Vatican Chapels: Santa Sede en Bienal de Arquitectura de Venecia

7:00 p m| 3 abr 18 (VN/VATN/BV).- Se presentó el proyecto “Vatican Chapels” para el pabellón con el que la Santa Sede participará en la Bienal de Arquitectura de Venecia. Como ha explicado el cardenal Ravasi, presidente del Pontificio Consejo para la Cultura, constará de diez obras que se expondrán en la isla de san Giorgio Maggiore. Los autores elegidos vienen de distintas partes del mundo (y tienen diversas creencias) para representar la universalidad de la espiritualidad.

Es la primera vez que la Iglesia participa en la Bienal de Arquitectura, si bien ya ha participado en dos ocasiones en la de arte. Esto se debe, según Ravasi, a que la Iglesia busca reunir arte y fe “que han caminado siempre juntas y se han separado en el transcurso del último siglo”. Desde Pablo VI hasta Francisco los pontífices han procurado reabrir el diálogo entre Iglesia y arte, y esta contribución de la Santa Sede a las Bienales son la última muestra concreta de ello.

—————————————————————————

La presencia de la Santa Sede en las Exposiciones Internacionales

Caminar siempre junto al hombre, “con las puertas abiertas”, sin el temor de confrontarse con el progreso y con las culturas. Esta convicción ha siempre animado la asidua participación de la Santa Sede en las Exposiciones Internacionales desde 1851, año de la célebre Expo Universal de Londres, hasta la próxima Bienal de Arquitectura de Venecia 2018.

La presencia de la Santa Sede en las Exposiciones Internacionales es un signo de la constante participación de la Iglesia en los sucesos humanos y de su deseo de confrontarse sin cerrazones con culturas y religiones diversas.

Ya desde 1851, año de la primera gran Exposición Universal de Londres, celebrada en Crystal Palace, la estructura de fierro y vidrio realizada por el arquitecto Joseph Paxton, el Vaticano tuvo un pabellón para testimoniar al mundo su deseo de acompañar y sostener también los progresos tecnológicos de la Revolución Industrial.

Asimismo, en diversas ocasiones el Vaticano ha hospedado Exposiciones Internacionales. Tales como la Exposición Mundial de la Prensa Católica de 1936 o la gran Muestra Internacional de Arte Sagrado, organizado con ocasión del Jubileo de 1950.

También, la Santa Sede ha participado por primera vez en la Exposición Internacional de Arte en la Bienal de Venecia. Una presencia confirmada también en la edición sucesiva de 2017, ambas inspiradas en el tema tomado del libro del Génesis “En principio”. Este año se realizará la presentación Bienal de Arquitectura en Venecia y la Santa Sede presentará su pabellón titulado “Vatican Chapels”.

“Hemos sido siempre amigos. Pero, como sucede entre los parientes, como sucede entre amigos, estamos un poco disgustados. No hemos roto, no hemos alterado nuestra amistad. ¿Nos permitís hablar con franqueza? Vosotros nos habéis abandonado un poco, os habéis ido lejos, a beber a otras fuentes, con la intención legítima de expresar otras cosas, pero ya no las nuestras. ¿Hacemos las paces? ¿Hoy? ¿Aquí? ¿Queréis volver a ser amigos? ¿Es todavía el Papa el amigo de los artistas? ¿Queréis sugerencias y medios prácticos? Pero estos ahora no entran en el cálculo. Ahora sólo quedan los sentimientos. Tenemos que volver a ser aliados. Os debemos pedir todas las posibilidades que el Señor os ha concedido en el ámbito de la funcionalidad y de la finalidad, y por tanto, que hermanan el arte con el culto de Dios; debemos dejar que vuestras voces canten libre y poderosamente, como son capaces. Y vosotros debéis ser bravos, interpretar lo que debéis expresar, seleccionar entre nosotros el tema, el motivo, y algunas veces más que el tema el flujo secreto que se llama inspiración, gracia, carisma del arte. Y, con la ayuda de Dios, os lo daremos. Pero decíamos que este momento no es para largos discursos ni para adoptar definitivas decisiones”.

Fueron las palabras que pronunció el Papa Pablo VI en la Capilla Sixtina, en la homilía de la misa dedicada a los artistas. Después de 50 años, esa amistad jamás interrumpida, se refuerza ulteriormente con la presencia, por primera vez en la historia de la Santa Sede, en la 16 Bienal de Arquitectura.

 

Capillas diseñadas por Norman Foster y Souto de Moura

El Vaticano participará por primera vez en la Bienal de Arquitectura de Venecia con un extraordinario panel de diez arquitectos de todos los continentes encabezado por el británico Norman Foster.

En una conferencia conjunta con el presidente de la Bienal, el cardenal Gianfranco Ravasi, presidente del Pontificio Consejo de Cultura, ha explicado el martes que “el itinerario de capillas separadas, llamado ‘Vatican Chapels’ es una especie de peregrinación no solo religiosa sino también laica para redescubrir la belleza, el silencio, la voz interior y la fraternidad humana”.

A su vez, el profesor Paolo Baratta, presidente de la Bienal, ha agradecido que el Vaticano se “estrene” con un proyecto de gran envergadura en la Bienal de Arquitectura como lo hizo hace varios años en la de Arte. La Bienal de Arquitectura tendrá lugar del 26 de mayo al 25 de noviembre.

Luego, el profesor Francesco Dal Co, responsable del pabellón, ha explicado que los diez proyectos estarán basados en la obra “Woodland Chapel” del sueco Gunnar Asplund, una capilla en mitad de un bosque del cementerio de Estocolmo. Con esta construcción, Asplund definió la capillas como “un lugar de orientación, encuentro y meditación (…) donde el bosque representa el laberinto de la vida como preludio al encuentro” con la divinidad, representada por la Capilla. Por ello, las obras se ubicarán en la isla de san Giorgio Maggiore, junto a la Iglesia de Palladio, en una pequeña zona boscosa. De este modo los visitantes no tendrán ningún itinerario programado, sino que podrán descubrirlas según paseen.

La selección de diez arquitectos incluye a norteamericanos como el neoyorquino Andrew D. Berman y sudamericanos como el paraguayo Javier Corbalán Espínola o el chileno Smiljan Radic Clarke. Además de Norman Foster, Europa estará representada por una capilla del estudio Flores & Prats de Barcelona y otra del portugués Eduardo Souto de Moura, así como una del MAP Studio de la propia ciudad de la laguna, que juega en casa.

El Vaticano ha dado a cada uno de los diez arquitectos gran libertad creativa siempre que la capilla incluya dos elementos: un atril de pie que permita la lectura de la Escritura y un altar para la renovación de la Cena eucarística.

Las capillas –de materiales muy variados, desde la madera a la piedra pasando por el aluminio, el plástico o la cerámica– serán levantadas por empresas constructoras italianas, que en buena parte actúan como patrocinadoras para mostrar su capacidad técnica en un proyecto sin precedentes.

El coste del pabellón será cubierto en su mayor parte por patrocinadores, pero también por entidades que deseen llevarse una capilla al final de la Bienal. La primera petición ha llegado ya de Polonia.

 

Enlaces recomendados:

 

Fuentes:

Vatican News / Vida Nueva / Abc.es

Puntuación: 5 / Votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *