Que fue del Juez que Negó la Adopción de Niños a Parejas del Mismo Sexo?

Siendo el año 2019 aún sigue circulando un post en redes sociales que muestra un argumento de un Juez de la Corte de Familia del Estado de Kentucky (USA) relacionado con su oposición a la adopción de niños por parte de parejas del mismo sexo. Por cierto, el caso es del año 2017 y no ha quedado solamente en dichas declaraciones, pues hubo mas…

Fuente imagen: Lexington Herald Leader. Fuente post: Nadie Menos (Facebook)

A pesar de todo el esfuerzo por querer mostrar las declaraciones de este Juez en las redes sociales como “un argumento a favor del niño”, un “argumentazo” o uno “a favor de la familia”, lo cierto fue que este juez fue sancionado por faltas a la ética profesional por la Comisión de Conducta Judicial del estado de Kentucky, que es la agencia estatal responsable de investigar las denuncias por faltas a la ética profesional e imponer sanciones de inhabilitación a los jueces de la jurisdicción por dichas faltas.

Luego de tan lamentables declaraciones, la Comisión acusó al Juez W. Mitchell Nance en septiembre de 2017 de múltiples violaciones de las reglas de ética judicial, incluidas aquellas que prohibían los prejuicios o prejuicios basados ​​en la orientación sexual.

Nance atrajo la atención nacional en abril de 2017 cuando manifestó que ya no escucharía los casos de adopción relacionados con “fiestas homosexuales” porque indico que permitir que una persona gay adopte nunca podría ser lo mejor para el niño. Debido a esto, la Comisión decidió declarar culpable de conducta inapropiada a Nance por afirmar que era correcto negar las audiencias para casos de adopción que involucraran a parejas gays y lesbianas.

El código de conducta judicial de Kentucky requiere que los jueces “decidan los casos de manera justa e imparcial de acuerdo con la ley”.

La Comisión citó cánones que exigían a los jueces promover la confianza pública en la integridad e imparcialidad del poder judicial y prohibir los prejuicios basados ​​en la raza, el sexo, la religión, el original nacional, la discapacidad, la edad, la orientación sexual o el estatus socioeconómico, entre otros. “La negativa del juez Nance a escuchar y decidir los casos de adopción que involucran a homosexuales es una violación de dichos Cánones”, señaló la sanción.

Desde mi perspectiva, señalar que el niño no es un producto para satisfacer un anhelo emocional, ideológico o político, resulta un argumento muy falaz ya que también sería un anhelo en el caso de las llamadas parejas “tradicionales”. Asimismo, oponerse a este tipo de adopciones basándose solo en postulados de la fe religiosa conservadora sin un conocimiento real de lo que las relaciones del mismo sexo implican y significan para estas personas, convierte dichos argumentos en simples especulaciones y suposiciones sin fundamento real.

El interés superior del niño apunta a que el menor tenga el derecho a tener una familia que incentive su desarrollo físico, espiritual y emocional preparándolo para su futuro desenvolvimiento en la vida en sociedad no interesando cual sea la configuración de la familia de donde este futuro ciudadano provenga (adoptiva, homoparental, monoparental, de acogida, ensamblada, etc.).

Por ultimo, las sociedades no son meros contextos estáticos sino dinámicos, y evolucionan con el tiempo siempre favoreciendo la libertad y la ampliación de los derechos de toda persona. La historia ha demostrado que la libertad siempre se ha impuesto ante la represión contra la humanidad. Pretender ignorar esto es una simple negación antojadiza y un argumento vacío. Por lo tanto, este “argumentazo judicial” al final fue sancionado por ser discriminatorio y falto de ética profesional.

Fuentes:

courierjournal

13wbko

advocate

lawandcrime

usatoday

lambdalegal