Las Corografías coloniales

[Visto: 779 veces]

Las corografías coloniales son un tipo de descripción de una ciudad. Una fuente muy popular en España, también llegó al Perú, con las mismas convenciones, para exaltar las ciudades del virreinato. Entre las convenciones de las corografías, las cuales se encuentran en todas las redactadas, se encuentran: la descripción y ubicación de la ciudad, la flora, la fauna, la etimología e historia, interés comercial y el dar cuenta de que es una justa y bien gobernada república. Para la elaboración de las corografías, están muy presentes las exaltaciones y adjetivos superlativos, los cuales generan al lector la impresión de que la ciudad es un auténtico paraíso.

Entre los intereses de las corografías se encuentran el conocimiento de la ciudad que se está describiendo, su historia y etimología, la geografía, ubicación de pueblos o islas cercanas, la organización eclesiásticas y administrativa, la flora y fauna; y especialmente, la formación intelectual del autor. Por otro lado, las corografías también sirvieron para presentar posturas de las ciudades en conflicto. Así, el doctor Pedro Guibovich explica, en un artículo que se encuentra en el reciente libro editado por la doctora Cristina Mazzeo, el problema ocurrido entre el Cuzco y Lima por ser consideradas “la ciudad más principal de estos reinos del Perú”.

En este caso, la ciudad del Cuzco argumentaba su legitimidad al título por ser una ciudad más antigua que Lima y capital del desaparecido Tahuantinsuyo, además de poseer, e interpretar a su modo, un documento proveniente de España. Por otro lado, Lima argumentaba que era ella la capital del virreinato y por lo tanto, la más importante. Del mismo modo, Lima era importante porque en ella se encontraba el centro intelectual, representado en la Universidad, la imprenta y aún más importante, la sede del gobierno virreinal.

Si bien las corografías son una fuente importante para conocer la visión de la ciudad que se estaba describiendo, esta posee también algunas limitaciones. En primer lugar, se deben leer bajo las convenciones del género corográfico, debido a su subjetivismo y exaltación en la descripción. Si no se conocen las convenciones de este género, se puede caer en una mala interpretación de la fuente. Por otro lado, al momento de su lectura, es necesario que se le compare con otras fuentes del mismo género, ya sea de otros autores que describan otra ciudad, dado que pueden considerar aspectos negativos de otra ciudad con el propósito de elevar la suya.

La lectura de las corografías de una ciudad son leídas, principalmente, por los habitantes de dicha ciudad, con el fin de sentirse orgullosos, conocer su historia y demás características que se muestran en la fuente.

Puntuación: 5.00 / Votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *