Claves y propuestas de la exhortación papal sobre el Sínodo Amazónico

4:00 p.m. | 12 feb 20 (AM/VN).- Un total de 111 puntos distribuidos en cuatro capítulos, a los que el papa Francisco se refiere como “sueños”. Así se presenta la exhortación postsinodal “Querida Amazonía”. Firmada el pasado 2 de febrero, el Pontífice reconoce que no desarrolla todas las cuestiones del “Documento final” propuesto por la Asamblea de Obispos, pero sí hace un llamado a “leerlo íntegramente” y que haya un compromiso “en su aplicación”.

Los cuatro sueños que evoca Francisco son: la lucha por los derechos de los más pobres; preservar la riqueza cultural de la Amazonía; custodiar el entorno; y que los cristianos “sean capaces de entregarse y encarnarse en la Amazonía”. Con respecto a los temas polémicos (sacerdotes casados, diaconisas y rito amazónico), evitó ser decisivo, para prevenir que la exhortación “se convierta casi en un referéndum” sobre esas cuestiones, explicó el director de los medios vaticanos, Andrea Tornielli.

—————————————————————————

¿Qué dice la exhortación del Papa sobre el Sínodo Amazónico? (Texto de Gerard O’Connell)

El papa Francisco ha vuelto a sorprender al mundo con su esperado documento (“Exhortación Apostólica”) fruto de las deliberaciones del Sínodo Panamazónico. No aborda la cuestión de la ordenación de los hombres casados al sacerdocio como muchos esperaban. En cambio, en el texto titulado “Querida Amazonía”, se esfuerza por hacer justicia a los 33 millones de habitantes de la región -de los cuales 2,5 son de pueblos indígenas- y por proteger sus vidas, sus culturas, sus tierras, el río Amazonas y las selvas tropicales, contra el “crimen y la injusticia” que están perpetrando en la región poderosos intereses económicos, tanto nacionales como internacionales, que corren el riesgo de destruir las poblaciones y el medio ambiente.

El documento declara que la Iglesia debe estar al lado de estos pueblos en su lucha, pero insiste en que también debe llevarles la Buena Nueva de la salvación. Dedica casi la mitad del documento a la necesidad de una renovación radical y misionera de la Iglesia amazónica, que implique la inculturación a todos los niveles, incluyendo la liturgia, los ministerios y la organización de la Iglesia, y el desarrollo de “una cultura eclesial específica que sea distintivamente laica”, otorgándoles mayor responsabilidad, especialmente a las mujeres.

Francisco enfatiza en la importancia central de la Eucaristía en la construcción de la Iglesia en la región del Amazonas pero, al mismo tiempo, destaca el hecho inquietante de que no está disponible regularmente para tantas comunidades; algunas no tienen Eucaristía durante meses o años, otras “durante décadas” debido a la escasez de sacerdotes.

Sin embargo, a pesar de las expectativas generalizadas, Francisco no aborda la propuesta de la ordenación sacerdotal de hombres casados (diáconos) como solución a este problema, cuestión que dominó en gran medida la cobertura mediática. No rechaza explícitamente la propuesta del documento final del Sínodo sobre este asunto, aprobada por más de una mayoría de dos tercios, simplemente no la menciona, ni siquiera en una nota de pie de página.

Debe quedar claro que su decisión de no abordar la cuestión de la ordenación de “viri probati” no fue influenciada en absoluto por el libro del cardenal Sarah al que contribuyó Benedicto XVI, porque se sabe que Francisco ya había completado su exhortación el 27 de diciembre, semanas antes de que se supiera la existencia de esa obra, excepto los directamente involucrados. Al mismo tiempo, Francisco sabía que la mayoría de los altos funcionarios de la curia romana en el sínodo, incluyendo a los cardenales Ouellet, Filoni y Sarah, se oponían a tal apertura, a pesar de que la mayoría de los obispos de la región estaban a favor… (leer aquí artículo completo)

ENLACE: Leer la exhortación apostólica “Querida Amazonía” (oficial – completa)

El Papa no aprobó la ordenación de sacerdotes casados en la Amazonía (Texto de Jesús Bastante)

Tal y como explica el director de los media vaticanos, Andrea Tornielli (en un artículo que publicamos en nuestra web), Francisco ha querido evitar que la exhortación se convirtiera “casi en un referéndum sobre la posibilidad de ordenar a los hombres casados como sacerdotes”.

Una cuestión que, admite Tornielli, el Papa, “después de haber orado y meditado, ha decidido responder no previendo cambios o nuevas posibilidades de excepciones a las ya previstas por la disciplina eclesiástica vigente, sino pidiendo volver a empezar desde lo esencial”. ¿Se podrá volver a hablar de ello en el futuro? Seguramente, aunque cuesta pensarlo después de esta exhortación.

Porque el Papa comienza haciendo suyo el documento aprobado -por mayoría de dos tercios- por los padres sinodales, y que incluía la petición de ordenar presbíteros a hombres casados, otorgar ministerios a las mujeres, reivindicar el ‘pecado ecológico’ o instituir un ‘rito amazónico’. “No desarrollaré aquí todas las cuestiones abundantemente expuestas en el documento conclusivo. No pretendo ni reemplazarlo ni repetirlo”, apunta Francisco, que insiste en que “he preferido no citar ese documento en esta exhortación, porque invito a leerlo íntegramente”, y pide a “pastores, consagrados, consagradas y fieles laicos de la Amazonía” que “se empeñen en su aplicación”.

Sin embargo, el mismo Papa no termina de hacerlo. Es más: aunque admite que la escasez vocacional en la Amazonía “no puede dejarnos indiferentes y exige de la Iglesia una respuesta específica y valiente”, la respuesta de la exhortación deja claro que tanto la Eucaristía como el perdón de los pecados son potestad exclusiva del sacerdote… (leer aquí artículo completo)

Francisco discierne una “tercera vía” para la Amazonía (Texto de Austen Ivereigh)

Mientras el mundo esperaba con ansiedad una decisión histórica sobre la ordenación de hombres casados en la Amazonia, el papa Francisco está apuntando a una dirección muy diferente. Algunos verán en “Querida Amazonía” una maniobra evasiva ante un desafío histórico, dejando a la Iglesia en el limbo para evitar una decisión polémica que habría profundizado las divisiones.

Pero justo al final del documento, Francisco ofrece una ventana reveladora a su discernimiento: “Querida Amazonia” no se trata tanto de evitar el conflicto, sino de ver otro camino en el que el Espíritu Santo está llamando a la Iglesia.

En el párrafo 104 el Papa observa que cuando los agentes pastorales proponen “formas opuestas de organización eclesial” en respuesta a los desafíos, es probable que la verdadera respuesta radique en “trascender los dos enfoques y encontrar otros caminos mejores, tal vez aún no imaginados”. En el siguiente párrafo dice que las soluciones a menudo vienen en forma de un “mayor regalo” que Dios está ofreciendo, del cual “se derramarán como de una fuente desbordante las respuestas que la contraposición no nos permitió ver”.

Ese es un Bergoglio vintage: en un contexto de polarización en la Iglesia el error es tratar de resolverlo permitiendo que una parte derrote a la otra. Más bien, estabilizando la polaridad -posiciones que tiran en una dirección diferente- el líder permite la posibilidad de una “tercera vía” que el Espíritu Santo ofrece… (leer aquí artículo completo)

Las 20 propuestas imprescindibles de la exhortación “Querida Amazonía” (Vida Nueva)

Capítulo I: Un sueño social

1. En el punto 10, el Papa denuncia “las peores formas de esclavitud, de sometimiento y miseria” con los indígenas cuando emigran a las ciudades. “En estas ciudades, caracterizadas por una gran desigualdad, donde hoy habita la mayor parte de la población de la Amazonía, crecen también la xenofobia, la explotación sexual y el tráfico de personas. Por eso el grito de la Amazonía no brota solamente del corazón de las selvas, sino también desde el interior de sus ciudades”, insiste.

2. “A los emprendimientos, nacionales o internacionales, que dañan la Amazonía y no respetan el derecho de los pueblos originarios al territorio y a su demarcación, a la autodeterminación y al consentimiento previo, hay que ponerles los nombres que les corresponde: injusticia y crimen. Cuando algunas empresas sedientas de rédito fácil se apropian de los territorios y llegan a privatizar hasta el agua potable, o cuando las autoridades dan vía libre a las madereras, a proyectos mineros o petroleros y a otras actividades que arrasan las selvas y contaminan el ambiente, se transforman indebidamente las relaciones económicas y se convierten en un instrumento que mata. Se suele acudir a recursos alejados de toda ética, como penalizar las protestas e incluso quitar la vida a los indígenas que se oponen a los proyectos, provocar intencionalmente incendios forestales, o sobornar a políticos y a los mismos indígenas”, denuncia en el punto 14.

3. En el punto 19, el Papa pide perdón a los pueblos originarios, ya que “no podemos negar que el trigo se mezcló con la cizaña y que no siempre los misioneros estuvieron del lado de los oprimidos, me avergüenzo”. “En el momento actual la Iglesia no puede estar menos comprometida, y está llamada a escuchar los clamores de los pueblos amazónicos”, añade. Del mismo modo, en el punto 25 reconoce que “miembros de la Iglesia han sido parte de las redes de corrupción, a veces hasta el punto de aceptar guardar silencio a cambio de ayudas económicas para las obras eclesiales”.

Capítulo II: Un sueño cultural

4. En el punto 28, el Papa invita a promover la Amazonía, pero aclara que “esto no implica colonizarla culturalmente sino ayudar a que ella misma saque lo mejor de sí. Ese es el sentido de la mejor tarea educativa: cultivar sin desarraigar, hacer crecer sin debilitar la identidad, promover sin invadir. Así como hay potencialidades en la naturaleza que podrían perderse para siempre, lo mismo puede ocurrir con culturas que tienen un mensaje todavía no escuchado y que hoy están amenazadas más que nunca”.

5. “Los distintos grupos, en una síntesis vital con su entorno, desarrollan un modo propio de sabiduría”, reconoce Francisco en el punto 32. Por ello, “quienes observamos desde afuera deberíamos evitar generalizaciones injustas, discursos simplistas o conclusiones hechas solo a partir de nuestras propias estructuras mentales y experiencias”, recalca.

Capítulo III: Un sueño ecológico

6. “Aprendiendo de los pueblos originarios podemos contemplar la Amazonía y no solo analizarla, para reconocer ese misterio precioso que nos supera. Podemos amarla y no solo utilizarla, para que el amor despierte un interés hondo y sincero. Es más, podemos sentirnos íntimamente unidos a ella y… (leer aquí las 20 propuestas completas)

12 claves de la Exhortación Apostólica del Papa: “Querida Amazonia” (Aleteia)

El Pontífice, en los primeros puntos (2-4) explica “el sentido de esta Exhortación” llena de referencias a documentos de las Conferencias Episcopales de los países amazónicos, pero también a poemas de autores relacionados con la Amazonia, incluyendo citas a Pablo Neruda y Mario Vargas Llosa.

Francisco ha aclarado que no pretende sustituir ni repetir el Documento Final que nos invita a leer “íntegramente”, esperando que toda la Iglesia se deje “enriquecer e interpelar” por él y que la Iglesia de la Amazonia se comprometa “en su aplicación”.

1) Sueño una iglesia que esté al lado de los oprimidos: El primer capítulo de Querida Amazonia se centra en el “Sueño social” (8). Destaca que “un verdadero planteo ecológico” es también un “planteo social” y, si bien aprecia el “buen vivir” de los indígenas, advierte contra el “conservacionismo” que solo se preocupa por el medioambiente. En tonos vibrantes, habla de “injusticia y crimen” (9-14).

Recuerda que Benedicto XVI ya había denunciado “la devastación ambiental de la Amazonia”. Los pueblos originarios, advierte, sufren el “sometimiento” tanto de los poderes locales como de los externos. Para el Papa las operaciones económicas que alimentan la devastación, los asesinatos, la corrupción, merecen el nombre de “injusticia y crimen”. Y con Juan Pablo II reitera que la globalización no debe convertirse en un nuevo colonialismo.

2) Que la voz de los pobres sea potente en la Amazonia: Francisco lamenta que los pobres no son escuchados sobre el futuro de la Amazonia. Ante tal injusticia, el Pontífice pide “indignarse y pedir perdón” (15-19). Para Francisco son necesarias “redes de solidaridad y desarrollo” y llama al compromiso de todos, incluyendo a los líderes políticos. A partir de aquí, el Papa se detiene en el tema del “sentido comunitario” (20-22).

Recuerda que para los pueblos amazónicos las relaciones humanas “están impregnadas por la naturaleza circundante”. Por esta razón, escribe, viven como un verdadero “desarraigo” cuando son “obligados a emigrar a la ciudad”. La última parte del primer capítulo está dedicada a las “Instituciones dañadas” (23-25) y al “Diálogo social” (26-27). El Papa denuncia el mal de la corrupción que envenena al Estado y sus instituciones. Y espera que la Amazonia se convierta en “un lugar de diálogo social”, en primer lugar, “con los últimos”… (leer aquí las 12 claves)

Más información / comentarios:
Fuentes:

America Magazine / Religión Digital / The Tablet / Vida Nueva / Aleteia / Foto: Vatican News

 

Puntuación: 0 / Votos: 0

Buena Voz

Buena Voz es un Servicio de Información y Documentación religiosa y de la Iglesia que llega a personas interesadas de nuestra comunidad universitaria. Este servicio ayuda a afianzar nuestra identidad como católicos, y es un punto de partida para conversar sobre los temas tratados en las informaciones o documentos enviados. No se trata de un vocero oficial, ni un organismo formal, sino la iniciativa libre y espontánea de un grupo de interesados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *