Refugiados: Panorama actual de las fronteras del mundo

2:00 p.m. | 2 jul 20 (COM/AO).- Un enfoque global y comparativo sobre las problemáticas en las fronteras. Esa es la premisa de una investigación de la Universidad Pontificia Comillas, anunciada en la misma semana del Día Mundial del Refugiado. Además del análisis, el libro argumenta la urgencia de acuerdos internacionales que gestionen los movimientos migratorios y propone una serie de recomendaciones a los gobiernos y organismos encargados. En su presentación se comentó lo propicio de recursos como este, ya que la pandemia agrega una capa más de complejidad y es necesario impulsar un debate público a todo nivel, en todo el mundo. En esos días también se difundió un videomensaje del Papa como previa a la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, a realizarse el 27 de septiembre.

——————————————————————————————–

El Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones de la Universidad Pontificia Comillas (IUEM) presentó el libro “Migratory Flows at the border of our world” (“Los flujos migratorios en las fronteras de nuestro mundo”). El documento “es la recopilación de varios escenarios en las distintas fronteras de nuestro mundo, y el resultado es una visión panorámica de varios lugares que comparten una dinámica similar”, según los autores.

Un elemento clave de este libro es la guía de recomendaciones y propuestas a corto, medio y largo plazo, para los gobiernos y los organismos institucionales, así como para el sector privado y la sociedad civil. Alberto Ares SJ, director del IUEM y uno de los editores, ha destacado tres situaciones clave que se han ido repitiendo y que habría que erradicar: la externalización del control de fronteras, la administración y gestión de las fronteras, y una dinámica nacionalista. Para Ares, “este libro supone un enfoque académico riguroso, serio e íntimo de las vicisitudes de los más vulnerables entre los vulnerables”.

Comentario y entrevista a Alberto Ares SJ.

En el mundo hay más de 1.000 millones de personas que están en movimiento. 763 millones son migrantes internos y más 270 millones migrantes internacionales. Según datos de ACNUR de junio de 2020, hemos alcanzado la cifra de 79,5 millones de personas que se han visto obligadas a huir de sus hogares. De ellas, 26 millones son personas refugiadas. La pandemia global nos presenta una de las situaciones más complejas de nuestra historia contemporánea, con más de diez millones de casos confirmados y más 500.000 muertes.

Las fronteras se han cerrado casi de forma generalizada, imponiendo un bloqueo a la circulación de personas. Las consecuencias sanitarias y económicas han sido dramáticas en algunas regiones del mundo, afectando especialmente a las personas más vulnerables, incluidas las migrantes, las refugiadas y las desplazadas.

Desde el Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones de la Universidad Pontificia Comillas llevamos años trabajando en una investigación sobre la realidad de los flujos fronterizos en el mundo, en coordinación con las instituciones a las que la Compañía de Jesús tiene encomendada su misión con los migrantes, los refugiados y las personas desplazadas. En el libro Los flujos migratorios en las fronteras de nuestro mundo que ahora ve la luz han participado la Secretaría de Justicia Social y Ecología de la Curia General de Roma, el Servicio Jesuita a Refugiados, la Red de Migración (Servicios Jesuitas a Migrantes y Red Jesuita con Migrantes) y el GIAN Migración.

¿Cómo viven las personas migrantes, refugiadas y desplazadas?

En esta situación de crisis que experimentamos, nos preguntamos qué ocurre con los colectivos más vulnerables, las personas enfermas, las que están solas, las que viven en gran precariedad, las que se han visto atrapadas ante el cierre de fronteras, las privadas de libertad, las personas sin un hogar, las deportadas o las hacinadas en campos de refugiados o centros de detención.

Asimismo, la pandemia nos ha dejado aún más claro que muchos de estos colectivos migrantes vulnerables sostienen nuestras sociedades y economías. Por ejemplo, según datos del INE publicados en junio de 2020, en España residen 7.569.938 de personas que han nacido fuera de nuestras fronteras, lo que representa un 16 % de la población. Estas personas sostienen nuestro sistema de pensiones y nuestro mercado laboral, en sectores tan esenciales como la red de cuidados o la distribución y supermercados, tan importantes en este tiempo de emergencia sanitaria. Pero, a la vez, son sectores de gran vulnerabilidad laboral y con menor protección social.

La frontera es un espacio de encuentro, de enriquecimiento, pero también lugar de exclusión. En algunos contextos la situación de pandemia global ha generado más prejuicios y xenofobia hacia las personas migrantes, cuando todos los estudios y datos reconocen a las personas migrantes, refugiadas y desplazadas una gran oportunidad y riqueza para el presente y el futuro de nuestras sociedades.

¿Qué propuestas serían deseables?

Dada la situación actual, sería necesario aplicar pronto varias medidas a corto, medio y largo plazo. Entre las medidas a corto plazo estarían dotar de recursos de emergencia y ayuda humanitaria, poner fin a las devoluciones sumarias, proteger en el tránsito, así como la creación de vías legales o defender el derecho de asilo.

En cuanto a las medidas a medio plazo, se necesitaría impulsar una respuesta enérgica contra el tráfico de personas, políticas de regularización, mejorar la información en todas las etapas del proceso migratorio, proteger la vida en las fronteras de forma integral y coordinada, y buscar vías alternativas a la detención en casos de migración irregular.

Por último, entre las propuestas a largo plazo, se propone la promoción de observatorios de derechos humanos en las fronteras, la creación de acuerdos de cooperación internacional y readmisión, la lucha contra la xenofobia y el refuerzo de la integración y la cohesión social como pieza clave para el futuro de nuestras sociedades.

¿Cómo nos imaginamos la nueva normalidad?

Es importante caer en la cuenta de que necesitamos recrear un modelo de Estado de bienestar con la centralidad de la persona y algunos parámetros de felicidad, además de los indicadores económicos como medidas de progreso. No podemos meter vino nuevo en odres viejos. Necesitamos un Estado de bienestar reformado y renovado, donde se reestructuren las instituciones y el Estado refuerce su rol de garante de derechos y asuma una responsabilidad en el ámbito internacional, entre otras, las responsabilidades en la gestión de los flujos migratorios, en especial en nuestras fronteras.

La publicación del libro es una oportunidad para ofrecer una mirada y una respuesta coordinada, al servicio de las personas migrantes, refugiadas y desplazadas, y contribuyendo a la transformación social.

DESCARGAS. Resumen ejecutivo del libro / Por capítulos / Libro completo

Migrantes y refugiados en el corazón del Papa: “Como Jesús obligados a huir”

El mensaje del Papa Francisco para la 106º Jornada Mundial del Migrante y el Refugiado, que se celebrará el 27 de septiembre, está dedicado al drama de los desplazados internos, “un drama a menudo invisible”, afirma el Pontífice, que la crisis mundial causada por la pandemia del COVID-19 ha agravado ya que “en sus rostros se refleja el de Jesús refugiado”. De ahí que el lema escogido sea “Como Jesucristo, obligados a huir. Acoger, proteger, promover e integrar”.

“En la huida a Egipto, el niño Jesús experimentó, junto con sus padres, la trágica condición de desplazado y refugiado, marcada por el miedo, la incertidumbre, las incomodidades”, explica el Santo Padre en su escrito señalando que lamentablemente, en nuestros días, millones de familias pueden reconocerse en esta triste realidad.

Junto a las palabras del Santo Padre escuchamos el testimonio de Tijan, un joven africano de Sierra Leona que tenía 6 años cuando se convirtió en desplazado interno a causa de la guerra civil que azotó a su país en el año 1996 y relata cómo su aldea, Namasadu, fue atacada: su hermano Omar fue reclutado como niño soldado, mientras que él fue acogido por unas religiosas misioneras de la Iglesia católica que lo recibieron con los brazos abiertos.

ENLACE. Mensaje del Papa para 106 Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado

 

Información relacionada:
Fuentes:

Universidad Comillas / Alfa y Omega / Vatican News / Foto: Infobae

 

Puntuación: 5 / Votos: 2

Buena Voz

Buena Voz es un Servicio de Información y Documentación religiosa y de la Iglesia que llega a personas interesadas de nuestra comunidad universitaria. Este servicio ayuda a afianzar nuestra identidad como católicos, y es un punto de partida para conversar sobre los temas tratados en las informaciones o documentos enviados. No se trata de un vocero oficial, ni un organismo formal, sino la iniciativa libre y espontánea de un grupo de interesados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *