Termina el Sínodo Amazónico: Documento final se aprobó en su totalidad

4:00 p.m. | 26 oct 19 (VATN/LN).- Los padres sinodales han aprobado, con amplia mayoría, cada uno de los 120 puntos propuestos en el Documento final, tras una intensa jornada de votaciones sobre lo dialogado en tres semanas de trabajo. Entre ellos los puntos “polémicos”, como la petición del sacerdocio para casados, el diaconado permanente femenino y la creación de un “rito amazónico”.

Con el documento final ratificado de manera unánime, decenas de propuestas están en manos del Papa para que se conviertan en punto de partida para una futura exhortación apostólica. Reunimos las 20 sugerencias a partir del documento final que difunde la revista Vida Nueva, la síntesis oficial, así como las palabras de Francisco y otros participantes en el cierre de la Asamblea.


—————————————————————————

Las 20 propuestas imprescindibles del Documento final

Vida Nueva recoge las 20 sugerencias más significativas que buscan, tal y como señala el texto, actuar con “urgencia” para “abrir nuevos caminos para la Iglesia en el territorio”. ¿El objetivo? “La única conversión al Evangelio vivo, que es Jesucristo, se podrá desplegar en las dimensiones interconectadas para motivar la salida a las periferias existenciales, sociales y geográficas de la Amazonía. Estas dimensiones son: la pastoral, la cultural, la ecológica y la sinodal” (19).

1. Puerta abierta a la ordenación de hombres casados: El documento final del Sínodo reclama, “en el marco de ‘Lumen gentium’ 26”, la posibilidad de “ordenar sacerdotes a hombres idóneos y reconocidos de la comunidad, que tengan un diaconado fecundo y reciban una formación adecuada para el presbiterado, pudiendo tener familia legítimamente constituida y estable, para sostener la vida de la comunidad cristiana mediante la predicación de la Palabra y la celebración de los Sacramentos en las zonas más remotas de la región amazónica” (111).

2. A favor del diaconado femenino y del ministerio de “la mujer dirigente de la comunidad”: Aunque el documento final no pide explícitamente la aprobación del diaconado permanente femenino, sí lo hace de forma implícita al hacerse eco del alto número de consultas en el que se ha solicitado y deja en manos del Papa y de la comisión creada a tal efecto por Francisco “sus resultados” (103).

Junto a esto, los padres sinodales sí reclaman que las mujeres “puedan recibir los ministerios del lectorado y acolitado, entre otros a ser desarrollados”, además de que “sea creado el ministerio instituido de ‘la mujer dirigente de la comunidad’”. “Reconocemos la ministerialidad que Jesús reservó para las mujeres” (102), recuerdan los obispos, que considera “necesario fomentar la formación de mujeres en estudios de teología bíblica, teología sistemática, derecho canónico, valorando su presencia en organizaciones y liderazgo, dentro y fuera del entorno eclesial”.

3. Definir un nuevo pecado: el pecado ecológico: Los padres sinodales quieren incluir “el pecado ecológico” entre la lista de faltas para los cristianos. “Proponemos definir el pecado ecológico como una acción u omisión contra Dios, contra el prójimo, la comunidad y el ambiente” (82), han aprobado los obispos del Sínodo.

“Es un pecado contra las futuras generaciones y se manifiesta en actos y hábitos de contaminación y destrucción de la armonía del ambiente, transgresiones contra los principios de interdependencia y la ruptura de las redes de solidaridad entre las criaturas y contra la virtud de la justicia”, explicitan.

4. Instaurar un Organismo Eclesial Regional para la Amazonía: Los padres sinodales piden al Papa crear “un organismo episcopal que promueva la sinodalidad entre las iglesias de la región” (115) que permita trabajar en red en tanto que sea “permanente y representativo que promueva la sinodalidad”. Junto a ello, conscientes del poder y alcance de los medios de comunicación, los padres sinodales respaldan la creación de “una red de comunicación eclesial panamazónica” (61), apunta el texto.

El documento final también insta a Francisco a “crear un Observatorio socioambiental pastoral, fortaleciendo la lucha en defensa de la vida” (85), que trabaje en alianza con organismos latinoamericanos de la Iglesia como CELAM, CLAR, Cáritas, REPAM, los Episcopados, las universidades católicas, sociedad, civil y pueblos indígenas. “Proponemos crear ministerios especiales para el cuidado de la ‘Casa común’ y la promoción de la ecología integral a nivel parroquial y en cada jurisdicción eclesiástica, que tengan como funciones, entre otras cosas, el cuidado del territorio y de las aguas, así como la promoción de la encíclica ‘Laudato si’” (82), expone también el texto sinodal.

5. Crear un rito amazónico propio: Junto a los 23 ritos existentes y reconocidos por la Iglesia universal, el Sínodo propone “constituir una comisión competente para estudiar y dialogar, según usos y costumbres de los pueblos ancestrales, la elaboración de un rito amazónico que exprese el patrimonio litúrgico, teológico, disciplinario y espiritual amazónico” (119).

ENLACE. Leer las 20 propuestas por la revista Vida Nueva (completo)

ENLACE. Documento final del Sínodo (completo)

ENLACE. Resultado de las votaciones, punto por punto del Documento final

La Iglesia se compromete a ser aliada de la Amazonía (síntesis oficial)

Cinco capítulos, más una introducción y una breve conclusión: así se articula el Documento Final de la Asamblea Especial para la Región Panamazónica, distribuido en la tarde del 26 de octubre, por voluntad expresa del Papa. Entre los temas que se examinaron figuraban la misión, la inculturación, la ecología integral, la defensa de los pueblos indígenas, el rito amazónico, el papel de la mujer y los nuevos ministerios, especialmente en las zonas donde el acceso a la Eucaristía es difícil.

Conversión: este es el hilo conductor del Documento Final del Sínodo Panamazónico. Una conversión que se declina en diferentes sentidos: integral, pastoral, cultural, ecológica y sinodal. El texto es el resultado del “intercambio abierto, libre y respetuoso” que tuvo lugar durante las tres semanas de trabajos del Sínodo, para contar la historia de los desafíos y potencialidades de la Amazonía, el “corazón biológico” del mundo extendido a lo largo de nueve países y habitado por más de 33 millones de personas, de las cuales cerca de 2,5 millones son indígenas.

Sin embargo, esta región, la segunda más vulnerable del mundo debido al cambio climático provocado por el hombre, se encuentra “en una carrera desenfrenada hacia la muerte” y esto requiere urgentemente -reitera el documento- una nueva dirección que permita salvarla, so pena de un impacto catastrófico en todo el planeta.

ENLACE. Leer síntesis oficial completa (Vatican News)

El sínodo amazónico le abrió la puerta a la ordenación de hombres casados (crónica de La Nación)

Durante las tres semanas de debates en el aula nueva del Sínodo hubo una batalla feroz entre una mayoría reformista y una minoría conservadora, que se reflejó en las votaciones de los 120 párrafos del documento final, que fueron aprobados por la mayoría de dos tercios de la asamblea de 181 padres sinodales.

El párrafo más peleado fue el 111, que pidió “establecer criterios y disposiciones de la autoridad competente de ordenar sacerdotes a hombres idóneos y reconocidos de la comunidad, que tengan un diaconado permanente fecundo y reciban una formación adecuada para el presbiterado, pudiendo tener familia legítimamente constituída y estable, para sostener la vida de la comunidad cristiana mediante la predicación de la Palabra y la celebración de los Sacramentos en las zonas más remotas de la región amazónica”.

Aludió así al tema de los “viri probati” (hombres de probada fe y término que no apareció en el texto), que está en discusión desde hace décadas en el seno de la Iglesia católica, rechazado por los sectores conservadores porque creen que significa una ruptura de la ley del celibato sacerdotal.

Este fue propuesto durante la asamblea por una gran mayoría de obispos brasileños como solución a la falta de sacerdotes en zonas remotas. Y fue aprobado con apenas pocos votos más que la mayoría de dos tercios necesaria, que era de 120 votos: 128 padres sinodales votaron a favor y 41 en contra, en el párrafo que tuvo la mayor oposición.

El párrafo 103 del documento planteó, por otro lado, otro tema complejo, que también dividió a reformistas y conservadores: el reclamo del diaconado permanente para las mujeres. Este punto también superó por poco la mayoría de dos tercios al obtener 137 votos a favor y 30 en contra.

ENLACE. Crónica completa de Elisabetta Piqué publicado en La Nación

Francisco, al Sínodo: “Todavía no hemos caído en la cuenta de lo que significa la mujer en la Iglesia”

El Papa publicará su exhortación postsinodal “antes de fin de año. Todo depende del tiempo que tenga para pensar”. Bergoglio quiso intervenir en la última sesión del Sínodo de la Amazonía, tras la votación del documento. Una votación en la que, finalmente, las mujeres no participaron. Una oportunidad perdida.

En su breve intervención, tras las de los cardenales Porras y Baldisseri, Francisco agradeció el “testimonio de trabajo, de espíritu, de lucha” a lo largo de estas semanas. “Todavía no atinamos a concretar el espíritu sinodal, pero estamos en un buen camino”, admitió el Papa, quien abogó por seguir “trabajando juntos, discernir, escuchar”. De hecho, posiblemente, el próximo Sínodo esté dedicado a la sinodalidad. “Hemos caminado mucho y tenemos que caminar más”.

En su discurso, Francisco destacó las cuatro dimensiones presentes en el documento final. En primer lugar, la dimensión cultural, abogando por “la inculturación, la valoración de la cultura, dentro de la tradición. Ya Puebla había abierto esta puerta”.

En segundo término, la dimensión ecológica, en la que rindió homenaje a “uno de los pioneros de esta conciencia”, el patriarca Bartolomeo. “Esta conciencia ecológica va adelante, y nos denuncia un camino de destrucción masiva, donde la Amazonía es uno de los puntos más importantes. Es un símbolo. En esta dimensión se nos juega el futuro. Los jóvenes salían en las marchas recientes diciendo que El futuro es nuestro, escuchémosles”.

En cuanto a la dimensión social, el Papa denunció “la explotación salvaje del entorno y de las personas”, que se da “a todos los niveles. La trata se da al más alto nivel de la corrupción”, lo que provoca “la destrucción de la identidad cultural, que es otro de los fenómenos que han destacado muy bien en el documento”.

Sobre las mujeres, el Papa asumió la petición de volver a convocar la comisión sobre el diaconado femenino. “Voy a procurar rehacer esto con la Congregación para la Doctrina de la Fe, y asumir nuevas personas en esta comisión. Recojo el guante que han dicho por aquí, y es que la mujeres seamos escuchadas”.

ENLACE. Palabras del papa Francisco en el cierre del Sínodo Amazónico

Enlaces relacionados:
Fuentes: Vida Nueva / La Nación / Vatican News / Religión Digital
Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *