Divorciados deben sentirse parte de la Iglesia y en comunión con Jesús

20120607-divorciados.jpg

1.00 p m| LIMA 07 jun 12 (Buena Voz).- En su visita a Milán, el Papa declaró que los divorciados y vueltos a casar deben sentirse parte de la Iglesia y en comunión con Jesús.
Si no estuviera colgado en la web vaticana está noticia debería suscitar la más profunda desconfianza. Es más, un planteamiento de esta magnitud podría merecer una dura llamada de atención de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe. Sin embargo, es verdad, Benedicto XVI, respetado teólogo, ex presidente del Dicasterio mencionado y Sumo Pontífice en funciones arriesga en unas conmovedoras declaraciones este planteamiento.

El Papa conoce las complejidades de lo que dice y es cuidadoso en el uso de las palabras. Reconoce que la doctrina sobre el divorcio produce dolor en los divorciados y vueltos a casa debido a que no pueden recibir la absolución ni recibir la Eucaristía.

En ese contexto, sin embargo, Benedicto señala que la Iglesia los ama, y que las parroquias y la comunidad católica tiene la tarea de hacerles sentir “que son amados, aceptados, que no están «fuera»; aunque no puedan recibir la absolución ni la Eucaristía: deben ver que aun así viven plenamente en la Iglesia”.

“Además, es muy valioso que sientan que la Eucaristía es verdadera y participada si realmente entran en comunión con el Cuerpo de Cristo. Aun sin la recepción «corporal» del sacramento, podemos estar espiritualmente unidos a Cristo en su Cuerpo”.

Finalmente, el Papa procura dar sentido al dolor causado por las restricciones de participación en los sacramentos como un don a la Iglesia si se acepta interiormente.

Estas declaraciones forman parte de un conmovedor intercambio denominado La Fiesta de los Testimonios en que participaron varias familias. La familia que formuló la pregunta sobre los divorciados fue la brasileña, única en que quien presenta a la pareja es la mujer, médico y psicoterapeuta de familia.

Los otros cuatro temas fueron la infancia y recuerdos familiares del Papa en respuesta a una niña vietnamita; el matrimonio como institución histórica occidental y el compromiso “para siempre” en respuesta a una pareja de novios de Madagascar; la esperanza frente a las situaciones económicas adversas en respuesta a una familia griega; y sobre la dificultad de armonizar tiempo de trabajo con tiempo de descanso y familia en respuesta a una familia jamaiquina residente en Estados Unidos.

Tanto porque los detalles del resto de la entrevista son conmovedores como porque conviene leer al mismo Papa sobre el tema de los divorciados, los invitamos a leer el documento completo.

No está de más señalar que esto sucedió luego de que ocurriera la detención del mayordomo. La tranquilidad del Papa y la frescura de sus respuestas son una indicación de que para él la crisis en los medios no es tan importante como sus compromisos como pastor.

Imagen: (Getty) Benedicto XVI en la audiencia del miércoles 06 de junio en la Plaza de San Pedro

Puntuación: 4.28 / Votos: 25

Comentarios

  1. Carlos R. Diez escribió:

    La pregunta clave sigue siendo qué habría dicho Jesus frente a un divorciado, sentado junto a él, entre sus amigos, en la última cena. Al estar ahí, en un momento íntimo y cercano, invitado por Jesús, no sería sino porque el hecho de su divorcio había sido comprendido, perdonado, absuelto,por Jesús. Me cuesta pensar que Jesús le diría "bienvenido mi amigo, comparte este momento conmigo, eres parte de esta comunidad… pero no puedes recibir el pan de vida"

  2. Julio Paredes escribió:

    Pero su situación ante la Ley de Dios que condenó el divorcio sigue igual? seria bueno aclararlo pues muchos católicos divorciados se consideran en pecado y fuera de la Ley cristiana católica.

  3. Laura Berendsohn Edwards escribió:

    Hace muchos años esperaba una pronunciación de la Iglesia al respecto… ¡que maravilla ¡¡¡que consuelo,que justicia ¡¡¡para las parejas que han sacado su vida adelante encontrando la felicidad a lado de la persona indicada.

    ¡Gracias ¡ Santo Padre Jefe de la Iglesia Católica Benedicto XVI

  4. Irene Vegas García escribió:

    Las palabras del Papa son muy bonitas y conmovedoras, en efecto, pero al fin y al cabo, quedamos en lo mismo de antes: las parejas de divorciados que se vuelven a casar no pueden recibir la absolución ni la Eucaristía. Aunque el Papa diga que la iglesia los ama, siguen apartados del Sacramento más importante: la Eucaristía que es la mayor felicidad para un católico. Igualmente, aunque tuvieran un director espiritual o un confesor, si no pueden ser absueltos, seguirán en pecado y sintiéndose muy mal. Mientras no haya un cambio radical que permita a estas parejas recibir todos los Sacramentos como cualquier católico, no habrá una verdadera esperanza para ellos.
    Yo soy divorciada, aunque mi esposo ya murió. Ahora, entonces, soy viuda. Nunca me volví a casar, no por las reglas de la Iglesia sino porque no lo deseaba. Sin embargo, siempre me confesé y comulgué, antes de que muriera mi esposo.
    Él, por su parte, se volvió a casar dos veces más, pero se confesaba y comulgaba siempre, hasta el mismo día de su muerte. Era un hombre muy devoto y, a pesar de sus errores, recibía los sacramentos. No sé si los sacerdotes que se los daban sabían o no que era divorciado y vuelto a casar; la cuestión es que le daban la absolución.
    No creo que eso fuera un pecado por su parte, porque lo hacía con fe y amor. El pecado, en todo caso, residía en que se volvió a casar tres veces en total y el único válido para la iglesia fue su matrimonio conmigo. ¿Qué pueden decirme sobre esto? Estoy segura de que hay muchas parejas en la misma situación o, que ya no van a la Iglesia porque se sienten excluidos. ¿En qué los conforta las palabras del Papa?

  5. Laura Berendsohn Edwards escribió:

    Hace muchos años esperaba una pronunciación de la Iglesia al respecto… ¡que maravilla ¡¡¡que consuelo,que justicia ¡¡¡para las parejas que han sacado su vida adelante encontrando la felicidad a lado de la persona indicada.

    ¡Gracias ¡ Santo Padre Jefe de la Iglesia Católica Benedicto XVI

  6. CECILIA CALMET escribió:

    Soy una persona que dedico su juventud durante 17 años trabajar en una parroquia por una comunidad, me divorcie y resulta que no puedo mas comulgar ni ser absuelta…encuentro al verdadero amor y soy mas feliz que nunca y suigo siendo fiel al catolisismo profesando mi fe…..desde afuera ..ESO ME HACE DIFERNETE ALGUIEN?, NO CREO QUE DIOS ME SEPARE DEL RINO DE LOS CIELOS ..!!!NI SERE CASTIGADA, SI DEDIQUE MI VIDA A SUS PRINCIPIOS Y LO SIGO HACIENDO..,SI ME TRATARAN COMO UNA PERSONA IGUAL A LAS DEMAS , CAMBIARIA TODO….LO QUE DICE EL PAPA, NO ES NOVEDAD PARA MI, PUES ASI ME SIENTO HACE 20 AÑOS Y EL NI NADIE, DIJO NADA ANTES ….EN QUE CAMBIA MI VIDA ESTA NOTICIA?…CUANDO TODOS SOMOS IGUALES ANTE LOS OJOS DE DIOS.!!!

  7. Harold Arlen escribió:

    Thank you for the great post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *