Los biocarburantes no frenan el cambio climático y la OCDE solicita una moratoria

[Visto: 1306 veces]

La tendencia a reemplazar de forma progresiva, al menos en un porcentaje significativo, el petróleo por los biocarburantes durante los próximos años se enfrenta desde hace meses a un constante goteo de opiniones contrarias. Desde relevantes científicos hasta instituciones internacionales independientes, pasando por todo el arcoiris del ecologismo, se han pronunciado claramente en contra. Y el último informe al respecto, en este caso demoledor por su procedencia y por los datos que aporta, lo publicó ayer la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Si más allá de España, cuyo Gobierno defiende una cuota creciente en el consumo de biocombustibles en detrimento del petróleo -del 5,75% en 2010, y del 10%para 2020, en consonancia con la UE-, la propia Unión Europea y los Estados Unidos caminan por la misma senda, la advertencia en este caso es seria. La OCDE, que integra a treinta países punteros en desarrollo y que se ha constituido desde su fundación, en 1961, en uno de los foros mundiales más influyentes en el análisis económico, educativo y medioambiental en el ámbito internacional, asegura que las políticas públicas de apoyo al desarrollo y penetración de los biocarburantes son demasiado costosas, repercuten con fuerza en el alza mundial del precio de los alimentos, y su utilidad para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero es más que limitada.

El llamado «Club de los países desarrollados» apunta directamente a la línea de flotación de la apuesta por los biocombustibles en sus tres puntos débiles, el económico, el social y el medioambiental.
La OCDE ha calculado, tomando como base a los Estados Unidos, la Unión Europea y Canadá, que el coste de estas políticas públicas pasará de los 11.000 millones de dólares invertidos en 2006 a 25.000 millones en 2015. Y más sobre costes: las políticas de apoyo a los biocarburantes suponen entre 960 y 1.700 dólares por cada tonelada de gases de efecto invernadero ahorrada a la atmósfera.

Fuente: http://www.abc.es/20080717/sociedad-medio-ambiente/biocarburantes-frenan-cambio-climatico_200807170309.htmlInversión pública masiva
La inversión pública en favor de estos combustibles incluye desde ventajas fiscales, ayudas directas a la producción de biomasa y subvenciones agrícolas hasta restricciones comerciales para proteger la producción nacional.

En cuanto a su impacto directo sobre la agricultura mundial y sus precios, la OCDE estima que, con las políticas actualmente en vigor, el 12% de la producción mundial de cereales secundarios (avena, maíz, sorgo…) y el 14% de la producción de aceite vegetal deberían destinarse a medio plazo a la producción de biocarburantes. Estos porcentajes ascenderían hasta el 13% y el 20%, respectivamente, una vez que entre en vigor en EE.UU. la ley de Independencia y Seguridad Energéticas y que se apruebe en la UE el proyecto de directiva sobre energías renovables.

El «Club de países desarrollados» -con sede en París- calcula que a causa de las actuales medidas en favor de los biocarburantes los precios, a medio plazo, del trigo, el maíz y los aceites vegetales se elevarán respectivamente un 5%, un 7% y un 19%, y podrían experimentar subidas del mismo orden si se aprueban medidas adicionales. En cuanto al efecto de los biocarburantes de «segunda generación», aquellos que no utilizan alimentos como materia prima, sobre los precios agrícolas dependerá de la cantidad de tierras de cultivo que se destinen a la producción de biomasa.

Las estimaciones más favorables a la extensión de los biocarburantes, las manejadas en EE.UU. y la UE, mantenían que su introducción a gran escala apenas repercutiría en un alza de un 3% en los precios mundiales de los alimentos de primera necesidad. La OCDE maximiza estos porcentajes, pero no tanto como lo hacía un reciente informe del Banco Mundial, que elevaba, en el peor de los casos, hasta un 75% los precios de determinados alimentos si Estados Unidos llevaba adelante su agresiva política en favor de los biocombustibles. Este informe nunca se hizo público.

Nefasta para el medio ambiente
Pero tampoco los pretendidos beneficios sobre el medio ambiente serían tales con una sustitución a gran escala de petróleo por biodiésel o bioetanol. La OCDE afirma que una fuerte expansión de la superficie agraria total en el mundo lograría atenuar, aunque no las evitaría, las alzas de los precios, pero como contrapartida tendría una repercusión nefasta sobre el medio ambiente.

Las medidas de apoyo a los biocarburantes pueden tener un impacto considerable sobre el uso de la tierra a escala mundial y aumentar la extensión de superficies dedicadas a su cultivo, principalmente en Iberoamérica y África, por ello es importante prevenir la deforestación y otros daños al medio ambiente.

En cuanto al recorte de los gases de efecto invernadero que supondría la introducción de biocarburantes en detrimento del petróleo, la OCDE estima que todas las medidas de apoyo adoptadas hasta ahora sólo se reflejan en una reducción neta de menos de un uno por ciento, en realidad un 0,8%, en las emisiones de gases asociadas al transporte.

A la luz de estos hechos, la OCDE recomienda que cada país adopte sus propias estrategias según sus prioridades energéticas y medioambientales -allá cada cual con su conciencia-, ya que no existe una «política universalmente aplicable» que permita cumplir los objetivos buscados con la extensión de los biocombustibles y, al mismo tiempo, minimizar los daños al entorno natural.
Mejor, reducir el consumo

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico estima que sería mucho más barato, y más eficaz para la conservación del entorno, reducir el consumo de energía, sobre todo la procedente de combustibles fósiles, es decir, en el sector de los transportes, que la simple sustitución de unas fuentes de energía por otras, por lo que pide mayores esfuerzos en este sentido.

En el caso, no deseable, de que algunos países no limiten la expansión de los cultivos destinados a biocarburantes, una medida inevitable debería ser el favorecer el uso de superficies baldías aún no cultivadas, en vez de recurrir a la producción en zonas ecológicas sensibles. La OCDE preconiza una apertura total del mercado de los biocarburantes, y de sus materias primas, para abaratar y hacer más eficaz la producción y limitar en lo posible el impacto sobre el medio ambiente, pensando en reducir la dependencia de los combustibles fósiles, más necesaria ahora que nunca a causa de los precios alcanzados por el petróleo.

A medio plazo, la expansión del sector de los biocarburantes encarecerá sustancialmente los alimentos y aumentará la inseguridad alimentaria de los más desfavorecidos en los países en desarrollo, pero si se liberaliza el sector puede convertirse en una opción económica viable en algunos de estos países en desarrollo, que podrían beneficiarse de la exportación de estos recursos.
Primar la energía limpia

Sin embargo, como conclusión inevitable siempre que se piensa en el respeto al medio ambiente, la organización recomienda a sus países miembros y al mundo desarrollado, como primera opción, aumentar los recursos destinados a la investigación, tanto en el sector de los biocarburantes como, principalmente, en el de la energía limpia, como la solar, la eólica, las pilas de hidrógeno y otras tecnologías prometedoras.

Vistas las desventajas que supondría la penetración de los biocarburantes a gran escala, la OCDE recomienda una moratoria en su desarrollo. «Sería muy sensato adoptar una moratoria, y los programas actuales deberían ser reconsiderados por todos los gobiernos que los impulsan», afirmaba ayer a Afp Stefan Tangermann, responsable de este organismo para la agricultura y el comercio.

Puntuación: 0 / Votos: 0
Esta entrada fue publicada en Articulos el por .

Acerca de Cambio Climatico

Este blog nació bajo la idea de un grupo de profesores de la PUCP de distintas especilidades interesados en promover la problematica de cambio climatico que actualmente nos preocupa a todos. El objetivo del Blog es simple, difundir noticas nacionales e internaciones, investigaciones, articulos, etc, relacionados al tema, sin tratar de tomar parte de alguna posicion en particular, solo informar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *