Partidos políticos en los años siguientes a la Guerra del Pacífico

[Visto: 795 veces]

El siguiente post fue redactado como parte del examen parcial de Historia del Perú V en el 2013-1

Tras el fin de la Guerra del Pacífico, y a partir de 1884, se advierte la necesidad de una revolución en la vida política peruana, siendo fundamental para ésta, la formación de partidos políticos. De este modo, para dicho año, se formaron el Partido Liberal, el Partido Constitucional, el Partido Demócrata. Posteriormente, se formará la Unión Nacional en 1891 y reaparecerá el Partido Civil en 1895.El Perú, incluso antes de la guerra de 1879, estaba sumergido en una dificultad política. Para 1870, el único partido político que existía era el Partido Civil. De este modo, la firma del Tratado de Ancón de 1883, encuentra al país en un momento sumamente difícil: no existía una autoridad constitucional y el país estaba viviendo un período de anarquía. Esto se debió a que, para 1880, había culminado el gobierno del presidente Prado; en 1879, Nicolás de Piérola asumió el poder de facto; para cuando se produjo la ocupación de Lima por parte del ejército chileno, la junta de notables nombró como presidente provisional a García Calderón, y luego, con el ‘grito de Montán’, Iglesias entró al gobierno.

Con la tercera generación de liberales, se funda en 1884 el Partido Liberal. Este partido sostenía en sus principios y estatutos que “perfeccionará y afianzará las conquistas ya alcanzadas en pro de la libertas y propenderá a la adquisición de otras nuevas, con labor gradual y lenta, pero firme”.

Por su parte, Partido Constitucional giró en torno a la figura de Andrés Cáceres. Éste, estaba formado por aquellos que apoyaban al caudillo –hacendados, campesinos e incluso desertores del pierolismo-, y por aquellos que lucharon junto a él durante las campañas de resistencia. Así, uno de sus principales objetivos fue elevar a Cáceres a la presidencia en 1886. El discurso de este partido político, como su propio nombre lo indica, giraba en torno al respeto a la Constitución de 1860. Su dirección, a cargo de una Junta Central Directiva, tenía su sede en Lima.

Por otro lado, su organización, como sostiene Millones, contaba con una estructura desarrollada que buscaba extenderse a todo el país. Sin embargo, al igual como considera este autor, es posible que la defensa de la Carta Magna haya sido más bien un pretexto para luchar por el poder durante esos años.

Partido Demócrata, el cual giraba en torno a la figura de Nicolás de Piérola, fue fundado en julio de 1884 y argumentaba en sus principios –promulgados en 1889- la necesidad de una Democracia; no obstante, democracia entendida no como la igualdad ni la nivelación absoluta entre los asociados, sino más bien la necesidad de tener una clase superior, pero no formada de nacimiento, sino por las cualidades personales.

Para abarcar a todos los partidos formados en posteriormente a la guerra del Pacífico, es necesario mencionar, aunque sea brevemente, a la Unión Nacional o Radical. Fundando en 1891, es el partido con mayor originalidad entre los constituidos posteriormente a la guerra de 1879. Si bien es un partido de un grupo cerrado, intentará introducir un pensamiento radical en la política peruana, en el cual resaltaban tanto el anticlericalismo como la defensa del libre pensamiento.

Partido Civil reapareció en 1895 y comenzó a recomponerse tras las firma del Contrato Grace; no obstante, las figuras del partido no se renuevan. A diferencia del Partido Demócrata, el Partido Civil contaba con una segunda generación, representada en la figura de José Pardo, quien no fue un caudillo. Su organización estaba conformada entre diversas Juntas subordinadas a las Asambleas Generales y la Junta Central Directiva, y debía existir una cooperación a la realización de los fines y resoluciones del partido.

Tras lo expuesto, y siguiendo el planteamiento de Millones, se puede considerar que en muchas de las principales agrupaciones políticas durante estos años, las diferencias en los principios ideológicos tuvieron muy poco peso.

Asimismo, el respeto a la Constitución fue esencial en el planteamiento de los partidos antes citados; no obstante, el tema religioso es uno de los puntos donde se encuentra la diferencia como los propuesto tanto por el Partido Radical como el Partido Liberal, quienes buscaban una libertad de culto. No obstante el interés de estos partidos por tratar de solucionar los problemas pendientes de la reconstrucción apuntando al orden tanto político y social, no llegaron a cumplir las expectativas de la sociedad en su totalidad. Debido al aún existente caudillismo en estos partidos, tras la muerte del líder, estas agrupaciones tendían a desaparecer o a perder presencia política.

————

Bibliografía

DÁVALOS, Pedro. La primera centuria. Tomo I. Lima: Liberia e imprenta Gil, 1919

GUERRA, Margarita. Historia General del Perú. XI. La República Aristocrática. Lima:
Editorial Milla Batres, 1984

MILLONES, Iván. “Los caceristas de la República Aristocrática: composición social,
intereses y principios del Partido Constitucional (1895-1919)”. En Histórica. Vol.
XXVIII. N°2. Lima: Pontificia Universidad Católica del Perú- Departamento de
Humanidades, 2004. Pp. 137-172

PANIAGUA, Valentín. Manuel Pardo y el Partido Civil. Apogeo y crisis del primer
partido político del Perú.
Lima: Fondo Editorial del Congreso, 2009

PARTIDO CIVIL. Reglamento del Partido Civil. Lima: Tip. de El Lucero, 1907

PARTIDO DEMÓCRATA. Declaración de principios. Lima: Tip. La Voce D’Italia, 1912

PARTIDO LIBERAL. Programa y estatutos del Partido Liberal. Lima: Emp. Tip. Unión, 1912

Partido político

Año de fundación

Partido Civil

1872

Partido Constitucional

1884

Partido Demócrata

1885

Unión Nacional

1891

Partido Liberal

1901

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *