Designaciones del Papa para el Sínodo de obispos: quiénes y por qué

Designaciones del Papa para el Sínodo de obispos

4.00 p m| 27 set 12 (BUENA VOZ).-En los últimos días se han dado a conocer los nombres de 36 obispos que el Papa Benedicto XVI ha convocado para ser parte de la XIII Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los obispos, programada del 7 al 28 de octubre con el tema: “La nueva evangelización para la trasmisión de la fe cristiana”.

Un par de semanas nos separan nada más del inicio del Sínodo y con los últimos participantes elegidos por el Sumo Pontífice se estaría cerrando la lista. Estos se sumarán a los padres sinodales elegidos por las Conferencias Episcopales de todo el mundo y por la Unión de Superiores Generales de las órdenes religiosas (que de todas formas deben ser aprobados por la Santa Sede y cuya lista oficial no ha sido todavía publicada).

Para los que no están muy familiarizados con los parámetros de esta asamblea, cabe recordar que el Sínodo es una institución permanente, creada en el marco del Concilio Vaticano II (1965) con la finalidad de generar una instancia eclesial en la que obispos (como representantes del episcopado católico) reunidos con el Santo Padre, tengan la oportunidad de intercambiar información, ofrecer orientaciones y compartir experiencias, y así ser un instrumento de apoyo y asesoría al Papa. Ver más en el reglamento más abajo.

Aún cuando el Sínodo de los Obispos es una institución de carácter permanente, sus funciones y su concreta colaboración no tienen tal carácter, se reúne y actúa solo cuando el Papa considera necesario y oportuno consultar al episcopado.

Respecto a los nombrados por Su Santidad, entre los elegidos están los que asumirán el rol de presidentes delegados de la asamblea, los cardenales John Tong Hon, obispo de Hong Kong, Francisco Robles Ortega, arzobispo de Guadalajara en México, y Laurent Monsengwo Pasinya, arzobispo de Kinshasa en la República Democrática del Congo. Como redactor general, al cardenal estadounidense Donald William Wuerl, arzobispo de Washington y al francés Pierre-Marie Carré, arzobispo de Montpellier como el Secretario especial.

Hay casos de invitaciones a directores de importantes organismos eclesiásticos que reúnen conferencias episcopales regionales o continentales, como por ejemplo el cardenal Polycarp Pengo, Arzobispo de Dar-es-Salaam en Tanzania, que es presidente del Symposium des Conférences Episcopales d’Afrique et de Madagascar, o el cardenal Péter Erdo, arzobispo de Esztergom-Budapest en Hungría, presidente del Consilium Conferentiarum Episcoporum Europae.

Los nombramientos de padres sinodales también incluyen obispos que el Papa estima o que pueden ser recomendados por la Secretaría general del Sínodo o por la Curia romana, y que no fueron elegidos por sus respectivos episcopados. Este procedimiento también puede ser interpretado por algunos como un modo de “equilibrar” las fuerzas conceptuales en los debates que se vayan a originar en las asambleas.

Ese parece ser el caso de los cardenales Joachien Meisner, arzobispo de Colonia en Alemania; Christoph Schönborn, arzobispo de Viena; George Pell, arzobispo de Sydney en Australia y André Vingt-Trois, arzobispo de París en Francia, considerados más “conservadores” que los elegidos por sus respectivos episcopados. En cuanto a los obispos diocesanos incluidos por Benedicto XVI entre los padres sinodales se puede notar, por ejemplo, al obispo de Tolón Dominique Rey, del ala más tradicionalista-carismática de la Iglesia francesa.

En lo que respecta a representantes latinoamericanos, el Papa convocó al arzobispo de La Plata, Héctor Rubén Aguer, el exponente más ilustre de la minoría conservadora del episcopado argentino; en el caso peruano Benedicto XVI no ha considerado necesario convocar al Cardenal Cipriani, a pesar de que es por ahora el único Cardenal del Opus Dei que participará en la elección del próximo Papa y de que no fue escogido por la Conferencia episcopal. Los obispos peruanos prefirieron enviar al arzobispo Salvador Piñeiro García-Calderón, de Ayacucho, y a Miguel Cabrejos Vidarte OFM, de Trujillo.

Finalmente vale la pena rescatar un par de curiosidades más respecto a la lista de los escogidos por el Papa Benedicto XVI: Tres de veinte pertenecen a la prelatura del Opus Dei. Y son, el segundo sucesor de san José María Escrivá, el obispo español Javier Echevarría Rodríguez, el arzobispo de Los Ángeles José Horacio Gómez y Antonio Arregui Yarza, arzobispo de Guayaquil, que aunque es Presidente de la Conferencia episcopal ecuatoriana tampoco fue elegido por sus hermanos obispos.

Otros tres pertenecen a Comunión y Liberación, don Julián Carrón, presidente de la Fraternidad de Comunión y Liberación (CL), Filippo Santoro, arzobispo de Taranto y Luigi Negri, obispo de San Marino-Montefeltro. Este sería un indicador de la estima y cercanía del Papa con este movimiento eclesial, considerando que apenas media docena de los 200 obispos italianos son de CL.

Fuente:

Los preferidos por el Papa (Sandro Magister)

Vínculos de Interés:

Instrumentum Laboris de la XIII Asamblea General Ordinaria
Listado completo de padres sinodales elegidos por el Papa Benedicto XVI
Reglamento del Sínodo de Obispos con preámbulo sobre su historia y función

Puntuación: 3.75 / Votos: 4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *