Day: junio 4, 2009

Otro video sobre prensa

Habla de de un aprensa mercnaria

_______
http://www.youtube.com/watch?v=6-jDk0UDqtA

Fuente: http://www.youtube.com/watch?v=6-jDk0UDqtA&NR=1 Leer más

Así desinforman las grandes cadenas televisoras

Así desinforman las grandes cadenas televisoras, pueden injuriar, pueden mentir y no pasa nada. Ustedes mismos de una vistaso.

_______

Debate en Antena 3 sobre RCTV (censurado por YouTube) 2 – 7

http://www.youtube.com/watch?v=5yJRXwIkGFI

Fuente: http://www.youtube.com/watch?v=5yJRXwIkGFI&eurl=http%3A%2F%2Ftvbruto%2Eblogspot%2Ecom%2F&feature=player_embedded Leer más

Por una Ley de Radio Difusión que nos hagan libres

También necesitamos urgente Nueva Ley de Radio Difusión, pues las frecuencias han sido acaparadas por las grandes corporaciones y grupos, sus contenidos de la mayoría de los medios de comunicación en el Perú solo diviete, aturde, manipula a los usuarios, además crean un sentimiento de dependencia de masificación, de consumista y hedonista. Los periodistas o comunicadores responden a una militancia ideológica por ello informan parcializandamente, hasta con cierto grado de intolerancia al pensar diferente. Sino chequeen a uno 8 radio emisoras 3 telivisores de cadena nacional y saquen sus conclusiones.

======
Florencia Copley:
La urgencia del debate por una nueva ley de comunicación

Prácticamente todas las organizaciones, instituciones y agrupaciones que han analizado el anteproyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual presentado por el Poder Ejecutivo(3), coinciden en la importancia de algunos puntos clave de esta propuesta. Seguramente los más relevantes son los que han generado una mayor polémica tanto entre quienes se encuentran trabajando en la producción de aportes para el mejoramiento del proyecto como para aquellos medios comerciales que hoy detentan grandes beneficios y se han mostrado reacios a perder su poder.

TeleSUR _ 03/06/2009

Florencia Copley

La propuesta para reemplazar la ley de radiodifusión en Argentina propició una discusión que abre un postergado camino en la necesaria y urgente democratización de los medios de comunicación en un contexto de cambios regionales y coyuntura electoral en el país.

El gobierno nacional argentino ha hecho pública, el 18 de marzo de este año, una propuesta de Proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual para cuyo debate se dispuso un plazo de 60 días antes de que sea tratado en el parlamento. Para discutir este anteproyecto se organizaron en diferentes puntos del país una serie de actividades donde surgieron posturas a favor y en contra de la propuesta pero también significativos aportes para una nueva ley que de ser aprobada trascenderá a los gobernantes de turno.

Cuando los comunicadores y militantes de organizaciones sociales recuerdan que en la Argentina existen 25 años de lucha por una nueva legislación para los sistemas de comunicación, no es una cuestión de retórica. Diferentes sectores han reclamado durante más de dos décadas que se reemplace el Decreto-Ley 22.285 sancionado durante la última dictadura militar en el año 1980 y que aún hoy continúa vigente. En la democracia de los posteriores gobiernos argentinos la ley sufrió un total de 207 modificaciones pero la introducción de dichos cambios ha colaborado con la concentración y centralización de los medios masivos de comunicación, favoreciendo la tendencia a los monopolios y oligopolios.

Ya en el año 1984, al recuperar los trabajadores de prensa sus organizaciones con la incipiente democracia, la Asociación de Periodistas de Buenos Aries -luego Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (UTPBA)- participó en la elaboración de un proyecto para reemplazar la Ley de Radiodifusión, que años más tarde fue elevado al Consejo de Consolidación de la Democracia. Desde 1987 casi un centenar de proyectos fueron presentados en las Cámaras de Diputados y Senadores(1). Finalmente, la Coalición por una Radiodifusión Democrática, iniciativa surgida en el año 2004 de la convergencia de organizaciones, instituciones, sindicatos, organismos de Derechos Humanos y radios comunitarias, logró que los 21 puntos por el Derecho a la Comunicación acordados en ese espacio hace cuatro años fueran contemplados en el Proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que presentó oficialmente el gobierno nacional argentino el 18 de marzo de 2009.

Ahí empezó la carrera: 60 días de plazo para debatir el proyecto de Ley. Pero la urgencia de un tema tantas veces postergado parece haberse desatado con la sesgada cobertura mediática del lock out agropecuario y el insistentemente difundido ”conflicto del campo” que derivó en un público enfrentamiento entre el gobierno y el Grupo Clarín, que en la actualidad controla más del 40% de los contenidos que circulan a través de las distintos soportes de comunicación masiva (diarios, revistas, radio, televisión abierta y paga e internet) y único holding que participa en toda la cadena de valor del negocio de los medios de comunicación, desde la producción hasta la emisión y distribución de contenidos(2).

En esta coyuntura política y en un confrontativo año electoral, el gobierno de Cristina Fernández da impulso entonces a un nuevo Proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, cuya propuesta comenzó a difundirse, promoverse y discutirse en diferentes puntos del país en actividades organizadas para ese fin. Algunos sectores sociales al momento de evaluar la posible nueva legislación no lograron salir del análisis de coyuntura y denunciar la conveniencia del oficialismo en la aprobación de esta Ley de su autoría. Muchos otros, priorizando la urgencia de actualizar la regulación actual de los medios de comunicación en el país, han visto sin embargo la oportunidad de iniciar un camino en la democratización de la información y la comunicación -que deberá ir mucho más allá de la aprobación de esta ley- como aspecto esencial en la construcción de una sociedad más justa.

La discusión pública sobre la nueva ley de comunicación de alguna manera se ha instalado en universidades y diferentes espacios donde ha llegado el debate pero pareciera haber sobre este tema, como mencionó el periodista Eduardo Aliverti, ”un apagón televisivo y casi un apagón radiofónico”. Porque cambiar la legislación vigente es un gran avance en la democratización de la información pero por otro lado determina cómo y a quién se otorgarán mayores beneficios en el manejo de los medios masivos.

A pesar del largo camino que queda por recorrer en todos los países del continente hasta lograr reglamentaciones que verdaderamente limiten el poder de las corporaciones de la información y la comunicación, la participación de la sociedad civil en el debate y la discusión es determinante en la construcción de un acceso igualitario y democrático.

Las propuestas de la nueva ley

Prácticamente todas las organizaciones, instituciones y agrupaciones que han analizado el anteproyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual presentado por el Poder Ejecutivo(3), coinciden en la importancia de algunos puntos clave de esta propuesta. Seguramente los más relevantes son los que han generado una mayor polémica tanto entre quienes se encuentran trabajando en la producción de aportes para el mejoramiento del proyecto como para aquellos medios comerciales que hoy detentan grandes beneficios y se han mostrado reacios a perder su poder.

Entre los puntos más sobresalientes cabe mencionar la ”retransmisión o emisión televisiva de determinados acontecimientos de interés general como los deportivos en directo y de manera gratuita en todo el territorio nacional”; la ”exigencia de programación propia”; ”el régimen de concurso abierto y permanente” para otorgar las licencias; las ”audiencias públicas para la renovación de licencias” y las ”limitaciones a la transferencia de licencias”; las ”cuotas de producción nacional, de transmisión de producciones nacionales, cuotas obligatorias de producción propia que deben cumplir los licenciatarios y la incorporación de señales locales en los sistemas de televisión por suscripción”.

Otras de las cuestiones relevantes son las ”cuotas específicas de espectro para comunicación orientada a fines sociales” donde se destina ”el 33% de las localizaciones planificadas, para personas de existencia ideal sin fines de lucro”; el establecimiento de un ”número máximo de licencias que pueden ser prestadas por un solo sujeto; la imposibilidad ”de que un solo prestador controle más del 35% a nivel nacional y para todos los servicios de abonados o habitantes”; ”la creación de un Fondo de Fomento Concursable para Producción de Programas de Televisión de Calidad para Niños, Niñas y Adolescentes”; ”la creación de un Registro Público de Licencias y Autorizaciones” y ”el Registro Público de Señales y Productoras”; el establecimiento de una ”cuota de pantalla del cine nacional”.

En cuanto a las licencias y los prestadores de servicios, el Proyecto de Ley establece ”limitaciones a la concentración de licencias” (hasta diez licencias de radiodifusión cuando se trate de servicios de radiodifusión sonora, de radiodifusión televisiva abierta y de radiodifusión televisiva por suscripción con uso de espectro radioeléctrico -excluyendo servicios sobre soporte satelital- y hasta 24 licencias para la explotación de servicios de radiodifusión por suscripción); ”el ingreso de nuevos actores: las cooperativas y los licenciatarios de servicios públicos, en condiciones de libre apertura del mercado”; la admisión de ”tres tipos de prestadores: de gestión estatal, de gestión privada con fines de lucro, de gestión privada sin fines de lucro”.

Otro de los cambios que introduce la propuesta radica en la creación de Radio y Televisión Argentina Sociedad del Estado, que tendrá a su cargo la administración, operación, desarrollo y explotación de los servicios de radiodifusión sonora y televisiva del Estado Nacional, así como la creación de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AUFER) encargada de aplicar, interpretar y hacer cumplir la ley y cuyos miembros serán designados por una Comisión Bicameral y el Poder Ejecutivo de la Nación. Además se establecerá un Consejo Federal cuyos miembros provinciales representarían a los prestadores privados, a las emisoras universitarias, a los medios públicos y a los trabajadores de prensa; y se crearía también una Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual.

Aportes y críticas

Poniendo en evidencia el claro enfrentamiento con el gobierno, el Grupo Clarín optó por dar difusión sólo a las críticas realizadas tanto por la oposición como por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), asociación con sede en Miami que nuclea a grandes propietarios de medios de comunicación del continente en la defensa de sus intereses oligopólicos y de la cual forman parte Clarín y también el diario argentino La Nación(4).

”La SIP le reclama al Gobierno que ‘cese la escalada de hostigamiento’ hacia los medios”, tituló Clarín el 16 de marzo, y pese a que el informe de la SIP fue elaborado antes de que se divulgue el contenido de la propuesta del Proyecto de Ley, sostenía que ”la iniciativa oficial no sólo profundizaría la confrontación con los medios sino aumentaría los controles y también el manejo de los mismos”.

Una vez presentado el Proyecto de Ley por el gobierno nacional, tanto los medios gráficos como algunos noticieros televisivos, en lugar de propiciar el debate, se limitaron a difundir la conferencia de prensa que dieron los principales sectores políticos opositores al oficialismo. Allí aparecieron críticas viscerales como la de Elisa Carrió, líder de la Coalición Cívica (CC), para quien esta propuesta es una ley ”extorsiva” que ”pone a todos de rodillas”, y la del senador Gerardo Morales, presidente de la Unión Cívica Radical (UCR), quien sostuvo que: ”debatir cambios a la Ley de Radiodifusión con este gobierno equivale a convertir a la Argentina en la Venezuela de Chávez”,

Por otro lado y sin cobertura mediática, se generaron diversos espacios donde las posiciones -más enfrentadas o más cercanas al kirchnerismo- no les impidieron ocuparse de estudiar seriamente la propuesta y presentar críticas y observaciones, gran parte de las cuales deberían ser contempladas a la hora de debatir el Proyecto de Ley en las instancias parlamentarias.

Tal vez los aportes más interesantes sean los elaborados por las organizaciones de medios comunitarios, ya que en ese ámbito el debate ha cobrado la dimensión que impone la urgencia de los pueblos por hacer frente a los grandes monopolios de la información desde la construcción de una comunicación propia, alternativa a las agendas del poder empresarial.

Una de las propuestas coincidentes de estos espacios es la derogación del Decreto 527/05, que extendió por diez años más el plazo de las licencias de los medios comerciales. Para la Asociación de Radios Comunitarias (AMARC): ”La anulación de este Decreto, por los mecanismos constitucionales que resulten más convenientes es imprescindible para sostener en la práctica los principios democratizadores de este proyecto”(5).

También de acuerdo con este punto, la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA) hizo pública una serie de propuestas que apuntan a la necesidad de especificar ”conceptos, definiciones que aparecen poco claros o ambiguos de manera que no estén sujetos a interpretaciones de unos pocos cuando la ley se reglamente”.

Por ejemplo, con respecto al 33% designado para entidades privadas sin fines de lucro, la RNMA afirma que: ”nuestros medios tendrían que disputar licencias con fundaciones, iglesias, corporaciones sindicales y otras organizaciones que entran en la misma tipología de licenciatario cuyo poder político y económico (y sus características y objetivos) son completamente distintos a los nuestros. Los medios comunitarios, populares y alternativos deben estar especialmente protegidos y su actividad específicamente promovida para poder gozar de un ejercicio de la comunicación plenamente democrático. La garantía del ejercicio pleno de los derechos de los comunicadores comunitarios, populares y alternativos tiene que ser una obligación del Estado y esto tiene que quedar claro en la Propuesta de Proyecto de Ley”. Es en este sentido que reclama la incorporación de esta nueva tipología de licenciatario que correspondería a los medios de comunicación comunitarios, populares y alternativos, así como ”mecanismos específicos de acceso a licencias” para este sector(6).

Además, en el documento de la RNMA y también en otros espacios donde se discutió el Proyecto de Ley se propuso la incorporación de nuevos miembros en las autoridades de aplicación que puedan ser designados por medios comunitarios, alternativos y populares.

En cuanto a la cantidad de licencias permitidas, hay organizaciones que concuerdan en que el límite de diez y 24 licencias que manifiesta el Proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual no es suficiente para terminar con los monopolios mediáticos, a pesar de que pueda significar un avance frente a la legislación actual.

Estos y otros tantos aportes que pueden seguirse a partir de documentos y declaraciones de organizaciones, instituciones, agrupaciones de medios de comunicación y periodistas, entre otros, dan una dimensión de la importancia que radica en aprovechar esta instancia de involucramiento de la sociedad civil y a la vez -como afirmó Cristian Jensen representando a la Coalición por una Radiodifusión Democrática en una actividad pública- proponer ”que la reglamentación de la Ley se construya en términos participativos”.

Para esto es necesario que el debate trascienda los ámbitos académicos, institucionales o profesionales y tome las calles. El derecho a la información es un Derecho Humano y los medios masivos de comunicación deben asumir su rol social con un compromiso basado en principios éticos y no corporativos.

Contexto regional de la comunicación

El debate por una nueva legislación que regule los sistemas de comunicación en la Argentina no es un hecho aislado ni el resultado directo de una coyuntura política puertas adentro del territorio nacional. En la reciente visita que realizó el presidente de Venezuela Hugo Chávez al país, en la conferencia de prensa que brindó el 15 de mayo junto a la presidenta Cristina Fernández, el mandatario bolivariano destacó que la lucha contra el terrorismo mediático ”es parte de la batalla por la libertad de nuestro continente”.

El gobierno venezolano ha sido una de las principales víctimas de la manipulación de los medios masivos, cuyos dueños y representantes participaron abiertamente del intento de golpe de Estado en abril del 2002, calificado internacionalmente como ”golpe mediático”. Con ese antecedente, la Asamblea Nacional de Venezuela sancionó en diciembre de 2004 la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión también conocida como Ley Resorte, estableciendo una serie de restricciones y sanciones para frenar los abusos de los medios de información que ejercen un gran poder sobre la opinión pública.

En la actualidad, otros países de la región también están trabajando en consolidar un marco legal de mayor democracia para los sistemas de comunicación. Dentro de esos nuevos procesos, el Foro Ecuatoriano de la Comunicación inició un debate con diversas organizaciones sociales sobre la propuesta de una nueva Ley de Comunicación para ser discutida en la Asamblea Nacional y que -tal como dispone la nueva Constitución- deberá aprobarse antes de octubre de este año. Según Osvaldo León, director de ALAI, ”la nueva Constitución de Ecuador, aprobada por referendo en septiembre del año pasado, es la más avanzada de América Latina, y quizás del mundo, en materia de comunicación”(7).

A su vez, en Brasil, el Tribunal Supremo Federal abolió a fines del pasado mes de abril, la Ley de Prensa vigente desde el año 1967, sancionada también en tiempos de dictadura. Ahora el Parlamento debe asumir la tarea de hacer una nueva ley acorde con la Constitución y con la necesidad de democratizar el acceso a la información(8).

En El Salvador, donde la izquierda representada en el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) ha ganado recientemente las elecciones presidenciales, están surgiendo iniciativas como la promovida por el Movimiento para la Comunicación Democrática desde donde diferentes organizaciones y agrupaciones exigen un marco jurídico para que ”la comunicación sea un bien público y no una mercancía”(9).

Otro avance en materia legislativa ha sido la aprobación de la Ley de Radiodifusión comunitaria en Uruguay, en diciembre de 2007, gracias a la cual un año después el gobierno autorizó el otorgamiento de licencias a 38 radios comunitarias, además de otras 200 solicitudes que están siendo evaluadas y fueron presentadas a partir de un censo establecido en la ley(10).

A pesar del largo camino que queda por recorrer en todos los países del continente hasta lograr reglamentaciones que verdaderamente limiten el poder de las corporaciones de la información y la comunicación, la participación de la sociedad civil en el debate y la discusión es determinante en la construcción de un acceso igualitario y democrático.

En esa dirección debe apuntarse también la conformación de instancias que potencien y regulen el trabajo de los medios comunitarios, alternativos y populares, ya que es en la consolidación de estos espacios donde la pluralidad de voces y discursos podrá hacerse efectiva. Seguramente el país de la región con mayores logros en el fortalecimiento de este tipo de medios, sea Venezuela, donde el año pasado a través de una consulta pública realizada en 13 encuentros regionales con más de 1.500 participantes, se elaboró una propuesta para la construcción del Sistema Público Nacional de Comunicación Popular, Alternativa y Comunitaria (SPNCPAC).

”De esta manera, la comunicación estará en manos de los trabajadores, de los campesinos, de los indígenas, en la que se plantea un proceso dialéctico, donde los medios promueven la construcción del poder popular y el poder popular va transformando la propiedad en propiedad social”, sostiene el resumen de la propuesta del SPNCPAC, publicada por el Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información de la República Bolivariana de Venezuela en octubre de 2008. La propuesta contempla además la sostenibilidad y creación de fondos que permitan llevar adelante la iniciativa y a la vez desarrollar la plataforma tecnológica necesaria.

Es en este último aspecto donde la propuesta para la nueva legislación en la Argentina encuentra otro punto de debate, porque como se ha señalado en diversos foros y actividades realizadas en torno al Proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, es el fomento por parte del Estado para la inversión en tecnología de información y comunicación, así como en formación y capacitación, lo que permitirá pasar de proposiciones idealistas a un marco jurídico que otorgue posibilidades reales a la democratización, la pluralidad y el acceso a la información.

NOTAS:
(1) Carta presentada por la Coalición por una Radiodifusión Democrática a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, Buenos Aires, 30 de julio de 2008. En: http://www.coalicion.org.ar
(2) Javier Posse, ”El monstruo pisa fuerte”, Revista En Marcha. En: http://www.ajb.org.ar
(3) Presidencia de la Nación, Propuesta de Proyecto de Ley ”Servicios de Comunicación Audiovisual”, Marzo de 2009. En: http://www.comfer.gov.ar
(4) Observatorio de Medios de Argentina – APM Agencia Periodística del Mercosur, ”Más sobre el rechazo de Clarín a la nueva Ley de Radiodifusión”, 19 de Marzo de 2009. En: http://www.insurrectasypunto.org
(5) ”Aportes desde la Asociación Mundial de Radios Comunitarias en Argentina para analizar el anteproyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual”. En: http://www.redeco.com.ar
(6) ”La RNMA frente a la Propuesta de Proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual”. En: http://www.redeco.com.ar
(7) ”La ley de Comunicación ecuatoriana debatida por los movimientos sociales”, ALAI. En: http://www.movimientos.org/foro_comunicacion/
(8) ”Abolieron la ley de medios en Brasil”, Diario Página/12, Buenos Aires, 2 de mayo de 2009.
(9) ”El Salvador: Libertad de expresión para un nuevo país”. En: http://www.movimien
tos.org/foro_comunicacion/
(10) ”La insistencia y el ejemplo”, Revista Cara y Señal, Diciembre de 2008.

——————–

Florencia Copley

Fuente: http://www.telesurtv.net/noticias/entrev-reportajes/index.php?ckl=289 Leer más

PARA RECORDAR: Memphis Tennesee

Chuck Berry & Trini Lopez – Memphis Tennesee
http://www.youtube.com/watch?v=9EduyLjv_C0

FUENTE: http://www.youtube.com/watch?v=9EduyLjv_C0&feature=related Leer más

Aborto y pedofilia

Aborto y pedofilia

La doble moral corre por los pasillos del Vaticano. Ocultan los nombres de sus abusadores y no los condenan. Alaban al siniestro Berlusconi cuando éste apoya al prelado en contra de la decisión médica de permitir que Eluana Englaro muera. En el diccionario del Vaticano la palabra contradicción no existe.

Por: Arnoldo Kraus
::

Tienen algo en común el aborto y la pedofilia? No y sí. No en la realidad. Sí en el lenguaje de los ministros del Papa. El no retrata la vida. El sí es parte de un discurso eclesiástico dogmático. El no distingue dos situaciones distintas. El sí intenta ligar dos problemas que nada tienen en común. El no apela a la razón. El sí a la fe. El no lo escuchan creyentes (en Dios) y no creyentes (en Dios). El sí resume gran parte de la filosofía de las religiones: la fe no requiere de la razón. El embrollo de las religiones actuales es el tiempo y la contumacia de los ministros que ignoran que Dios ha cambiado, que el Dios original no puede ver con buenos ojos lo que sucede en el mundo. Entre el siglo XXI y el advenimiento de los dioses y de las religiones ha pasado mucho tiempo.

El cardenal Antonio Cañizares, quien ocupa un ministerio en la curia del Vaticano, afirmó, cuando reflexionaba acerca de los abusos sexuales y sevicias a menores cometidos en internados católicos en Irlanda entre 1950 y 1980, que no es comparable lo que haya podido pasar en unos cuantos colegios, con los millones de vidas destruidas por el aborto. Lo grave de la afirmación de Cañizares es que no sólo es su opinión: su voz y su postura es la del Vaticano y de la Iglesia católica que avala esos razonamientos. De no ser así, algo, además de unas pocas palabras, hubiese ya sucedido contra los abusos perpetrados por algunos miembros del clero católico.

Tras los escándalos y la pena católica por lo sucedido en las manos y en los genitales de religiosos en Estados Unidos, México, Francia, Inglaterra y Australia llega Irlanda. Salvo por la nacionalidad y la religión de los obispos la historia es la misma: abusos impensables contra menores, falta de acción contra los abusadores y ocultamiento de los nombres de los responsables. La complicidad de la jerarquía católica es alarmante. No denunciar y no castigar es sinónimo de aceptación y, ¿por qué no?, al aceptar los hechos se permite que los abusos continúen y, en algunos casos, ¿por qué no?, que se estimulen esos latrocinios. El secretismo de la Iglesia habla de cerrazón, de vergüenza y de conveniencia. La doble moral corre por los pasillos del Vaticano. Ocultan los nombres de sus abusadores y no los condenan. Alaban al siniestro Berlusconi cuando éste apoya al prelado en contra de la decisión médica de permitir que Eluana Englaro muera. En el diccionario del Vaticano la palabra contradicción no existe.

Hace pocos días, la representante para Europa de Catholics for Choice, Elfriede Harth, aseguró que los obispos sólo protestan por asuntos de la zona pélvica, no por guerras ni por vulneraciones de derechos humanos, a lo que se deben agregar disparates como la postura de Cañizares. La misma funcionaria de Católicas por el Derecho a Decidir nos recuerda lo que los librepensadores repiten cuando se trata del aborto y cuando se habla de que dentro de la Iglesia han existido otras iglesias. San Agustín afirmaba, por ejemplo, que el aborto no debe considerarse homicidio porque en los primeros meses no se ha instalado el alma en el cuerpo, mientras que Santo Tomás aceptaba que el aborto podría llevarse a cabo hasta los 40 días de gestación si se trataba de un varón y hasta los 90 si era niña, ya que sólo a partir de esas fechas era cuando realmente se había formado el ser humano.

El argumento del cardenal Cañizares es abominable. Los fetos y los embriones tienen valor y derecho a la vida. Las vidas lastimadas, y en ocasiones destruidas, de los niños abusados y violados que acudían y acuden -el caso mexicano del pederasta Marcial Maciel es muy fresco-a escuelas católicas y que se convirtieron en víctimas de la curia valen menos que las de los embriones. Es también abominable porque la Iglesia financia campañas antiaborto pero no indemniza a las víctimas de sus miembros. ¿Cuándo la verdad?

Fuente: http://www.telesurtv.net/noticias/opinion/985/aborto-y-pedofilia/ Leer más

Argentina 78: Fútbol en una guerra sucia

“Estoy convencida de que la Junta Argentina organizó el Campeonato Mundial de Fútbol de 1978 para encubrir los crímenes del régimen.” Son palabras de Nora Morales de Cortiñas, portavoz de las “Madres de la Plaza de Mayo” en Argentina, en reacción al libro “Fútbol en una guerra sucia” que ha aparecido hoy, lunes. El primer ejemplar ha sido entregado a la Princesa Máxima. Una cuestión delicada, si se tiene en cuenta que el padre de Máxima formaba parte del incriminado régimen militar de aquella época en Argentina.
Los autores de “Fútbol en una guerra sucia”, los holandeses Marcel Roser e Iwan van Duren, exponen en su obra el aspecto político y deportivo del Campeonato de Fútbol de 1978. A pesar de las protestas en Holanda, la selección nacional viajó a Argentina para, en la final, enfrentarse al equipo nacional argentino. Treinta años después, Iwan van Duren opina que nunca debía de haberse jugado el encuentro.

“La gente decía entonces: se arroja desde helicópteros a personas con vientres rajados. Desaparece gente. Era verdad. En realidad, hemos jugado al fútbol sobre las cámaras de tortura. Nos pareció muy importante escribir este libro por las víctimas y para aprender de la historia.”

http://www.youtube.com/watch?v=8tpjlyXoQWU

Fuente: Radio nederland Leer más

El departamento español de Radio Nederland Wereldomroep, con la imprescindible colaboración de la organización holandesa de ayuda al desarrollo, Oxfam Novib, ha iniciado los debates públicos sobre …

http://www.youtube.com/watch?v=CLmgr80mr6k

Fuente: Radio Nederland Leer más

A1 (H1N1) Vs. muerte de niños en toda la sierra por neumonía

El gobierno viene promocionando sobre la reducción de la pobreza, pero de qué reducción hablan?, o es que los niños y niñas que mueren por el friaje no están dentro de la estadísitca oficialista sobre la pobreza?. hace días Jorge Del Castillo en RPP, atribuyó la muerte de estos niños a la falta de educación que tenían los padres, pero no se da cuenta que las enfermedades atacan fácilmente a personas desnutridas?.

Además si ha reducido la pobreza entonces por qué se sigue construyendo más cárceles?, o es que preveen que el futuro va a ser más convulsionada por causa de la pobreza?

Además los medios siguen con fuerza todos los días con el tema de A1 (H1N1), mientras que las muertes por el friaje son de poca importancia.

_____
Presidentes Regionales manifiestan que Puno no es el único departamento afectado por el frío y piden ayuda para sus poblaciones.

Friaje mata niños en toda la sierra

Puno no es la única región en la que el friaje y la pobreza extrema matan niños a diario, pues la letal cadena se extiende por las zonas alto andinas de todas las regiones, dajando, segun cifras oficiales, más de 150 menores muertos. Por ejemplo, Huancavelica registra 22 decesos por neumonía, 18 en Junín y 15 en Pasco. Ante esta situación, los presidentes regionales pidieron al gobierno central, celeridad en el envío de los recursos que ayuden a superar esta crisis.

El presidente regional de Junín, Vladimiro Huaroc, informó a LA PRIMERA que hasta el momento se registran 18 muertos por gripes mal atendidas que devienen en neumonía, 7 de los cuales ocurrieron en los hospitales regionales y los demás en sus casas sin recibir atención médica. “Probablemente se trate de familias que no acudieron a tiempo a los centros de salud. En nuestra región estamos realizando campañas de vacunación y prevención contra esta enfermedad. Somos concientes que este año el cambio climático nos ha afectado mucho. Lo peor es que esto recién comienza. Por ello, estamos haciendo las gestiones para solicitar al Ministerio de Salud los recursos que nos ayuden a afrontar la situación”.

Mientras tanto en Pasco, el Director Regional de Salud, Raúl Garrido, consideró que el presupuesto que recibe su sector para combatir o prevenir estas enfermedades es insuficiente. “No contamos con los fondos necesarios para afrontar enfermedades producidas por el frío. La desnutrición crónica es alarmante y por ende, nuestra población no tiene las adecuadas defensas. Por ello, solicitamos al gobierno nos apoye con 2 millones de soles para afrontar posibles pandemias. Sin embargo, sólo se nos destinó el 1%”, indicó.

Apoyo insuficiente
Al respecto, Leoncio Díaz presidente de la Federación de Médica Peruana, dijo a LA PRIMERA que el gobierno central debería tener un programa de prevención que brinde recursos y solucione los problemas de todas las regiones. “No es cuestión de focalizar la ayuda en un sólo lugar. Son muchas las zonas donde el apoyo es insuficiente o simplemente no llega”, agregó.

Angie Lineth Villarroel
Redacción

Fuente: http://www.diariolaprimeraperu.com/online/noticia.php?IDnoticia=39726 Leer más