Archivo de la etiqueta: Peru

El Perú, la COP20 y el discurso del Ministro del Ambiente en Varsovia 2013

[Visto: 8413 veces]

La confirmación de que la COP20 se realizará en el Perú en el 2014 es un enorme responsabilidad para el Perú por varias razones:

Somos uno de los paises más vulnerables al cambio climático y al mismo tiempo megadiverso en fauna y flora. Además tenemos la mayor cantidad de glaciares tropicales, y somos la fuente de cosecha de agua que da lugar a la amazonía, el pulmón más grande del planeta.

La civilización andina domesticó gran parte de las variedades de plantas comestibles que hoy alimentan al mundo. Nuestro país, junto con los países andinos, es un laboratorio natural que puede servir nuevamente de base para generar tecnologías de adaptación al cambio climático.

Una de las propuestas de los países en desarrollo es crear una división de las Naciones Unidades cuyo objetivo sea promover la adaptación al cambio climático, pienso que la sede debe ser una ciudad del Perú.

El Perú tiene también la responsabilidad de mostrar lo que se está haciendo y lo que se está pensando hacer para enfrentar el calentamiento global. Nuestro problema no son las emisiones, insignificantes para los estándares de los países desarrollados, son los efectos del cambio climatico que de acuerdo con el último Informe de Desarrollo Humano, amenza la vida y el bienestar de nuestra población.

Hay claro otras responsabilidades en el campo diplomático. Por ejemplo qué haremos para concertar mejor la posición de los países latinoamericanos, cómo promoveremos los acuerdos intermedios de modo que se llegue a la conferencia de Lima con mayores posibilidades de avanzar en lo que será el nuevo tratado sobre el cambio climático que se firmará en Perís en 2015.

Tenemos también retos organizativos, este es tal vez el evento más grande que se haya realizado en el Perú, y segurmanete agitará las demandas internas que con razón o sin ella deben ser previstas.  Valdría la pena que sea la COP de menor impacto ambiental, si ello es posible.

Y como para señalar los primeros pasos hacia la conferencia, agergamos aquí  el video con la presentación del Ministro manuel Pulgar Vidal:

20131130-pmpv_varsovia.png

Documentos:

Hoja de ruta de Bali (PDF)

Plataforma de Durban: “La plataforma de Durban es el nombre del conjunto de acuerdos alcanzados en la XVII Cumbre del Cambio Climático (COP17) , que se celebró del 28 de noviembre al 11 de diciembre en la ciudad sudafricana de Durban, e incluye un segundo periodo del Protocolo de Kioto, el mecanismo que debe regir el Fondo Verde para el Clima y una hoja de ruta para un nuevo acuerdo global.”

BALANCE DE LA CONFERENCIA DE DURBAN: revisión de los principales resultados y el camino a seguir

Sigue leyendo

Más calor menos desarrollo

[Visto: 1100 veces]

Reproducimos aquí la nota de prensa del PNUD en torno al Indice de Desarrollo Humano 2013 del Perú y su relación con el cambio climático. 28 nov 2013

“Entre 1980 y 2012, el Índice de Desarrollo Humano del Perú creció 28%: la esperanza de vida al nacer aumentó en 14.2 años; la escolaridad de los peruanos se incrementó en 3.2 años y el Ingreso Nacional Bruto per cápita aumentó en alrededor de 60%.Sin embargo, el progreso logrado podría verse en riesgo por los efectos negativos del cambio climático, según el nuevo informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) lanzado hoy en Lima.

20131130-idh2013.png

Los eventos extremos, que en lo inmediato reducen el bienestar y destruyen los activos de las personas, pueden desencadenar procesos que conduzcan, en el mediano y largo plazo, a un sustancial deterioro de las capacidades y oportunidades en nutrición, salud, educación e ingresos. El presente Informe sobre Desarrollo Humano (IDH) Perú 2013. Cambio climático y territorio: Desafíos y respuestas para un futuro sostenible, muestra, en base a una serie de estudios y análisis de diversas instituciones, la situación en la que se encuentra el Perú desde el enfoque de la vulnerabilidad y ofrece una serie de respuestas que pone a disposición del país. Si bien el Informe reconoce que el cambio climático también trae oportunidades, es necesario conocer la situación para poder actuar.

El Perú es uno de los países más vulnerables al cambio climático; coexisten en el país una combinación de alta exposición y sensibilidad, con debilidades en la capacidad de respuesta. El cambio climático afecta al desarrollo humano de manera diferenciada, con mayores impactos en los sectores más vulnerables y pobres de la población acentuando los problemas de equidad y exacerbando brechas sociales. En general, las personas que habitan en países en desarrollo corren un riesgo 79 veces mayor de ser afectadas por los desastres que aquéllas que viven en países desarrollados.

El Informe destaca los importantes avances en la construcción de resiliencia por parte del Estado y de actores no estatales. Sin embargo, aún hay una brecha entre la realidad de este desafío y la toma de conciencia sobre el mismo por parte de la sociedad y sus líderes. El Informe busca contribuir a cerrar esa brecha, y pone a disposición del país una serie de recomendaciones para acelerar, fortalecer y profundizar las capacidades y los esfuerzos existentes.

IDH

Según este Informe, a pesar del progreso económico del Perú, el lugar de nacimiento sigue siendo determinante en las oportunidades y la libertad que tienen las personas para elegir la vida que desean. El IDH 2013 muestra que la mayor parte de los departamentos y las provincias del Perú han mejorado en desarrollo humano: sólo 25 de las 195 provincias del Perú redujeron su IDH entre 2011 y 2012, y 38 tuvieron crecimientos de su IDH superiores a 5% en el mismo período. Los IDH más bajos siguen localizados en la sierra y especialmente en los territorios con predominancia rural. Las 20 provincias con IDH más bajo están en los departamentos de La Libertad (4), Cusco (4), Apurímac (3), Ayacucho (3), Piura (2), Huánuco (2), Ancash (2) y Amazonas. Éstas son provincias predominantemente de áreas rurales altoandinas y en menor medida de selva, marcadas por una alta incidencia de pobreza extrema y por la ausencia de acceso de servicios sociales básicos de calidad.

Las 20 provincias con IDH más alto en 2012 se ubican en los departamentos de Moquegua (2), Lima (4), Madre de Dios (2), Arequipa (3), Tacna (2), Callao, Ica, La Libertad, Ancash, Cusco y San Martín. De éstas, 6 son provincias en las que están las capitales de departamentos. Otras son provincias en las que se ha registrado un incremento en los ingresos familiares, probablemente por un mayor dinamismo económico determinado por actividades extractivas, como la minería, la pesca (especialmente la industrial) y la agro-industria. Cuando se examinan los componentes del IDH y se hace un ejercicio de abstracción del componente de los ingresos, algunas de las provincias con IDH alto quedan rezagadas debido a que el incremento del componente de ingresos no ha sido acompañado por el de salud o logros educativos. Éste no es el caso de provincias como las de Ilo y Mariscal Nieto en Moquegua, las cuales se ubican en los dos puestos superiores del ranking; pues en ellas el mayor ingreso de las familias ha tenido un correlato significativo en la mejora de logros educativos.

El contexto

En el último periodo, eventos de extrema intensidad han abatido distintas regiones del país: la cota más alta registrada en el río Amazonas inundó la ciudad de Iquitos en abril del 2012; la crecida más grande registrada en el río Rímac amenazó la capital en diciembre del mismo año; la lluvia más intensa y prolongada registrada en Arequipa afectó seriamente la ciudad en febrero del 2013; y, hace muy poco, una nevada sin precedentes acumuló durante 48 horas un metro y medio de nieve en la provincia de Carabaya (Puno) y otras zonas del sur andino.

Los conocimientos acumulados hasta hoy sobre el cambio climático permiten suponer razonablemente que es posible que se produzca un escenario en el que los trastornos del clima, derivados del incesante calentamiento global, puedan alcanzar una dimensión capaz de detener y revertir el progreso económico y social del Perú. Dicho de otro modo: en el largo plazo, lo peor está por venir, y esto cobra especial significado cuando de desarrollo humano se trata.

El cambio climático es la raíz de una crisis humana actual, no del futuro lejano. Entre 1880 y 2012, la temperatura promedio global aumentó 0,8 °C debido a la intensificación del efecto invernadero. Para el año 2100 la temperatura media podría incrementarse, según el escenario menos desfavorable, en 0,3 °C; y en un escenario extremo, hasta en 4,8 °C. Esto podría provocar  escenarios catastróficos e impredecibles para la humanidad.

En el Perú, la temperatura en los Andes aumentó alrededor de 0,7 °C entre 1939 y 2006. En un escenario de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) altas. Al finalizar el siglo XXI se produciría un calentamiento considerable de 5 °C a 6 °C en muchas partes de los Andes, y los mayores aumentos sucederían en los puntos más elevados de la Cordillera Blanca.

Se estima que para el año 2050, incrementos de 2 °C en la temperatura máxima y de 20% en la variabilidad de las precipitaciones generarían una caída promedio en la tasa de crecimiento anual de 0,67%, según el Banco Central de Reserva (BCR). Si no se toman medidas adecuadas al respecto, el PBI de 2050 será entre 20% y 23,4% menor del que se lograría en un escenario sin cambio climático.

Recomendaciones

El Perú será anfitrión de la vigésima Conferencia de las Partes (COP-20) de la Convención Marco sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas en diciembre del 2014, lo que hace necesario poner en evidencia las iniciativas de política que está tomando el país para cumplir con los acuerdos internacionales sobre el tema y asumir un papel más activo en el proceso mundial de negociaciones.

Si bien el informe pone a disposición recomendaciones de políticas y acciones específicas para cada uno de los temas, también reconoce grandes avances en muchos aspectos impulsados por las diferentes entidades estatales.

Existen tres ejes principales de políticas que deberían aplicarse transversalmente para lograr mejoras. El primero es la información e investigación, pues para poder predecir y mitigar los efectos del cambio climático, son necesarios estudios adecuados a la diversidad de climas, pisos ecológicos y condiciones socioeconómicas que caracterizan al territorio nacional. El segundo es la construcción de una institucionalidad estatal con capacidad de gestión territorial y articulación transversal para enfrentar los retos del cambio climático. Finalmente, se requiere un soporte financiero y presupuestal para implementar las políticas planteadas en materia de adaptación y mitigación del cambio climático.”

Sigue leyendo

MAR PERUANO Y CAMBIO CLIMÁTICO

[Visto: 2336 veces]

Una de las preocupaciones alrededor de este tema es que con el calentamiento global aumentará el nivel de los océanos y por tanto se inundarán las partes bajas de las costas de todos los continentes. Ante tal pronóstico cualquiera los peruanos nos preguntamos qué pasará ¿desaparecerán las playas? ¿Se inundarán las ciudades y pueblos costeros? ¿En qué plazos? ¿Qué medidas podemos tomar?

20131020-costa.png

Cabe agregar además señalar que el cambio climático tiene también un impacto en el imaginario social, y atribuimos cualquier contingencia de la naturaleza al calentamiento global.

Una primera cosa que hay que tener en cuenta al analizar los fenómenos de la naturaleza es que sus plazos son mayores que nuestras vidas, incluso más que varias generaciones, y en algunos casos los tiempos se cuentan por millones de años sino más. Así, geológicamente hablando somos un continente nuevo, nuestras cordilleras, valles y planicies continúan transformándose, crecen en algunas partes y se reducen en otras. La prueba de ella son los innumerables movimientos sísmicos, la mayor parte no percibidos por nosotros (ver mapa). Los andes crecen en promedio 5 milímetros por año, mientras el mar lo hace en 3,1 milímetros promedio por año.

20131020-peru_sismos.jpg

Así como las cifras promedio esconden que los andes crecen 27 milímetros/ año al sur de Chile, el mar aumenta su volumen más rápidamente en las costas de Nueva Guinea, y menos en las del Perú. En nuestro caso por ejemplo el aumento por dilatación térmica (calor) esta contrarrestado por la presencia de la corriente fría de Humboldt. De otro lado, el descongelamiento de los polos incide también en la masa de agua tiene comportamientos diferentes, en el norte la liberación de metano del permafrost como efecto del calentamiento acelerará el deshielo; en la Antártida al sur el deshielo aumenta, pero al parecer a una velocidad menor (Nature Geoscience 6). Otro asunto son los vientos cuyo efecto sobre la turbulencia superficial también es importante.

20131020-antartica.png

En suma la posibilidad de eventos catastróficos en la costa peruana producidos por cambios en el nivel del mar sería nula.

Sigue leyendo

Clima y oleaje

[Visto: 1020 veces]

Como señala el ingeniero Rodolfo Rodríguez de la UDEP, el oleaje es un fenómeno que se presenta entre los meses de mayo a octubre década año, y probablemente se extenderá hasta esa fecha. Lo que no sabemos es porque se presenta con más fuerza este año, ni si tiene relación con otros eventos como el aumento del nivel del mar, cambios en intensidad o patrones de viento en el pacífico sur. Han ocurrido además otros eventos en la costa peruana como la reducción de áreas de recreación en las playas de la costa norte del país. No conocemos tampoco de estudios estadísticos que den cuenta de cómo evoluciona este fenómeno en el tiempo, así que trataremos de aprender algo sobre el tema teniendo en cuenta de los que se sabe en otras partes.

20130714-p_peru_maxenergy_animated_cc23.gif

Como señala Rodríguez en su nota un mar encrespado que cierra como en este caso el 76% de los puertos y caletas son malas noticias para los pescadores y los consumidores de pescado, de modo que la noticia de que se prolongará esta situación no es buena.

El estudio Projected changes in wave climate from a  multi-model ensemble señala que hay un patrón de cambio en el comportamiento de los mares, así tendríamos que el hemisferio norte está entrando en un periodo de calma, mientras que el hemisferio sur entra en uno de agitación.

El estudio, publicado en Nature Climate Change en enero de este año (13 de enero), prevé un aumento de la altura de las olas en el rango de 20 y 30 centímetros en un área de al menos siete por ciento de la superficie de los océanos del mundo. Esto se debe a la intensificación de los  vientos del oeste hacia los polos en el hemisferio sur, como resultado de cambios climáticos.

En teoría sin embargo ello no afecta nuestro espacio inmediato. Según el estudio las zonas vulnerables serían Antártida, Australia, Indonesia y Papúa Nueva Guinea.

Nobuhito Mori, uno de los autores del estudio dijo a SciDev.Net que las olas más altas son perjudiciales para el desarrollo de las algas y evitando que las plantas se asienten.

También agregó que podrían afectar a los arrecifes de coral y traer cambios en la morfología costera. En nuestro caso vale la pena tener en cuenta sus efectos sobre los campos de algas al sur (Ica, Arequipa), y los manglares en el norte (Tumbes).

Materiales y recursos

Sigue leyendo

Buscando caminos para estimar el impacto del cambio climático sobre los glaciares tropicales

[Visto: 7684 veces]

Uno de los grandes problemas para estimar el impacto climático en nuestro país, y por lo tanto precavernos de sus consecuencias, es la falta de información y de medios para obtenerla en la cantidad y calidad necesaria producto nuestra histórica la debilidad institucional. La consecuencia es que los modelos de interpretación climática desarrollados en otros países resultan inaplicables en el nuestro, por ello trabajos como los de Salzmannet.al. “Glacier changes and climate trends derived from multiple sources in the data scarce Cordillera Vilcanota region, southern Peruvian Andes” (2013) publicado por The Cryosphere es importante ya que presentan alternativas para estimar los efectos del calentamiento global en la cordillera de los Andes, y en particular en el Perú.

20130130-troposfera.png

Resumimos aquí el contenido del artículo (la traducción es nuestra):

El papel de los glaciares como reservorios temporales de agua es particularmente intenso en los trópicos por el contraste entre las estaciones secas y húmedas. La rápida retracción de los glaciares causada por el cambio climático es fuente de grandes preocupaciones, y quienes toman las decisiones requieren urgentemente de información y estimaciones sobre las tendencias de las masas de hielo en los glaciares, y evaluación de las escorrentías. Sin embargo, en las lejanas áreas de montaña, la cobertura espacial y temporal de datos es muy escasa, además de complicada por la alta variabilidad espacial y temporal en regiones de compleja topografía. Nosotros presentamos aquí una propuesta para tratar con estas limitaciones. Para la cordillera del Vilcanota (Andes al sur del Perú), la segunda más importante área de glaciares en el Perú (después d la cordillera Blanca) y que comprende la capa de hielo del Quelcaya, nosotros incorporamos una amplia nulti decadal colección de datos disponibles sobre glaciares y clima obtenidos de diversas fuentes (imágenes satelitales, estaciones meteorológicas y reanálisis climáticos), y analizamos los cambios respectivos para el área y volumen de los glaciares, así como para las tendencias relativas a la temperatura del aire, precipitación y de manera más general para la humedad específica. Si bien hemos encontrado cambios en los glaciares sólo marginales entre 1962 y 1985, se ha producido una pérdida masiva de hielo desde 1985 (alrededor del 30% de la superficie y cerca del 45% del volumen). Estas cifras corroboran altos estudios de otras cordilleras glaciares en el Perú. Los datos climáticos muestran en general un aumento moderado de la temperatura del aire, y tendencias de cambio muy débiles en las cantidades de precipitación, que probablemente no pueden explicar por completo la sustancial pérdida de hielo observada. Por ello discutimos aquí que el probable aumento de la humedad específica en la alta troposfera, donde se encuentran y llegamos a la conclusión de que desempeñó un papel importante en la masiva pérdida de hielo observada en la Cordillera Vilcanota en las últimas décadas.
FFR

Sigue leyendo

Cambio climático, calentamiento global, los Andes se deriten

[Visto: 2098 veces]

Todo parece indicar que de continuar las tendencias actuales, en las próximas décadas a lo más, los glaciares andinos desaparecerán. Adiós a la Coordillera Blanca, el Huaytapayana, Pariacaca, Cotopaxi, Aconcagua, Salcatay, Illimani y demás apus de nuestros antepasados. A los periodos de abundancia de agua producto del deshile le sucederá la escasés. Conviene que los seis países que compartimos este problema se pongan a trabajar en proyectos de manejo de aguas de lluvia (encauzamientos, infiltraciones, represamientos, etc.) para conjurar estos riesgos.

20130129-deshielo.jpg

Un estudio sobre este tema nos lo brinda la revista The Cryosphere en su artículo “Current state of glaciers in the tropical Andes: a multi-century perspective on glacier evolution and climate change” (Rabatel et. al, 2013) en cuyo abstract se señala lo siguiente (la traducción es nuestra):

El propósito de este documento es brindar a la comunidad un panorama comprensivo del los estudios sobre los glaciares en los andes en épocas recientes y su actual estado en el contexto del cambio climático. En términos de superficie y dimensiones los glaciares andinos se han tenido una disminución en las últimas tres décadas, que no tiene precedentes desde su máxima extensión durante la “pequeña edad del hielo” (mediados del siglo XVII a principios del siglo XVIII). Los cambios en el balance de masas, aunque han tenido esporádicos incrementos en algunos glaciares, nos muestran que las tendencias han sido negativas en los últimos 50 años, el déficit anual medio de balance de masas de los glaciares en los andes ha estado ligeramente por encima de los computado a escala global.

El punto de quiebre ocurre a fines de 1970s con un decrecimiento medio anual del balance de masas de -0,2 m.w.e. en el periodo 1964-1975 a -0.76 m.w.e. en el periodo 1975 – 2010.

Adicionalmente, si bien los glaciares se retraen en todos los andes, ello es más pronunciado en el caso de los pequeños glaciares en zonas más bajas que carecen de zonas de acumulación permanente, los cuales podrían desaparecer en los años/décadas que vienen. Las medidas mensuales del balance de masas en Bolivia, Ecuador y Colombia muestran que la variabilidad de la temperatura de la superficie del océano Pacífico es el principal factor que gobierna la variabilidad en el balance de masas a escalas decadales. Las precipitaciones no muestran una tendencia significativa en los andes tropicales durante el siglo XX, y consecuentemente no explican la recesión de los glaciares.

De otro lado, el significativo incremento de la temperatura aun en a tasa de-0.10°C por década -1 en los últimos 70 años. La alta frecuencia de los eventos de El Niño y cambios en la ocurrencia temporal y espacial desde los 1970s, junto con el calentamiento de la tropósfera pueden explicar mucho de la reciente y dramática contracción de los glaciares en esta parte del mundo.

Sigue leyendo

Cambio climático y contaminación de cuencas y ríos en el Perú

[Visto: 3940 veces]

El cambio climático en el Perú está afectando la disponibilidad de agua en la costa y parte de la sierra, y ya se ven surgir conflictos alrededor de este recurso. En Cajamarca el movimiento contra la Mina Conga se sustenta en la defensa del agua de las lagunas de las partes altas de Celendín, en el caso de Tía María (al sur del país) este fue el tema y será necesario desalinizar agua de mar.

20121018-agua.jpg

Las regiones de Arequipa y Cusco, como las de Ica y Huancavelica, Piura y Lambayeque, Moquegua y Puno, tienen diferencias respecto del uso de lagunas y desvío de cauces en los límites de sus respectivas jurisdicciones. En Ancash los problemas en torno a las aguas de la laguna Parón que se surte del deshielo de la cordillera, es materia de discusión entre campesinos y productores de energía eléctrica. La mayoría de ríos se encuentran con altos índices de contaminación como resultado del uso de fertilizantes, vertimientos de residuos mineros, industriales y domésticos, de modo que en muchos casos “el agua que no se puede beber hay que dejarla correr” o sufrir las consecuencias. A esto se suman los pasivos ambientales de la nueva y vieja minería que como en Hualgayoc o Cerro de Pasco, envenenan lentamente las aguas y las tierras.

El agua es un bien escaso en la vertiente occidental del Perú y no puede desperdiciarse, el uso de la napa freática se acelera y con ella se afectan reservas sin que las autoridades interpongan medidas efectivas para su buen manejo. Es el caso del valle de Ica que debe recomponer los patrones de uso de este recurso y establecer alianzas con las partes altas de la región vecina de Huancavelica para asegurar el futuro de su principal actividad económica, la agricultura.

La contaminación es un indicador de la importancia que nuestra sociedad le da a las pocas aguas con las que cuenta la región en la que vive la mayor parte de la población del país (52%). En este marco resulta importante el llamado de atención del Colegio de Ingenieros del Perú que tomando como punto de partida los estudios hechos por el Ministerio del Ambiente entre el 2009 y 2010, en las cuencas y ríos de:

• Cuenca del Río Chili
• Cuenca del Río Mantaro
• Cuenca del Río Rímac
• Lago Titicaca
• Bahía El Ferrol
• Río Chillón
• Río Vilcanota
• Río Santa
• Río Madre de Dios y
• Río Hualgayoc en Cajamarca.

20121018-mantaro.jpg
20121018-rimac.jpg

Pronunciamiento del Colegio de ingenieros:

20121018-image002.jpg

CAPÍTULO DE INGENIERÍA AGRONÓMICA Y ZOOTECNIA
COMUNICADO CIAZ Nº 03-2012
ANTE ESTA INFORMACIÓN PÚBLICA, TENEMOS LAS SIGUIENTES INTERROGANTES:

• En el país, desde hace mucho se vienen realizando “diagnósticos” muy bien elaborados, que identifican problemas, causas, entre otros, relacionado a los recursos suelos, agua, aire, entre otros ¿Cuántos diagnósticos se han realizado en las últimas dos décadas en estos temas? ¿Cuántos recursos económicos se han invertido en dichos diagnósticos? ¿De cuántos diagnósticos, dispone el sector público, como ambiente, agricultura, producción? ¿Cuántos diagnósticos han realizado las universidades públicas, en estos temas, como las principales- Universidad Nacional Agraria La Molina, Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Universidad Nacional de Ingeniería, Universidad Nacional Federico Villarreal, Universidad Nacional del Callao?

¿Cuántos planes de recuperación existen, de acuerdo a los diagnósticos realizados, en relación al suelo, agua, aire en las principales actividades económicas (minería, pesca, etc)?
¿Cuántos diagnósticos existen por un mismo tema?
¿Cuál es el presupuesto para “diagnósticos” y “estudios” este año?

• Se han identificado 41 vertimientos industriales y mineros para el Río Rímac y 21 vertimientos de carácter doméstico, casi 19 millones de metros cúbicos por año en aguas residuales, 22 botaderos de residuos sólidos y 40 pasivos mineros. ¿Cuándo pasamos a lo largo del Río Rímac, acaso no lo vemos y no sabemos que se encuentra altamente contaminado desde hace mucho, de un color irreproducible, donde no crece ningún pececillo ni anfibios u otros y dónde no habría quien se atreva a tomar un vaso de esa agua? ¿Por qué no se han tomado medidas, con las evidencias de contaminación que disponen las instituciones públicas y privadas? ¿Por qué no se han denunciado por delitos ambientales a los que han causado y causan tamaña agresión ecológica a la fuente de agua que alimenta a todos los que habitan la capital de la República? ¿Cuál es el impedimento para actuar de acuerdo a ley?

Sigue leyendo

El futuro del mar más rico del mundo en peligro

[Visto: 5858 veces]

El mar peruano es un mar con pocas islas, todas sin agua dulce, inhabitables. Con 3,079.5 km de costa y sus doscientas millas aguas adentro, esta región ocupa un espacio de 617.5 mil km2, lo que la convierte en la segunda del país luego de la selva, y por encima dela sierra y la franja costera.

El mar del Perú tiene varias características que lo hacen especial no solo para los que habitamos en este país, sino también para el mundo.

Lo especial de nuestro mar es la tan mencionada corriente de Humboldt y su relación con la corriente del El Niño, fenómenos que por sus variaciones independientes, y por su interacción, generan cambios en el clima, y en la disponibilidad de especies marinas en las costas del Pacífico, el más grande océano del planeta.

20120830-aves_guaneras.jpg

Puede decirse que el Perú y Australia, cada uno a un lado de la corriente, son sensores sufridos de los cambios que en su desarrollo ocurren. Pero no es de esto que queremos escribir en este post, sino de otro efecto de esta corriente, el de proveernos del mar más rico del mundo. Así es. Las costas del Perú son el espacio en el que emerge una corriente fría llena de comida para nutrir la más abundante y variedad de peces, moluscos y crustáceos conocidas. Es una mezcla de riqueza por cantidad y por diversidad. A diferencia de lo que ocurre en la superficie en la que tenemos tantos microclimas que tenemos de todo pero poco, en el mar hay de todo y mucho.

Esta bendición, de manera similar que ocurre con otras riquezas se ha manifestado de diversas maneras en la historia universal. Sirvió para que los habitantes de la costa juntasen las energías suficientes para construir varias de las culturas más antiguas de América (desde el sVIII AC en adelante). Durante la República sirvió para dilapidar el fertilizante natural más rico del mundo, el guano de las islas, producido precisamente por siglos de NPK en forma de detritus de las aves alimentadas por los peces de este mar.

De la misma manera que toneladas de oro y plata de las Américas dieron vida al comercio y la industria europeas (siglos xvii y xviii), el guano fertilizó miles de hectáreas elevando la productividad de los campos de la misma Europa, facilitando el proceso de industrialización y el desarrollo de la agricultura moderna (s. xix y principios del xx). Pero de esto tampoco queremos hablas, sino en tanto ejemplifica la riqueza de este mar.

“Las ganancias extraordinarias del guano produjeron una era de relativa prosperidad para muchos en el Perú, particularmente para las élites. Aquellos que destacan los impactos positivos que tuvo el auge del guano mencionan el acceso al capital extranjero y el flujo de ingresos que facilitó la creación de los primeros bancos en el Perú, así como inversiones en algodón, nitratos y azúcar. Sin embargo, la percepción de la gran mayoría de historiadores que han estudiado esta etapa de la historia republicana es que la prosperidad del guano fue efímera y que no dejó un legado positivo en la economía peruana o en sus instituciones.” (Vizcarra, 2011)

Luego de liquidar nuestras reservas de guano en poco menos de 100 años, para 1950 descubrimos que el mar era la fuente de tal riqueza y nos lanzamos a la pesca masiva y a la producción de harina de pescado para producir carnes rojas, de aves y sus derivados.

Como alimento para aves, aves ponedoras, cerdos, rumiantes, vacas lecheras, ganado vacuno, ovino, camarón y el desarrollo de la piscicultura, disminuyendo notablemente los costos de producción industrial de estos animales por su rápido crecimiento, su mejor nutrición, la mejora de la fertilidad y la notoria disminución de posibilidades de enfermedades y alto valor proteico.

20120830-human_goals.png

El índice de salud oceánica y nuestro mar – PATRICIA MAJLUF –
Directora del Centro para la Sostenibilidad Ambiental de la Universidad Peruana Cayetano Heredia
El Comercio 29 de Agosto 2012

Los océanos son el recurso más importante del planeta: proveen servicios naturales con un valor estimado de 21 billones de dólares anualmente. En un planeta con 7 mil millones de habitantes, los mares son la principal fuente de proteínas para mil millones de personas y fuente de subsistencia para por lo menos 350millones más. Conteniendo 97% del agua del planeta, los mares moderan nuestros climas, protegen las costas y proporcionan la mitad del oxígeno que respiramos. Lamentablemente, el cambio climático, la sobrepesca, la contaminación y la destrucción de hábitats costeros, entre otras actividades humanas, han alterado los ecosistemas marinos a tal punto que hemos erosionado casi irreversiblemente su capacidad de proveer los bienes y servicios de los cuales dependemos tanto.

Para evaluar el estado de salud de los mares y su capacidad de proporcionar beneficios, un grupo de 60 importantes científicos de todo el mundo acaba de publicar en la revista”Nature” el índice de Salud de los Océanos. Por primera vez se tiene una herramienta que refleja lo que está pasando con nuestros océanos y la implicancia de nuestras acciones sobre los ecosistemas. El nuevo índice está compuesto de

Océanos. Por primera vez se tiene una herramienta que refleja lo que está pasando con nuestros océanos y la implicancia de nuestras acciones sobre los ecosistemas. El nuevo índice está compuesto de 10 categorías u objetivos categorizados de 0 a 100. Un puntaje bajo identifica las oportunidades para mejorar nuestra relación con los mares.

De este estudio se tiene que los océanos de 1 mundo alcanzan solo un puntaje promedio de 60 (sobre 100), con una variación de puntaje de los países que varía entre 36 (Sierra Leona) y 86 (Isla Jarvis). Solo 5%de los países alcanzaron un puntaje mayor a 70, en su mayoría países con altos niveles de desarrollo. Esto se debe a que los países desarrollados tienden a tener una mejor regulación e infraestructura para el manejo de presiones, así como una mayor capacidad para lograr el uso sostenible de sus recursos.

El Perú está en el tercio inferior, con solo 44 puntos, resultado del 0 obtenido en el objetivo l, provisión de alimentos (la fracción de las capturas pesqueras y maricultura orientadas al consumo humano y su sostenibilidad),y el objetivo 7 (la contribución del ecoturismo y recreación a la salud de los océanos, y la subsistencia de comunidades costeras). Claramente esto refleja nuestro uso principal de la pesca para la producción de harinas y aceites para la alimentación animal y el pobre desarrollo del ecoturismo a zonas costeras.

Con miles de años de desarrollo y riqueza basados en nuestros recursos pesqueros y teniendo el mar más productivo del planeta, podría esperarse que el Perú tuviera una mejor relación con el mar y sus recursos. Pero casi no aprovechamos nuestro patrimonio pesquero para alimentar al importante segmento de la población peruana en situación de malnutrición y, en forma general, vivimos de espaldas al mar.

¿Cómo mejorar nuestra relación con el mar?

Primero, beneficiémonos más de nuestra riqueza pesquera: saquemos de la malnutrición a nuestros niños.
Seguro que nuestros fabulosos cocineros pueden hacer que los peruanos finalmente comamos la anchoveta. Si le ponemos empeño, creatividad y eliminamos los incentivos perversos que hacen más rentable hacer comida de animales que alimentación y desarrollo, tenemos suficiente proteína de la mejor calidad para los nuestros y para muchos más en el resto del mundo.

Segundo, nuestra costa tiene paisajes espectaculares y atractivos naturales y culturales de muy fácil acceso que podrían ser fuente de riqueza y orgullo de nuestras poblaciones costeras. Ya existen las tecnologías para casi eliminar el vertimiento de contaminantes al mar. Muchos de estos vertimientos son recursos aprovechables que estamos desperdiciando. Aguas y playas limpias, recursos pesqueros y acuícolas con las garantías sanitarias necesarias, infraestructuras que respetan el medio donde se ubican, comunidades que aprovechan sosteniblemente sus recursos naturales, rescate de nuestra relación milenaria con los mares: la receta para garantizar un mar saludable para todos y para siempre.

AGREGAMOS A LO ANTERIOR UNA COMPARACIÓN DE LOS PUNTAJES OBTENIDOS POR EL PERÚY Y LOS PAÍSES VECINOS.

¿Cómo estamos respecto del resto de Latinoamérica?

Considerando el índice general el Perú está bastante por debajo dela media mundial. Nuestro rico mar esta tan descuidado como el de las repúblicas de Haití y el Salvador, dos países con muy pocos recursos marinos y limitadas capacidades institucionales.

20120831-ocean_index_la.png

¿Qué países podríamos mirar en nuestro entorno cercano para manejar mejor nuestro mar?

Entre los más cercanos debemos mirar a nuestros vecinos Ecuador y Chile. Ambos tiene mejores índices de manejo. Pero veamos más detalles, el índice general tiene como primer componente el cuidado para el uso del mar como fuente de alimentos y como espacio recreativo. Aquí el Perú no obtiene puntaje, Ecuador esta por encima del promedio mundial (24 puntos) obteniendo 28 puntos. Chile se ubica por encima con 32 puntos, pero el país que lo hace mejor es Brasil con 36 puntos.

Veamos qué pasa con la pesca artesanal. El Perú cuenta con 37 mil pescadores artesanales y 9,667 embarcaciones (IMARPE, ). Aquí el Perú no aparece mal ubicado respecto del promedio (87) obtiene 89 puntos, pero Chile alcanza 94 puntos y Ecuador 85.

Veamos qué pasa con la pesca como proveedor de trabajo e impacto en la economía del país. Aquí el Perú nuevamente aparece mal ubicado respecto del promedio (75) obtiene 46 puntos, pero Chile alcanza 90 puntos y Ecuador 85.

Y, cómo tratamos a nuestra biodiversidad marina en el Perú, pues si el promedio mundial es de 83 puntos el Perú tiene 70, mientras Ecuador logra 75 y Chile con las justas alcanza los 84 puntos.

Referencias

Vizcarra Catalina (2011) Guano, compromisos creíbles y el pago de la deuda externa peruana del siglo XIX. Economía Vol. XXXIV, N° 67, semestre enero-junio 2011, pp. 9-39 / ISSN 0254-4415

Conservation International, NAtional Geographic, New Englad Aquarium (2012) Ocean Health is Our Health.

Sigue leyendo

Cambio climático y campesinado

[Visto: 2847 veces]

Esta presentación es más el resultado de mi curiosidad que de un conocimiento profundo sobre el tema, y por tanto esta hecha más de preguntas que de certezas. Me aproximaré primero al fenómeno del calentamiento global y sus consecuencias para nuestro país, luego presentaré algunas características de la agricultura campesina, para luego establecer las relaciones entre ambas realidades.

Flavio Figallo 20-4-09

20120809-promedio_oscilacion_decadal.png

Cambio climático

1. Desde hace casi 30 años científicos de diversas partes del mundo han advertido cambios en el comportamiento del clima cuya más clara, o sintética, manifestación se expresa en un aumento de la temperatura media en todas partes del mundo. La discusión sobre la causa de tal fenómeno pasó de la idea de que podríamos estar atravesando por un ciclo “natural” de aumento de la temperatura, después de todo la historia del planeta registra situaciones similares en la edad media, así como otras muy frías en épocas anteriores. Poco a poco sin embargo se abrió paso a la discusión sobre la correlación primero y a la causalidad luego entre la producción de gases de efecto invernadero (GEI) y calentamiento planetario. Quedó así establecido que las causas son antrópicas y que se trata del más serio problema global.

2. Otro de los aspectos que encierra el problema de cambio climático es el ético. ¿Podemos señalar como responsable a la sociedad industrial a los países desarrollados? ¿Conocían ellos las consecuencias de su modelo? En todo caso ¿Puede individualizarse o distribuirse de alguna manera la responsabilidad? Antes de contestar hay que señalar varias cosas, la primera tiene que ver con el proceso de internacionalización primero y la globalización más adelante, y al respecto ya Adam Smith y Marx advertían de estas tendencias del capitalismo y sus consecuencias negativas sobre el entrono, bien ilustradas por escritores de la época. La idea de que con la internacionalización del comercio y de la industria sobrevendría también la de una polución generada por la actividad humana capaz de envenenar la atmósfera es sin embargo una reflexión posterior. Lo segundo que debemos agregar es sobre concepto de responsabilidad: Como señala Bonilla (2008) sobre este asunto Hans Jonas escribe su obra “El principio de Responsabilidad: Ensayo de una ética para la civilización tecnológica” en 1984 argumentando la necesidad de incluir un vector de tiempo en la reflexión sobre la ética, la humanidad en tanto reorganizadora de la naturaleza debe hacerse responsable de ella, y de las consecuencias no previstas de sus acciones en bien de las generaciones futuras, y por tanto las sociedades tienen el “deber de saber” que puede pasar. En tercer lugar tenemos algunos elementos científicos que sumar al asunto de la responsabilidad, los científicos se interesan cada vez más en la atmósfera, y del planeta como totalidad luego de las primeras imágenes del planeta vista desde el exterior, y dan la s primeras alarmas hacia fines de los setenta, pero no sino hasta 1988 que se incorpora a la agenda mundial.

3. Hay que señalar también que el sinnúmero de inferencias que están detrás de la explicación de las causas del calentamiento hace todavía dudar a unos pocos sobre el origen antrópico –la EPA de USA lo acaba de hacer – y a otros sobre la posibilidad de controlar el clima y aprovechar sus efectos positivos (explotar minas y petróleo en el ártico). En cualquier caso el hecho es que aumenta la temperatura media constantemente, y que si sigue así nos extinguiremos. Respecto de los gases invernadero, y en particular el CO2, baste decir que nuestra contribución podría ser de 0,4% (CONAM: 2007), y digo podría, porque investigaciones recientes del IMARPE (2008) revelan que nuestro mar no es un sumidero CO2, si no más bien un productor.

4. De otro lado, como suele suceder los modelos y mediciones respecto de este asunto provienen de las academias europeas y norteamericanas, y se enfocan en sus intereses. Sin embargo, nuevas predicciones y cálculos más precisos han comenzado a llegar desde otras partes del mundo incorporándose a la discusión que sobre el tema conduce el IPCC (Foro internacional sobre el cambio climático). En Latinoamérica es Brasil el país con mayor desarrollo independiente en esta materia, seguido probablemente de Chile y Argentina. En cualquier caso tanto los registros, como los modelos de interpretación son aún un problema para entender que esta ocurriendo con el clima en nuestra región, y particularmente en el Perú; pero no hay duda que en el futuro serán base para las negociaciones internacionales.

5. Los modelos actuales señalan que será esta zona del planeta, la de los andes y la cuenca amazónica, una de las más afectadas por los cambios climáticos, y se alude al estrés hídrico y la desertificación. Las evidencias de desglaciación confirman la tendencia, sin embargo existen otros fenómenos en la región y en el hemisferio sur que complican las predicciones. El fenómeno del Niño y la oscilación sur (ENSO) es uno de ellos, la corriente de Humboldt, la transversalidad de la cordillera de los andes, la magnitud de la selva amazónica, la masa oceánica del hemisferio sur y las características del polo sur son otras.

6. Sobre la información climática nacional y regional nuestro conocimiento es aún bastante precario, ello tiene que ver no solo con la insuficiencia de nuestra infraestructura tecnológica (número de estaciones meteorológicas, no contamos con un satélite nacional) sino también con el hecho de que no se ha hecho una síntesis del saber acumulado, y con la falta de capacidad de cooperación e intercambio de información científica entre las instituciones responsables. (Situación que esperamos se resuelva con la creación del Ministerio del Ambiente).

7. De acuerdo con los meteorólogos, el fenómeno ENSO es responsable de las variaciones interanuales y la oscilación decadal del pacífico (ODP) parece válida para ciclos más largos. Los Niños se corresponden con escalas de tiempo de uno a dos años, y las ODP son del orden de 12 a 20 años (Icochea y Olivera: 2006)

8. De las 7 cuencas estudiadas para la región amazónica que comprende desde la selva del Cuzco por el sur, hasta la unión del Huallaga con el Ucayali en el norte, todas (Requena, Chazuta, Puerto Inca, Maldonadillo, Tambo, Mejorada, Pisac), salvo dos de ellas (Pisac y Mejorada), las demás tienen una alta probabilidad en el descenso de sus caudales para el periodo 2008-2099. La cuenca del Chatuza y Mejorada incrementarían su caudal. El mismo estudio señala que la cuenca de Pisac sería la menos vulnerable, mientras la de Puerto Inca sufriría ascensos de caudal de hasta 200% en los meses de agosto y septiembre.

9. En suma, no sabemos casi nada respecto de este problema y ni cómo afectará a cada una de nuestras tantas zonas de vida. ¿Qué decir entonces? Creo que lo podemos hacer es tratar de ordenar nuestras ideas sobré cómo observar el problema para estimar a mayor detalle nuestra vulnerabilidad, y al mismo tiempo pensar en lo que hay que hacer para adaptarnos, siendo conscientes que ello demanda un esfuerzo multidisciplinario e interinstitucional.

10. En cualquier caso nuestra tarea principal no será la de aportar a la disminución de GEI, sino la de mitigar sus efectos y adaptarnos. Sobre el tema de la adaptación hay dos aspectos importantes que considerar: las alternativas tecnológicas y el capital social sobre las que éstas deben organizarse. Los estadounidenses han inventado una nueva disciplina para adaptarse a los efectos el CC, la llaman geoingeniería. Los que han visto viaje a las estrellas, la guerra de las galaxias, Galáctica, o leen ciencia ficción, pueden imaginar las posibilidades de terraformación de otros planetas (1) como ejemplo de lo que se puede hacer. Paralelamente Jared Diamond (2006), en su libro Colapso, reseña innumerables experiencias de sociedades que sin éxito enfrenaron problemas ecológicos que las llevaron a su desaparición.

11. Mientras tanto los investigadores del Centre for Social and Economic Research on the Global Environment (CSERGE) estudian las reacciones sociales frente a las posibles transformaciones climáticas, y llegan a la conclusión de que en general las decisiones que toman los gobiernos frente a éstos problemas suelen ignorar a las poblaciones dispersas, alejadas y pobres, lo que en nuestro caso puede traducirse en que ignoraremos la suerte de los pequeños agricultores, campesinos y comunidades nativas, o en el mejor de los casos haremos poco por ellos, de modo que podemos esperar aumento de la migración y de los conflictos sociales en los espacios urbanos, los que a su vez verán afectados sus servicios básicos.

12. Como evidencia de la hipótesis anterior podemos tomar el debate en torno al asunto del agua para Lima tendremos una idea de la forma en la que enfrentaremos los problemas: desalinización versus manejo de la napa freática, reciclaje de las aguas servidas, o las tres, además de canon por agua a las comunidades de la sierra central. Otro ejemplo puede observarse en la competencia por este recurso entre los veraneantes del sur y los agricultores y habitantes de los pueblos de las cuencas de Chilca, Mala y Omas.

13. Las soluciones tecnológicas que se proponen frente a los problemas ecológicos son numerosas y de todo calibre, requieren de un mayor análisis sobre sus efectos en el mediano y largo plazo si lo que deseamos es una mayor sostenibilidad. Manejo de aguas subterráneas, reforestación a gran escala, recuperación de redes hídricas, lluvia artificial, selección genética para mayor adaptación de cultivos, para no hablar de sombrillas atmosféricas, o incremento de la capacidad de los océanos para procesar el CO2 (2). En nuestro medio hay también muestras precolombinas de los estados hidráulicos –según la vieja calificación de Wittfogel- relacionadas con la conservación de agua de lluvia, manejo de bofedales, pequeñas represas, sistemas de infiltración y recuperación de la napa freática, control de heladas, captación de humedad ambiental, manejo de suelos, etc.

14. Por lo que sabemos hasta ahora los Niño serán mas frecuentes, la temperatura media del aire aumentará, los cambios en la temperatura del mar parece ir a contrasentido, las lluvias se harán más intensas hacia el norte del paralelo 12° (a la altura de Lima) y disminuirán hacia el sur. En consecuencia se advierte una tendencia a la tropicalización al norte y el surgimiento de una tundra fría hacia el sur este. En el caso del sur este los efectos se amortiguan hacia la vertiente oriental donde se concentra más humedad.

15. El aumento de las temperaturas y la disminución de las lluvias en las zonas altoandinas sugieren un proceso de desertificación en curso (Avalos: 2009). De acuerdo con el modelo japonés TL959L60 MRI/JMA, trabajado por Avalos, muestran un aumento de la temperatura superior a los 2 °C por encima de los 3800 msnm. Asimismo, las lluvias se reducirían entre 10 y 30%. Es importante señalar que estas cifras están por debajo de las calculadas a partir de modelos globales que señalan incremento de las temperaturas de entre 4 y 6 °C.

Sobre el comportamiento del campesinado frente al cambo climático.

1. Los biólogos Edgar Lehr (Alemán) y Alessandro Catenazzi (Peruano) descubrieron en el 2007 una nueva especie de rana a 3 mil metros que vive en las hojarascas protegida por la humedad. Se trata de la Noblella pygmaea. Esta pequeña criatura de un centímetro, que hoy vive en Kosñipata esta amenazada por un hongo ecuatorial “Batrachochytrium dendrobatidis”, conocido asesino de otras especies de ranas. Curiosamente pasa con ella lo que parece pasó con las huestes de Huayna Cápac cuando como resultado de su campaña militar en la hoy provincia de Manabí en el Ecuador, y ayudado por el periodo de calentamiento de la época, son atacados y diezmados por una epidemia de Bartonelosis. (Pachas: 2000; ) ¿Pasará lo mismo con la agricultura campesina?

Sigue leyendo

Los mosquitos y el calentamiento global

[Visto: 4978 veces]

La incidencia de la Malaria y la expansión del Dengue parecen relacionados con el cambio climático, además de con cambios en los procesos de adaptación de los mosquitos y los virus que transmiten estas enfermedades.

Un estudio en el Perú señala que “Por el norte se han registrado casos hasta a 64º de latitud en Arcángel, Rusia, por el sur a 32º de latitud en Córdova, Argentina. Asimismo se han registrado casos a 400 metros bajo el nivel del mar cerca del Mar Muerto y a 2800 metros sobre el nivel del mar” (a)

El combate contra esta enfermedad, iniciado hacia la mitad del siglo 20, ha tenido éxito en la mayor parte de su áreas de influencia, con excepción del África Subsahariana. Y según el estudio “… causa más de 300 millones de episodios y al menos un millón de muertes al año. 90% de estas muertes ocurren en África sub sahariana, principalmente en niños pequeños.”

20110301-Malaria.png

Un estudio aparecido en Nature News señala “El dengue es la infección viral más importante transmitida por artrópodos a los seres humanos. A nivel mundial, unos 2,500 millones de personas corren el riesgo de infección, de aproximadamente 975 millones de habitantes de zonas urbanas en los países tropicales y subtropicales del sudeste de Asia, el Pacífico y América. La transmisión también se produce en África y el Mediterráneo Oriental, donde las comunidades rurales son cada vez más se ven afectados. Se estima en más de 50 millones el número de infecciones por año, incluidos 500.000 hospitalizaciones por la fiebre hemorrágica del dengue, afecta principalmente entre los niños, y tienen una tasa de mortalidad superior a 5% en algunas zonas.”(b)

20110301-Dengue.jpg

El Dengue no solo parece haber expandido su área de influencia, sino de contagio. En el periodo 2000–2004, el promedio anual fue de 925,896 casos, casi el doble (479,848) de los casos reportados entre 1990–1999. Ello parece deberse a la expansión de los diferentes serotipos en todas las regiones, lo que hace más difícil su control.

¿Cómo saber si el cambio climático está jugando un rol en todo esto? Al parecer el mosquito, y no necesariamente las enfermedades asociadas a él, está ampliando su espacio de vida, y ello es parte de la conjugación entre mutación y cambios climáticos. A su vez la difusión de diversos serotipos podría ser un indicador de la mayor interacción internacional. Parece claro también que las sociedades de Europa y América pueden combatir con mejores resultados estos problemas, que sus homólogas de Asia y África (c). Ello a pesar de que la enorme ayuda internacional para combatir esta plaga.

20110301-Malria ind.png
____
(a) Prevención y control de la Malaria y otras enfermedades trasmitidas por vectores en el Perú. Javier Vargas Herrera. Profesor Sección Epidemiología, Facultad de Medicina, UNMSM.
(b) Nature Reviews Microbiology , S7-S16 | doi:10.1038/nrmicro2460. Dengue: a continuing global threat. Maria G. Guzman, Scott B. Halstead, Harvey Artsob, Philippe Buchy, Jeremy Farrar, Duane J. Gubler, Elizabeth Hunsperger, Axel Kroeger, Harold S. Margolis, Eric Martínez, Michael B. Nathan, Jose Luis Pelegrino, Cameron Simmons, Sutee Yoksan & Rosanna W. Peeling
(c) OMS. World Malaria 2010.

Sigue leyendo