Resultados de la escucha sinodal en América Latina

9:00 a.m. | 3 set 22 (CE/VTN).- Varios episcopados de América Latina ya han difundido documentos síntesis de la consulta sinodal (etapa de escucha), la primera fase del actual sínodo convocado por Francisco. Recordemos que la sinodalidad (“caminar juntos”, la participación de todos los fieles en el camino de la Iglesia) es el tema central del proceso. Las iglesias de Colombia, Chile, Argentina, Venezuela y Cuba han resaltado el entusiasmo de los católicos que participaron y la creatividad para incentivar, captar y sintetizar esas intervenciones. Reconocieron también la existencia de resistencias y sacerdotes poco involucrados. Compartimos reseñas de los documentos con los temas y desafíos más recurrentes, así como enlaces a los textos completos. Perú, y otros países más de la región, están ya en la etapa final de la elaboración de su síntesis.

——————————————————————————————–

Colombia: 18 desafíos para el futuro de la Iglesia

Como informa la Conferencia Episcopal de Colombia, se presentó el documento de síntesis de las consultas en las 77 jurisdicciones eclesiásticas y en el Exarcado Maronita del país sobre el camino sinodal convocado por el Papa. Desde junio se viene trabajando, y el primer paso fue condensar los resultados del proceso de consulta en 14 síntesis, que fue la base de discernimiento para la reunión de los Obispos de las Provincias Eclesiásticas, previa a la Asamblea Plenaria de julio. Finalmente, en dicha Asamblea, se logró sintetizar el resultado de todas las consultas en un solo documento, que ha sido enviado a la Secretaría General del Sínodo y a la Secretaría General del Consejo Episcopal Latinoamericano y Caribeño – CELAM.

El documento final consta de tres partes: la primera, en una breve introducción, se hace un recuento histórico y metodológico del proceso en las jurisdicciones eclesiásticas; seguidamente, se articulan los 10 núcleos temáticos de profundización con la pregunta fundamental, haciendo a la vez un reconocimiento de los momentos y experiencias sinodales que ha vivido la Iglesia en Colombia durante su historia evangelizadora. Finalmente, para responder a la pregunta sobre qué pasos debemos dar para continuar nuestro “caminar juntos” al ritmo de una renovación eclesial inspirada por el Espíritu Santo, se logró llegar a la definición de los desafíos que deberán trabajarse en los próximos años.

Los desafíos, desarrollados en la síntesis final, son los siguientes: Formación permanente para ministros ordenados y laicos; incentivo de métodos para cultivar la sinodalidad; fortalecer en el laicado la participación y la corresponsabilidad; administración económica transparente y enfocada a la evangelización; privilegiar a los niños, adolescentes y jóvenes en la labor evangelizadora; afianzar la cultura del cuidado para con los menores de edad y personas vulnerables; afrontar la escasez vocacional y la crisis de las familias; evangelización incluyente con y hacia las minorías sexuales, religiosas, étnicas y personas vulnerables; saber comunicar y comunicarnos aprovechando las tecnologías; orientar los movimientos apostólicos; inculturación de la liturgia; incentivar enfoques sociales y culturales en la evangelización; cuidado de la Casa Común; entre otros.

Finalmente, algunas solicitudes particulares que tienen que ver, principalmente, con la revisión del celibato para los sacerdotes, la ordenación sacerdotal de mujeres, la fusión de congregaciones religiosas femeninas que tengan pocas vocaciones, la inclusión en la misión evangelizadora de los sacerdotes que han dejado de ejercer el ministerio, entre otras.

LEER. Síntesis de la fase sinodal en la iglesia de Colombia (completo) / Otros documentos

Chile: La tendencia mayoritaria ha sido colaborativa y profética

La síntesis del discernimiento de la Conferencia Episcopal de Chile (CECh) sobre el camino sinodal contiene el informe general acompañado de los 27 informes diocesanos que recogieron la participación de las diversas iglesias locales del país, que fueron el insumo principal para el discernimiento del episcopado. La CECh sostiene que este camino sinodal lo hemos realizado en un momento muy especial de la historia del país pues además de las dificultades provocadas por la pandemia, se ha sumado la crisis social y política que el país vive, especialmente desde octubre de 2019.

La síntesis del proceso sinodal diocesano en Chile permitió también identificar las resistencias, la falta de participación y la evidencia de comunidades que no se incorporaron. “Ello, en parte, pudo ser por la novedad del desafío planteado, pues muchas comunidades no están acostumbradas a esta forma de vivir la Iglesia”, señala el informe. Pero además reconoce que “algunos dirigentes y pastores no asumieron el papel animador y conductor que les correspondía” incluso el débil o ausente involucramiento de los sacerdotes. “Sin embargo, la tendencia mayoritaria ha sido colaborativa, propositiva y profética, promoviendo la participación y la reflexión sinodal. No debería leerse este informe perdiendo de vista este compromiso de fe y de amor del Pueblo de Dios con el Señor y su Iglesia”, se enfatiza en la síntesis.

Luego, el informe da cuenta de las materias que suscitaron mayor consenso (con acuerdo por sobre el 90 % de las Iglesias locales), las que fueron sintetizadas en tres dimensiones: Iglesia “Sinodal”, “Profética” y “Esperanzadora”; teniendo como exigencia ineludible el recuperar la centralidad de Jesucristo en la vida de cada uno y de la comunidad eclesial en su conjunto.

Respecto de la dimensión “Iglesia Sinodal” se abordan los temas: comprensión de la Iglesia como Pueblo de Dios, relaciones más evangélicas, ministerialidad desde la Iglesia Pueblo de Dios y Cuerpo de Cristo, situación y cuidado del Clero, gestión pastoral con procedimientos más sinodales, participación de la mujer en espacios de toma de decisiones, participación de los jóvenes, además del Buen Trato y la superación de toda forma de abuso. En el ámbito “Iglesia Profética”, vinculada al discernimiento de los signos de los tiempos, se relevaron las temáticas: dimensión profética de la fe, evangelización de la cultura, así como una Iglesia al servicio de la paz, la justicia social y el cuidado de la casa común.

Sobre la “Iglesia esperanzadora”, desde la perspectiva misionera y samaritana, se tematizaron los aspectos: alegría misionera, necesidad de renovar los procesos de formación en la fe, la catequesis en todos los niveles, familia y educación (transmisión de la fe), la piedad popular, Iglesia acogedora e inclusiva, marginados y excluidos: empatía con el mundo del dolor; así como Iglesia y personas con orientaciones sexuales diferentes.

LEER. Síntesis de la fase sinodal en la iglesia de Chile (completo)

Argentina: “Todas las Iglesias del país han oído los clamores y sueños de la gente”

Más del 95% de las comunidades cristianas del país, animadas por delegados y delegadas que asumieron con responsabilidad su tarea, se dieron la oportunidad de hablar y ser escuchados: desde los ocasionales transeúntes hasta las personas más comprometidas en parroquias y comunidades, informa la CEA desde su sitio web. Finalmente, un grupo de hombres y mujeres de distintas partes del país y distintos estados de vida afrontaron el desafío de sintetizar, en un único documento, las búsquedas y anhelos de este pluriforme mosaico de identidades, culturas, y realidades que conforman la Iglesia en Argentina. Fruto de esta tarea, que los obispos agradecieron de corazón, son estas breves pero densas páginas que se presentan.

El texto está compuesto por 4 temas centrales y la conclusión final. Los temas abordados teniendo en cuenta las contribuciones de las distintas comunidades fueron: El llamado a escuchar y aprender a dialogar; la Iglesia que camina unida; misión y diálogo con el mundo; la celebración compartida como expresión sinodal de fe.

En este apartado final se señalan los temas más importantes, que son: la escucha, el diálogo y la inclusión, reclamos para vivir dentro y fuera de la Iglesia. Otro tema fundamental es el clericalismo, “que nos hace pensar en el manejo del poder en la Iglesia como una cuestión que amerita estudio, conversión y cambio en la cultura eclesial”. Un tercer asunto fuerte, relacionado con el poder y la corresponsabilidad, es el “protagonismo de las mujeres en la Iglesia”: se trata de una cuestión de justicia y es también un reclamo fuerte. Un cuarto tema es el de las celebraciones: se espera que sean más festivas, significativas e inculturadas, retomando santos, devociones, símbolos y expresiones de las distintas regiones de nuestro país. Finalmente, formación, jóvenes y espiritualidad sinodal son puntos que animan a la renovación para vivir una Iglesia más parecida a la propuesta de Jesús.

LEER. Síntesis de la fase sinodal en la iglesia de Argentina (completo)

Cuba: Un soplo del Espíritu para la vida de esta Iglesia

Los obispos afirman que, “hemos constatado con alegría que la totalidad de las once diócesis del país se involucraron en el proceso sinodal, cada una de acuerdo a su realidad y a sus posibilidades”. Todas crearon un equipo diocesano que ha animado, orientado y seguido el itinerario en la Iglesia local. Representantes de estos equipos se reunieron en La Habana, en diciembre de 2021, para discernir y programar nacionalmente la propuesta que el Papa nos hacía.

Es de destacar la celebración de las asambleas parroquiales o comunitarias, y también, de las asambleas diocesanas. Algunas Iglesias locales refieren que tuvieron experiencias significativas de diálogo en ámbitos más allá de nuestras “fronteras”. En ese sentido, destacamos encuentros con líderes o pastores de Iglesias ortodoxas y otras comunidades eclesiales, autoridades civiles y personas del sector de la salud, la cultura y la educación. Ha habido igualmente diálogo sobre el ser y quehacer de la Iglesia con familias campesinas y de hermanos que están en prisión.

LEER. Síntesis de la fase sinodal en la iglesia de Cuba (completo)

Información adicional
Publicaciones recomendadas en Buena Voz Noticias
Fuentes

Vatican News (2, 3, 4) / Web de los Episcopados de Colombia, Chile, Argentina y Cuba

Puntuación: 5 / Votos: 1

Buena Voz

Buena Voz es un Servicio de Información y Documentación religiosa y de la Iglesia que llega a personas interesadas de nuestra comunidad universitaria. Este servicio ayuda a afianzar nuestra identidad como católicos, y es un punto de partida para conversar sobre los temas tratados en las informaciones o documentos enviados. No se trata de un vocero oficial, ni un organismo formal, sino la iniciativa libre y espontánea de un grupo de interesados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *