Benedicto XVI: ‘Estoy ante la etapa final de mi vida, y no sé lo que me espera’

20120417-papa_cumpleanos.jpg

4.00 p m| CIUDAD DEL VATICANO 17 abr 12 (BV/RELIGION DIGITAL).-El Papa Benedicto XVI reconoció que afronta el “último tramo” de su vida e ignora qué le deparará el futuro. Fue el 16 de abril del 2012, durante el sermón de una misa celebrada en El Vaticano con motivo de su cumpleaños número 85.
“Me encuentro ante el último tramo del recorrido de mi vida y no sé qué me espera. Pero sé que la luz de Dios existe, que él ha resucitado, que su luz es más fuerte que cualquier oscuridad, que la bondad de Dios es más fuerte que cualquier mal de este mundo”, manifestó.

Ante una delegación compuesta por personalidades de su natal Alemania, el Papa dijo contar con una sola certeza que le ayuda a proseguir con seguridad: La bondad de Dios es más fuerte de cualquier mal existente.

El pontífice reflexionó sobre la esperanza en un discurso improvisado en su lengua madre y que fue seguido por varios obispos alemanes así como por una delegación de la sureña región teutona de Baviera, encabezada por su presidente, Horst Seehofer.

Apuntó que la garantía del poder de Dios sobre la humanidad ayuda a seguir adelante. “En esta hora agradezco de corazón a todos aquellos que continuamente me hacen percibir el sí de Dios a través de su fe”, sostuvo en la celebración que tuvo lugar en la Capilla Paulina del Palacio Apostólico.

“La vida se vuelve un verdadero regalo si junto a ella se puede donar también una promesa que es más fuerte de cualquier desventura que nos pueda amenazar, si ella viene inmersa de una fuerza que garantiza que sea un bien ser un hombre”, indicó.

“Pertenecer a la gran familia de Dios, a través del bautismo, es más fuerte que todas las fuerzas negativas que nos amenazan”, apuntó.

Benedicto XVI ha llegado a esta edad en bastante buena forma física. Aparte de sus antecedentes de dos ictus leves y de una ligera dificultad para caminar, el Papa no muestra señales de ninguna enfermedad. Según uno de sus colaboradores más directos, «la salud de Benedicto XVI, a los 85 años de edad, es mejor que la de Juan Pablo II a los 75». Llaman la atención, sobre todo, su memoria y su lucidez. El pasado mes de marzo, cuando Fidel Castro le comentó que ambos eran ancianos, el Papa respondió: «Yo soy viejo, pero puedo cumplir mis obligaciones».

Benedicto XVI con 85 años, es el sexto Papa más longevo en los últimos siete siglos, de los que constan cronologías precisas. El 19 de abril del 2005, en la Capilla Sixtina, se refirió a sus 78 años de edad, y comentó que su Pontificado -el numero 265 de la historia- no sería largo. Ahora, con siete años, está ya muy cerca de la media, y la superara a partir de este otoño.

A estas alturas, ha sido ya un Pontificado muy intenso, con 23 viajes internacionales a un total de 23 países, cuatro Sínodos de Obispos, tres encíclicas, tres Jornadas Mundiales de la Juventud, un Año Paulino y un Año Sacerdotal. A ese magisterio ya extenso se añaden dos intervenciones personales de gran calado, su libro «Jesús de Nazaret» y el libro de entrevistas «Luz del Mundo».

El programa del Papa incluye en estos momentos un viaje a Líbano en septiembre, un Sínodo de Obispos en octubre sobre la Nueva Evangelización, el Año de la Fe y un viaje a Brasil en julio del 2013 para la Jornada Mundial de la Juventud de Río de Janeiro.

Imagen: (Reuters)El Papa Benedicto XVI ora con su hermano Mons. Georg Ratzinger en su capilla privada en el Vaticano. Foto tomada el 14 de abril del 2012

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *