Cambio climático, calentamiento global, los Andes se deriten

[Visto: 2476 veces]

Todo parece indicar que de continuar las tendencias actuales, en las próximas décadas a lo más, los glaciares andinos desaparecerán. Adiós a la Coordillera Blanca, el Huaytapayana, Pariacaca, Cotopaxi, Aconcagua, Salcatay, Illimani y demás apus de nuestros antepasados. A los periodos de abundancia de agua producto del deshile le sucederá la escasés. Conviene que los seis países que compartimos este problema se pongan a trabajar en proyectos de manejo de aguas de lluvia (encauzamientos, infiltraciones, represamientos, etc.) para conjurar estos riesgos.

20130129-deshielo.jpg

Un estudio sobre este tema nos lo brinda la revista The Cryosphere en su artículo “Current state of glaciers in the tropical Andes: a multi-century perspective on glacier evolution and climate change” (Rabatel et. al, 2013) en cuyo abstract se señala lo siguiente (la traducción es nuestra):

El propósito de este documento es brindar a la comunidad un panorama comprensivo del los estudios sobre los glaciares en los andes en épocas recientes y su actual estado en el contexto del cambio climático. En términos de superficie y dimensiones los glaciares andinos se han tenido una disminución en las últimas tres décadas, que no tiene precedentes desde su máxima extensión durante la “pequeña edad del hielo” (mediados del siglo XVII a principios del siglo XVIII). Los cambios en el balance de masas, aunque han tenido esporádicos incrementos en algunos glaciares, nos muestran que las tendencias han sido negativas en los últimos 50 años, el déficit anual medio de balance de masas de los glaciares en los andes ha estado ligeramente por encima de los computado a escala global.

El punto de quiebre ocurre a fines de 1970s con un decrecimiento medio anual del balance de masas de -0,2 m.w.e. en el periodo 1964-1975 a -0.76 m.w.e. en el periodo 1975 – 2010.

Adicionalmente, si bien los glaciares se retraen en todos los andes, ello es más pronunciado en el caso de los pequeños glaciares en zonas más bajas que carecen de zonas de acumulación permanente, los cuales podrían desaparecer en los años/décadas que vienen. Las medidas mensuales del balance de masas en Bolivia, Ecuador y Colombia muestran que la variabilidad de la temperatura de la superficie del océano Pacífico es el principal factor que gobierna la variabilidad en el balance de masas a escalas decadales. Las precipitaciones no muestran una tendencia significativa en los andes tropicales durante el siglo XX, y consecuentemente no explican la recesión de los glaciares.

De otro lado, el significativo incremento de la temperatura aun en a tasa de-0.10°C por década -1 en los últimos 70 años. La alta frecuencia de los eventos de El Niño y cambios en la ocurrencia temporal y espacial desde los 1970s, junto con el calentamiento de la tropósfera pueden explicar mucho de la reciente y dramática contracción de los glaciares en esta parte del mundo.

Puntuación: 4.00 / Votos: 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *