‘No es malo que brille el Nuevo Sol’

[Visto: 1315 veces]

IPE Instituto Peruano de Economía Comentario Diario
www.ipe.org.pe
10 de agosto de 2010

El BCR considera que divisa se recuperaría por compras de inversionistas para rescatar ganancias. Scotiabank señala que apreciación del sol responde a fortaleza de la economía peruana. Nuevamente intervino para impedir que el dólar cierre por debajo de los S/.2.80, al comprar US$217 millones. (Perú 21, 10/08/2010)

Decidimos escribir este comentario, que esperamos sea didáctico, dada la confusión de algunos de los que opinan sobre el tipo de cambio. Para empezar, ignoran lo que ocurre con el dólar estadounidense en el mundo. Simplemente lo aíslan de su análisis, como si no estuvieran opinando sobre el tipo de cambio entre el Nuevo Sol y el billete verde. El Nuevo Sol se está apreciando, en parte, porque el dólar está débil, lo que a su vez se debe a que la economía estadounidense está pasando por un momento difícil.

La importante diferencia entre los determinantes del tipo de cambio de corto y largo plazo también confunde a algunos. En el corto plazo, choques en los precios de los commodities que nuestro país exporta e importa, por ejemplo, alejarán al tipo de cambio de su tendencia de mediano y largo plazo. La práctica de cubrir los balances de exportadores e importadores primarios, privados o públicos, no está muy difundida. Por ello, una apuesta especulativa de un trader en Hong Kong, por ejemplo, afectaría el tipo de cambio en el corto plazo, si el BCR no interviniera. El diferencial de tasas de interés también explica la apreciación del Nuevo Sol: mientras el BCR está subiendo su tasa de referencia y se espera que lo siga haciendo, la Reserva Federal no lo ha hecho y los futuros de tasas no anticipan que lo haga hasta inicios del próximo año. Así, algunos capitales golondrinos vendrían a anidar aquí, si el BCR no estuviera modificando su política de encaje. En el largo plazo, las diferencias entre la productividad de nuestro país y otros del mundo determinará la dirección del tipo de cambio real -que considera la evolución del Nuevo Sol y las monedas de los principales socios comerciales del Perú, así como la evolución de la inflación de todos estos países-. Este es el tipo de cambio relevante, por ejemplo, para los exportadores no tradicionales.

El principal objetivo del BCR es que la inflación sea moderada. Pese al discurso, sin embargo, no es su único objetivo. Evidentemente, también interviene en el mercado cambiario y adopta algunas medidas consistentes con sus objetivos de política cambiaria.
La fórmula que utiliza en su lenguaje oficial, “moderar la volatilidad del tipo de cambio”, es un eufemismo: la volatilidad del Nuevo Sol es la más baja entre los principales países de América Latina y una de las más bajas entre las economías emergentes, algunas de las cuales -especialmente en Asia- anclan sus monedas al yuan, que está manipulado a la usanza del antiguo mercantilismo. Al “moderar” así la volatilidad del Nuevo Sol, paradójicamente, el BCR aumenta el apetito por dólares de los ahorristas más conservadores, buena parte de los que siguen parqueando sus fondos en el sistema bancario. La satanización de los especuladores que traen capitales golondrinos tampoco tiene sentido dada la pequeñez relativa de estos y los capitales de largo plazo: una de las razones por las que brilla el Nuevo Sol es porque viene inversión extranjera y préstamos de largo plazo, que mucho más que compensan la brecha externa. Otro daño colateral de la guerra contra los especulatos financieros es que se reduce la liquidez en el mercado de capitales, lo que agrava el exceso de demanda concentrada.

Uno de los errores más serios que leímos en estas últimas semanas es que había que endeudarse en dólares, ya que el Nuevo Sol seguiría brillando. ¡No, no y no! Especialmente las personas, típicamente conservadoras y poco sofisticadas financieramente, deben endeudarse en la moneda en que reciben sus ingresos. Así evitan choques financieros por la volatilidad del Nuevo Sol, se protegen ante una crisis como las que ocurren cada año o dos en el mundo o sustos electorales como los que ocurren cada cuatro y cinco años en el Perú. Si tienen un perfil más agresivo (y no les molesta que sus activos y pasivos no estén calzados), les sugerimos que apuesten por el Nuevo Sol. El status quo en las políticas públicas, si bien no alcanza para el desarrollo, es suficiente para que siga brillando el Nuevo Sol.

Puntuación: 4.00 / Votos: 1

Díaz Becerra, Oscar

• Contador Público y Bachiller en Ciencias Administrativas por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Candidato a Magister en Contabilidad de Gestión por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. • Se ha desempeñado como Contador General y Asesor Contable en empresas nacionales y extranjeras. • Representante de las Facultades de Ciencias Contables de las Universidades del País ante el Consejo Normativo de Contabilidad para el periodo 2017-2020. • Director Nacional por Perú ante la Asociación Interamericana de Contabilidad (AIC) para el periodo 2019-2021. • Presidente del Comité Técnico Nacional Permanente de la Junta de Decanos de Colegios de Contadores Públicos del Perú para el periodo 2018-2020. • Miembro Asociado del Instituto Peruano de Investigación y Desarrollo Tributario e integrante de la Junta Directiva para el periodo 2012-2014. • Ha sido miembro de la Comisión Ad Hoc en la Oficina Descentralizada del Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (INDECOPI). • Ha participado en investigaciones individuales y grupales. Diploma a mejor Ponencia en el VI Congreso Iberoamericano de Administración Empresarial y Contabilidad en España 2010, en el VIII Congreso Iberoamericano de Administración Empresarial y Contabilidad en Perú 2012 y en el IX Congreso Iberoamericano de Administración Empresarial y Contabilidad en España 2013. • Premio a la investigación “Roberto Casas Alatriste” 2017 otorgado por la Asociación Interamericana de Contabilidad (AIC) en la XXXII Conferencia Interamericana de Contabilidad. • Expositor en Congresos, conferencias y otros eventos académicos nacionales e internacionales. • Fundador y Director de la revista Contabilidad y Negocios de la PUCP del 2006 a la fecha. • Miembro del Consejo de redacción de la Revista Iberoamericana de Contabilidad de Gestión editada por la Asociación Española de Contabilidad y Administración de Empresas (AECA) y la Asociación Interamericana de Contabilidad (AIC). • Miembro del Cuerpo Editorial de la revista Pensar Contábil editada por el Consejo Regional de Contabilidad del Estado de Rio de Janeiro (Brasil). • Miembro del Consejo Editorial de la revista Investigación en ciencia, gestión, sustentabilidad y tecnología editada por la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle (México). • Presidente de la Asociación Iberoamericana de Control de Gestión - AICOgestión para Perú • Reconocimiento a la Investigación 2010, 2012, 2014, 2016, 2017 y 2018 otorgado por la PUCP. • Árbitro en revistas científicas y congresos internacionales. • Presidente del Comité Técnico Nacional de Investigación Contable de la Junta de Decanos de los Colegios de Contadores Públicos del Perú para el periodo 2014 al 2016. • Miembro de la Comisión Técnica Interamericana de Investigación Contable de la Asociación Interamericana de Contabilidad (AIC) para el periodo 2013-2015 y 2016-2017. • Miembro de la Comisión Técnica Interamericana de Educación de la Asociación Interamericana de Contabilidad (AIC) para el periodo 2018-2019. • Autor de artículos publicados en revistas académicas y de divulgación profesional, nacionales y extranjeras. • Premio a la Responsabilidad social 2010, 2011, 2012, 2013, 2014, 2015 y 2016 otorgado por la Dirección Académica de Responsabilidad Social de la PUCP. • Profesor Asociado del Departamento Académico de Ciencias Contables de la PUCP. • Doctor Honoris Causa por la Universidad Nacional de Huancavelica • Profesor Honorario en la Universidad Nacional Santiago Antúnez de Mayolo. • Profesor Honorario y profesor Visitante en la Universidad Particular de Chiclayo. • Coordinador de la Sección de Contabilidad del Departamento Académico de Ciencias Administrativas de la PUCP durante el periodo 2002-2005 y 2005-2008. • Jefe del Departamento Académico de Ciencias Administrativas de la PUCP durante el periodo 2008-2011. • Decano de la Facultad de Ciencias Contables de la PUCP para el periodo 2011-2014 y 2014-2017.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *