Francisco a padres de hijos LGBT: La Iglesia ama a sus hijos tal como son

7:00 p.m. | 9 oct 20 (AM/CRX).- El Papa dialogó con un grupo de padres con hijos LGBT y les dijo que Dios los ama tal y como son, y que la Iglesia también los ama porque son “hijos de Dios”. Francisco compartió su mensaje durante un breve encuentro con un grupo de personas que tuvo lugar después de su audiencia general. Los padres son miembros de una asociación que desde el 2018 brinda orientación pastoral a cristianos LGBT y sus familias. Una vocera de la asociación compartió detalles del encuentro con el Papa, así como de su testimonio de vida en la Iglesia.

——————————————————————————————–

Mara Grassi, vicepresidenta de la asociación Tenda di Gionata, junto con su esposo Agostino Usai -ambos con máscaras- presentaron al Papa un folleto titulado “Genitori Fortunati” (Padres afortunados) que documenta experiencias de estos padres de familia en la Iglesia, situaciones que a veces no eran nada fáciles, y peticiones de aceptación a pesar de que las comunidades eclesiásticas los consideraban con demasiada frecuencia “indeseables”.

En un diálogo con Avvenire, el diario del episcopado italiano, la Sra. Grassi comentó que le dijo al Papa que “nuestra asociación tiene como objetivo fomentar el diálogo entre la Iglesia y las familias de LGBT”. Siguiendo el ejemplo del título del folleto, le confió: “Nos consideramos afortunados porque tuvimos que cambiar la forma en que siempre habíamos mirado a nuestros hijos. Encontramos una nueva forma de mirar que nos permitió ver en ellos la belleza y el amor de Dios”.

Según su relato de la conversación, le dijo a Francisco, “queremos crear un puente hacia la Iglesia para que también pueda cambiar su forma de mirar a nuestros hijos, ya no excluyéndolos sino acogiéndolos plenamente”. Después de escuchar atentamente lo que ella dijo, el Papa le aseguró, “La Iglesia no los excluye porque los ama profundamente”.

Mientras se despedía de ellos, la asociación le entregó a Francisco varias cartas con peticiones y protestas de personas de la comunidad LGTBI -muchas veces rechazadas por las comunidades eclesiales- así como una camiseta con los colores del arco iris y una cita de la Primera Epístola de Juan: “No hay miedo en el amor”.

Hablando con el periódico italiano La Repubblica, la Sra. Grassi, una madre católica con cuatro hijos -el mayor de los cuales es gay-, que ahora tiene 40 años, dijo que experimentó “emociones muy fuertes” en su encuentro con Francisco. Reveló que “durante muchos años fui como una persona ciega. Después de que supe que mi hijo era homosexual, sufrí mucho porque las normas de la Iglesia me hicieron pensar que estaba excluido del amor de Dios. Nadie me ayudó”.

Las cosas cambiaron, dijo, cuando asistió a una vigilia contra la homofobia en una parroquia de una ciudad al norte de Italia. Allí conoció a otros padres, creyentes como ella, que tienen hijos homosexuales, y a través de estos padres conoció al Rev. Paolo Cugini, quien la ayudó a entender que “la fe y la homosexualidad no están en oposición, y que Dios ama a mi hijo tal como es”.

Ella le dijo al Papa que es la madre de un hijo que es gay y “que dejó la Iglesia porque no se sentía aceptado”. Explicó cómo, gracias a su hijo, cambió su forma de ver las cosas y cómo otras personas en la misma situación -después de sentirse “desestabilizadas al principio” al enterarse de la homosexualidad de su hijo- ha llegado a ver que “somos padres afortunados”.

Dijo que el Papa, en respuesta, aseguró a ella y a los otros padres presentes que “Dios ama a sus hijos porque todos son hijos de Dios”. Y cuando ella pidió que la iglesia también cambiara sus costumbres para que nadie se sintiera excluido, Francisco los tranquilizó diciendo: “La Iglesia ama a sus hijos tal como son”.

En el 2013, Francisco apuntó hacia un nuevo enfoque para la homosexualidad en la Iglesia con su famosa declaración de que si una persona “es gay, busca al Señor y tiene buena voluntad… ¿Quién soy yo para juzgar?”. En el 2018, dijo que la Iglesia tiene que encontrar una manera de ayudar a los padres con hijos homosexuales para que “apoyen” a sus hijos. “No condenen. Dialoguen. Entiendan. Hagan espacio para el hijo o la hija; dejen que se expresen”, dijo Francisco. “El silencio nunca es una solución”, dijo a los periodistas. “Ignorar a un hijo o hija con tendencias homosexuales es descuidar la paternidad y la maternidad”.

 

Fuentes:

America Magazine / Crux / Avvenire / Foto: Aleteia

 

Puntuación: 5 / Votos: 3

Buena Voz

Buena Voz es un Servicio de Información y Documentación religiosa y de la Iglesia que llega a personas interesadas de nuestra comunidad universitaria. Este servicio ayuda a afianzar nuestra identidad como católicos, y es un punto de partida para conversar sobre los temas tratados en las informaciones o documentos enviados. No se trata de un vocero oficial, ni un organismo formal, sino la iniciativa libre y espontánea de un grupo de interesados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *