio del patrón. La pampa, que podría asociarse a libertad, se convierte en un espacio para sentir la fatalidad.

[Leer más …]

La plaza de San Juan

“Cuando yo y Pantaleoncha llegamos a la plaza, los corredores estaban todavía desiertos, todas las puertas cerradas, las esquinas de don Eustaquio y don Ramón sin gente. El pueblo silencioso, rodeado de cerros inmensos, en esa hora fría de la mañana, parecía triste.
-San Juan está muriendo. Dijo el cornetero-. La plaza es el corazón para el pueblo. Mira nomás nuestra plaza, es peor que puna. (J. M. Arguedas. Agua, en: Breve Antología didáctica.Lima: HORIZONTE, 2005: 11)

Me parece muy importante resaltar la frase: “la plaza es el corazón para el pueblo”. La plaza como escenario para diálogos, reflexiones y sucesos, está muy presente en las narraciones de Arguedas, precisamente por esto: por ser física y socialmente “el centro” de la vida de un pueblo. En muchas etapas del año el vacío en las plazas de las comunidades andinas puede dar la sensación de tratarse de un “pueblo fantasma” o un pueblo triste, sin vida. En un total contraste, las épocas festivas revisten a la plaza de adornos coloridos, música y vida religiosa, transformando completamente el espíritu del pueblo.
Desde el punto de vista material y arquitectónico, la plaza suele ser el termómetro de la modernidad o atraso de un pueblo; así, el vacío o la falta de pomposidad de su construcción ha solido significar “abandono” o lejanía, mientras que las replicas de los estilos de la urbe han solido significar “progreso” para el imaginario local y nacional.
[Leer más …]

El witron

“En medio del witron, Justina empezó otro canto (…) Los cholos se habían parado en círculo y Justina cantaba al medio. En el patio inmenso, inmóviles sobre el empedrado, los indios se veían como estacas de tender cueros. (…) los indios volvieron a zapatear en ronda. El charanguero daba vueltas alrededor del círculo, dando ánimos, gritando como potro enamorado”

(J. M. Arguedas. Warma kuyay, en: Breve Antología didáctica. Lima: HORIZONTE, 2005:34)

Más que ser sólo un espacio para el baile, el witron es un espacio para la liberación. Siempre los grupos oprimidos han encontrado a través del arte, especialmente en el baile y en el canto, la manera de expresar su alma no sólo individual sino colectiva. Este patio era un espacio para hacer catarsis y para la felicidad, a pesar de que la fiesta podía muchas veces acabar al ser descubiertos por el intimidante patrón, tal como ocurre en este relato. Arguedas nos muestra las diferentes facetas de la personalidad de los “indios”, como él los llama, tanto delante de los gamonales como en sus espacios colectivos íntimos. Con el buitrón como espacio “social”, Arguedas nos muestra que la lúdica en el mundo andino siempre está presente en las rondas musicales.

[Leer más …]