Las religiones y la dignidad de la vida

9:00 a m| 18 may 18 (VATN).- “El ser humano es el ápice de la creación, dotado de dignidad, derechos y deberes. Por ello cada persona merece respeto, amor y todos los medios necesarios para una vida digna“, es una de las recomendaciones a la cual llegaron los participantes del V Coloquio entre el Real Instituto de Estudios Interreligiosos (RIIFS) de Ammán, en Jordania y el Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, celebrado del 9 al 10 de mayo en Ammán y cuyo tema ha sido “Las religiones y la dignidad de la vida: puntos de vista cristianos y musulmanes”.

En el mismo ámbito del diálogo interreligioso, el papa Francisco se reunió con una delegación de religiones dhármicas, quienes participaron de una conferencia en Roma titulada “Dharma y Logos. Diálogo y colaboración en una época compleja. Budistas, cristianos, hindúes, jainistas y sijs”. Se resaltó la importancia de un encuentro de líderes empeñados en cultivar la cultura del encuentro y del diálogo, colaborando concretamente en el servicio de la vida, de la dignidad humana y de la tutela de la creación.

—————————————————————————

Coloquio cristiano-musulmán en Ammán

Las delegaciones, encabezadas respectivamente, por el Príncipe El Hassan bin Talal, Presidente de la Junta de Síndicos del Real Instituto de Estudios Interreligiosos, y por Mons. Miguel Ángel Ayuso Guixot, Secretario del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, se confrontaron en un ambiente amistoso y abierto, que favoreció un rico intercambio de ideas y puntos de vista sobre el tema y las materias relacionadas.

Entre las recomendaciones a las que llegaron los participantes en Ammán, señalaron que, “la vida es un don de Dios para todos los miembros de la única familia humana; por lo tanto, debe estar protegida desde su concepción hasta su fin natural”. Por ello, el ser humano es el ápice de la creación, dotado de dignidad, derechos y deberes. Por ello cada persona merece respeto, amor y todos los medios necesarios para una vida digna.

Otra de las recomendaciones que se produjeron en este V Coloquio se refiere a la fuerte relación entre el respeto por la dignidad humana y los derechos, por un lado, y el progreso y la prosperidad de una nación, por el otro. “Esta relación –afirmaron los participantes– constituye otro motivo para promover la dignidad humana. Los sentimientos, valores y concepciones compartidos merecen una atención especial. En este sentido recomendaron que, los migrantes, los refugiados y las víctimas de la trata de personas merecen atención y cuidado especiales, para salvaguardar su vida y su dignidad, teniendo en cuenta el significado antropológico del sufrimiento.

Asimismo, se tocó también el tema de la educación y se instó a que, las generaciones más jóvenes deben ser educadas para respetar la creación y la dignidad de la vida. “La idea de un código ético que se enseñe en las escuelas –señalaron los delegados– merece un estudio a fondo, teniendo en cuenta los fenómenos negativos en nuestras sociedades”. Al final del coloquio se firmó un Memorando de Entendimiento entre las dos partes, confirmando e institucionalizando su colaboración continua y fructífera.

ENLACE: Declaración final del V coloquio entre el Real Instituto de Estudios Interreligiosos (RIIFS) de Ammán (Jordania) y el Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso

 

Papa a Religiones Dhármicas: diálogo y colaboración al servicio de la vida

“Es un motivo para agradecer a Dios cuando los líderes religiosos se empeñan en cultivar la cultura del encuentro y dan el ejemplo de diálogo y colaboran concretamente en el servicio de la vida, de la dignidad humana y de la tutela de la creación”, lo dijo el Papa Francisco en sus saludos a los miembros de una Delegación de Religiones Dhármicas (budismo, hinduismo, jainismo y sijismo) de visita en Roma con ocasión del Congreso sobre “Dharma y logos, Diálogo y colaboración en una época compleja”, a quienes recibió en la Casa “Santa Marta”.

En sus saludos a los representantes de las Religiones Dhármicas, el Santo Padre resaltó la importancia de esta iniciativa de “diálogo” que involucra a cristianos, budistas, hinduistas, jainistas, y sijs. “Diálogo y colaboración –precisó el Pontífice– son palabras claves en un tiempo como el nuestro que, por una inédita complejidad de factores, ha visto crecer tensiones y conflictos, con una violencia extendida en pequeña y grande escala”.

“Les agradezco por lo que hacen –concluyó el Pontífice– colaborando juntos según sus respectivas tradiciones religiosas, para la promoción del bien en nuestro mundo. Invoco abundantes bendiciones –agregó el Papa– sobre vosotros y sobre vuestras comunidades”.

Con respecto a la conferencia, se trata de la primera de este tipo celebrada en Italia con la participación de los miembros del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso. Además el evento contó con la colaboración de la Unión Hindú Italiana, de la Unión Budista Italiana, de la Sikhi Sewa Society y del Instituto de Estudios Jainista de Londres y de la Oficina Nacional para el Ecumenismo y la Conferencia Episcopal italiana.

Alentados por los resultados positivos de la Conferencia los participantes firmaron el siguiente de común acuerdo:

1. Reconocemos que el hecho mismo de encontrarnos en un espíritu de amistad y respeto es un signo de nuestro deseo común de mostrar que el diálogo y la colaboración son posibles en esta época compleja.

2. Somos conscientes de que la búsqueda del bienestar pacífico de todos es un testimonio de nuestras respectivas creencias religiosas y, al mismo tiempo, de nuestra convicción compartida.

3. Concordamos en que cuestiones complejas y graves desafíos afligen a nuestro mundo actual.

4. Creemos que los tesoros espirituales de nuestras tradiciones religiosas y la solidaridad humana común deben ayudarnos a superar las pruebas de nuestro tiempo.

5. Afirmamos que esta conferencia interreligiosa ha contribuido significativamente a profundizar el respeto la comprensión y la cooperación recíprocos.

6. Hacemos hincapié en la importancia y la necesidad de aumentar nuestro esfuerzo de diálogo común y la cooperación mutua, en el espíritu de amor y de verdad, permaneciendo profundamente arraigados en nuestras respectivas tradiciones religiosas para poder abordar con eficacia los retos de nuestros tiempos y construir una cultura del encuentro y el diálogo.

7. Llamamos a los líderes religiosos, a los académicos y a los seguidores de nuestras religiones a construir puentes, a colaborar con todas las personas de buena voluntad para constribuirr a construir la paz en el mundo de hoy y de mañana.

 

Fuentes:

Vatican News / AsiaNews

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*