Francisco levanta suspensión canónica al sacerdote y poeta Ernesto Cardenal

7:00 p m| 21 feb 19 (RD/AICA).- El Vaticano, por medio de su representante en Managua, ha confirmado el lunes 18 de febrero el levantamiento de todas las sanciones eclesiásticas que impuso en 1984 el papa Juan Pablo II contra el poeta y sacerdote trapense Ernesto Cardenal, ex ministro de cultura de la Nicaragua revolucionaria (1979-1988), por su militancia política. Cardenal (94 años), uno de los poetas más importantes de América Latina, apoyó activamente la lucha contra la dictadura de los Somoza, que gobernó Nicaragua durante casi medio siglo con altos niveles de represión y corrupción.

—————————————————————————

El papa Francisco restableció las funciones canónicas del estado sacerdotal a Ernesto Cardenal, de 94 años de edad, quien había sido suspendido “a divinis” por el papa San Juan Pablo II en 1984 por formar parte del gobierno sandinista de Nicaragua, actividad política prohibida por el derecho canónico que regula a la Iglesia.

El levantamiento de la suspensión, un gesto de misericordia considerando la deteriorada salud de Cardenal y el hecho de que desde hace años está desvinculado de actividades de militancia política, fue comunicado al sacerdote por el nuncio apostólico en Nicaragua, monseñor Waldemar Stanislaw Sommertag.

El pasado 2 de febrero monseñor Sommertag visitó en su casa al padre Cardenal, quien el 20 de enero había cumplido 94 años, y lo encontró lúcido. Fue en ese encuentro que nació el pedido de reintegración. El 4 de febrero la salud de Cardenal desmejoró y tuvo que ser internado en un hospital de Managua por problemas de insuficiencia renal. El 11 de febrero, jornada mundial del enfermo, el nuncio lo visitó en el hospital donde pudo verificar la mejoría de su salud.

El domingo 17 de febrero, el nuncio apostólico visitó de nuevo al sacerdote trapense, y le comunicó el levantamiento de las penas canónicas por parte del Santo Padre, y su plena reintegración al estado sacerdotal. A las 9 de la mañana el nuncio presidió en el mismo hospital una misa de acción de gracias con el padre Cardenal. A su término el sacerdote expresó su profunda gratitud al Santo Padre y al Nuncio.

Desde el 30 de enero de 1985 fecha en la que fue suspendido “a divinis”, el padre Cardenal, ex ministro de Cultura de la Nicaragua revolucionaria (1979-1988) y ferviente defensor de la teología de la liberación latinoamericana, continuó cumpliendo con la vida de celibato sacerdotal y pobreza religiosa, aunque no podía administrar los sacramentos debido a la suspensión.

-Comunicado de la Nunciatura Apostólica

El lunes 18 de febrero la nunciatura apostólica en Managua dio a conocer el siguiente comunicado firmado por el nuncio monseñor Waldemar Stanislaw Sommertag: “El Santo Padre ha concedido con benevolencia la absolución de todas las censuras canónicas impuestas al reverendo padre Ernesto Cardenal, aceptando la petición que éste le había presentado recientemente a través del representante pontificio en Nicaragua, de ser readmitido al ejercicio del ministerio presbiteral.

“El padre Cardenal ha estado 35 años bajo suspensión del ejercicio del ministerio debido a su militancia política. El religioso aceptó su pena canónica que le fue impuesta y se atuvo siempre a ella, sin llevar a cabo ninguna actividad pastoral. Además, había abandonado desde hace muchos años todo compromiso político”.

 

La última primera misa de Ernesto Cardenal (Pedro Miguel Lamet)

La foto dio la vuelta al mundo. El sacerdote poeta y ministro sandinista nicaragüense recibía, de rodillas y con una sonrisa, la reprimenda del papa Juan Pablo II, dedo en ristre: “Debe usted arreglar su situación en la Iglesia”.

“Poder popular”, “Iglesia popular”, fueron algunos de los gritos proferidos durante la misa, mientras el Papa hablaba de unidad de la Iglesia. El pontífice, con su conocido carácter, pedía silencio desde una tarima tras la que lucían gigantescos pósteres de los héroes sandinistas y una pancarta en el aeropuerto: “Bienvenido a la Nicaragua libre gracias a Dios y a la revolución”. Algunos hablaron de “provocación blasfema” y de “explotación política” de la visita, y hasta de “piratería electrónica”, como dijo Radio Vaticano.

Fruto de aquella encerrona fue la suspensión a divinis de los ministros sandinistas que también eran sacerdotes como Miguel de Escoto, Fernando Cardenal, hoy fallecidos, y el propio Ernesto Cardenal, que al cabo de los años ha denunciado públicamente el flagrante pisoteo de los derecho humanos de la actual dictadura sangrienta de Daniel Ortega y su esposa, que han acabado represaliando también al poeta.

Pues bien el nuncio apostólico en Nicaragua, el polaco Stanislaw Waldemar Sommertag, se adelantaba la semana pasada a comunicar personalmente su rehabilitación a Cardenal, internado en un hospital a sus 94 años, y se ha ofrecido a concelebrar con él su primera misa en 35 años.

De igual forma, el obispo auxiliar de la archidiócesis de Managua, Silvio José Báez, se acercó al hospital donde se encuentra el poeta, se postró ante su cama y le dijo: “Le pido su bendición como sacerdote de la Iglesia católica”.

Sus ojos se enrojecieron con alguna lágrima. “Recé por él y le encomendé que le hablara al Señor para que nos auxiliara en los momentos difíciles que vivimos. Fue todo tan hermoso”, dijo Monseñor Báez. El vídeo de esta eucaristía concelebrada desde la cama, me ha remitido el teólogo nicaragüense José Argüello es emocionante.

Finalmente el lunes 19 el nuncio hacía público un comunicado dando cuenta de la absolución “de todas las censuras canónicas impuestas” a Cardenal haciendo costar la obediencia prestada hasta hoy por el sacerdote, “sin llevar a cabo ninguna actividad pastoral”.

Difícilmente se puede esbozar en pocas líneas la poliédrica personalidad de Ernesto Cardenal. Nacido en Granada (Nicaragua) en 1925 renuncia durante la cruel dictadura de Somoza a una juventud bohemia y burguesa. Pronto cambió los burdeles de Paris y las novias más hermosas por la vida contemplativa.

Percibió una señal de Dios en una alergia física que se le producía hasta con un beso. El hecho es que se instaló en el monasterio de Gethsemani, en Kentucky, al lado de su maestro Thomas Merton. Tenía 32 años, era poeta, escultor y licenciado en Filosofía y Letras y había pasado largas temporadas en Nueva York y Europa. Así, del poeta nació el místico con raíces en San Juan de la Cruz, el Maestro Eckhart y Teilhard de Chardin.

De nuevo Dios actúa a través de la salida del monasterio trapense valiéndose de una úlcera de estómago. Creó la comunidad contemplativa y artística de Solentiname y se comprometió con el Sandinismo. “Era lógico que la causa de los pobres -decía- terminara con la incorporación a la revolución. Una expresión más de la coherencia del mandato divino”.

-Poeta latinoamericano

Ahora, un mes antes de su última internación por motivos de salud, Ernesto Cardenal publicó su libro Hijos de las estrellas, y anunció otro posible poemario en breve. El escritor, que como religioso forma parte de una congregación monástica (los trapenses) es unos de los literatos nicaragüenses más reconocidos y premiados a nivel internacional. Sus primeras obras fueron Ansias y lengua de la poesía nueva nicaragüense (1948), Hora 0 (1956) y Epigramas (1961). En 1965 publicó Oración por Marilyn Monroe y otros poemas, en (1967) Salmos y en 1975 El Evangelio en Solentiname, en una producción literaria que se extiende hasta la actualidad.

Las obras de Cardenal han sido traducidas a veinte lenguas y el autor recibió numerosas distinciones por su trabajo. El gobierno de Francia le concedió la Legión de Honor en Grado de Oficial, en diciembre pasado recibió el Premio Internacional Mario Benedetti, que otorga Uruguay, en 2009 el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda y en 2012 el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana. En el 2010 fue propuesto al Premio Nobel de Literatura.

En 2014, en una entrevista que le realizó la televisión alemana después de recibir en Berlín el premio Theodor Wanner, Ernesto Cardenal afirmó que “el papa Francisco está haciendo una revolución” en la Iglesia Católica.

 

Enlaces relacionados:

 

Fuentes:

Religión Digital / AICA / Página 12

Puntuación: 4.67 / Votos: 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *