La Sunat rechazó los proyectos sobre fraccionamientos

[Visto: 1796 veces]

Nuestros congresistas no solo se hacen conocidos por las noticias sobre robo de electricidad, lavado de pies y otras aberraciones mas, también por presentar proyectos de Ley que al final solo benefician a las grandes empresas. Es entendible la posición de la Sra. Nahil Hirsh al expresar su rechazo a nuevas normas sobre amnistías y fraccionamientos tributarios, pues es cierto, en lo referente al fraccionamiento, el Código Tributario vigente ya regula el derecho de los contribuyentes de acogerse al mismo ¿o es que se pretende disfrazar con estos proyectos las amnistías que beneficien a los grandes deudores?, alguien imaginó encontrar a Telefónica dentro de los mas grandes deudores tributarios?.

A continuación pueden leer el texto completo de la noticia publicada hoy en el diario Gestión.

La jefa de la Sunat, Nahil Hirsh, alertó ayer que en el Congreso hay un grupo de 11 proyectos de ley que contemplan amnistías y fraccionamientos tributarios, con los cuales podrían beneficiarse aquellos contribuyentes que mantienen deudas tributarias.
La preocupación está en que si bien esas iniciativas tienen “la buena fe del Congreso” de aliviar la carga de las pequeñas empresas, sin embargo, afirmó Hirsh, la experiencia de una ley del año 2001 revela que en la práctica se benefician las grandes empresas.
“En este ejercicio de análisis de esos 11 proyectos, hemos visto cuáles serían las empresas principalmente favorecidas y que tienen multas pendientes de pago, y que se beneficiarían con la extinción de multas”, comentó Hirsh ante la comisión de Economía del Congreso.
Y a continuación presentó una lista de diez empresas que tienen una deuda tributaria de S/. 6,309 millones, cuyo mayor monto corresponde a la empresa Telefónica del Perú con una deuda tributaria de S/. 1,985 millones.
Sin embargo, mediante un comunicado, Telefónica del Perú refirió que “las supuestas deudas han sido impugnadas por Telefónica por considerar que carecen de sustento legal y, por lo tanto, a la fecha no son deudas exigibles”.
En tanto, en la lista de las diez empresas figuran Inversiones Trinidad e Industrial Selva, contribuyentes con baja de oficio y no habidos; Engelhard, Afimetal, Negociaciones y Representaciones están habidos, pero no lo están Panexim ni Compañía Aurífera Unión.
Cabe anotar que hasta setiembre del año pasado existían 410,899 contribuyentes (99% son personas jurídicas) con un total de deuda tributaria mayor a los S/. 84 mil millones, de las cuales solo el 30% corresponde al tributo adeudado, y el 70% restante a los intereses moratorios generados por el tributo (*Gestión* 14.12.2009).
MONTO
La Sunat precisó ayer que el monto de deuda tributaria de esas diez empresas corresponde a multas e intereses generados, incluidos los montos impugnados por las empresas.
“Respecto a estas deudas, algunas se encuentran exigibles, algunas en reclamo y otras se encuentran en apelación. Y el tema está en que una norma de fraccionamiento también permite el acogimiento de deudas que están en apelación”, subrayó el superintendente nacional adjunto de Tributos Internos, Ricardo Toma.
Incluso esas empresas, y las otras que se acogieron a la Ley de Reactivación a través del Sinceramiento de las Deudas Tributarias (RESIT), vigente desde el año 2001, y que perdieron el fraccionamiento, podrían acogerse a uno de los 11 proyectos, advirtió Hirsh.
“Y el efecto pernicioso que genera es que (las empresas) ya estarían esperando cuándo salen las normas para volver a acogerse. Entonces esta expectativa es una preocupación de la Sunat que hoy traigo al Congreso”, dijo Hirsh.
Asimismo, aprovechó la ocasión para responder a las críticas de algunos congresistas que reclaman a la Sunat incrementar la recaudación y la presión tributaria. “Si vemos cuánto significan las exoneraciones y beneficios tributarios, estamos hablando de S/. 8 mil millones. Eso representa 2.1% del PBI. Entonces, reflexionemos juntos (congresistas), estos forados y filtraciones distorsionan la estructura tributaria”, enfatizó.
En ese sentido, sostuvo que viene trabajando junto con el MEF en proyectos de modificaciones para replantear las exoneraciones.
Por otro lado, la Sunat también está preocupada por la evasión sobre todo de las empresas de entretenimiento como algunos casinos.
Cabe anotar que en caso ese paquete de 11 proyectos se convirtiera en ley, esto afectaría a los acreedores del Estado como Sencico, Senati, Essalud, Oficina de Normalización Previsional (ONP), Banco de la Nación, y entidades privadas como las AFP.
“Pero lo más importante es que ya tenemos un fraccionamiento permanente del Código Tributario”, anotó la jefa de la Sunat.
GESTIÓN – 08/04/10

Puntuación: 2.00 / Votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *