Papa Francisco: ‘Un cristiano restauracionista, que quiere todo seguro, no va a encontrar nada’

Entrevista Antonio Spadaro al Papa Francisco

9.00 p m| 19 set 13 (VIDA NUEVA/BV).- El Papa Francisco ha concedido una entrevista en exclusiva que se publicó hoy en 16 revistas jesuitas de todo el mundo. La ha realizado el P. Antonio Spadaro, director de “La Civiltà Cattolica” y colaborador de Vida Nueva, y en ella el Pontífice ofrece su visión sobre asuntos diversos, desde cuestiones personales, como su vocación jesuita, hasta el gobierno de la Iglesia, la Vida Religiosa, el diálogo con los no creyentes, el ecumenismo o la experiencia cristiana.

Se trata de una amplia entrevista de varias horas que tuvo lugar en tres jornadas del pasado mes de agosto. El P. Spadaro la califica, en realidad, de “conversación”.

—————————————————————————————–


“La primera reforma debe ser de las actitudes”

Francisco revela que le gusta meditar todo tipo de asuntos, incluso los que afectan a su vida cotidiana: “Desconfío de las decisiones tomadas improvisadamente”, confiesa, y da alguna pista que puede ayudar a entender el momento actual de la Iglesia: “Son muchos, por poner un ejemplo, los que creen que los cambios y las reformas pueden llegar en un tiempo breve. Yo soy de la opinión de que se necesita tiempo para poner las bases de un cambio verdadero y eficaz. Se trata del tiempo de discernimiento”.

Sobre el modelo de gobierno para la Iglesia, confirma la necesidad de diálogo y consultas: “Los consistorios y los sínodos, por ejemplo, son lugares importantes para lograr que esta consulta llegue a ser verdadera y activa. Lo que hace falta es darles una forma menos rígida. Deseo consultas reales, no formales”.

Pero, a propósito de las reformas que le gustaría aplicar, asegura en que lo primero es la actitud: “Veo con claridad que lo que la Iglesia necesita con mayor urgencia hoy es una capacidad de curar heridas y dar calor a los corazones de los fieles”, afirma el Papa.

“Los ministros de la Iglesia tienen que ser misericordiosos –continúa–, hacerse cargo de las personas, acompañándolas como el buen samaritano que lava, limpia y consuela a su prójimo. Esto es Evangelio puro”. “Las reformas organizativas y estructurales son secundarias, es decir, vienen después. La primera reforma debe ser la de las actitudes”, insiste.


“Una Iglesia que salga al que no la frecuenta”

Hay un llamamiento muy recurrente en sus discursos de estos primeros meses de pontificado, que es la invitación a que la Iglesia salga de sí misma, y también aprovecha esta entrevista para volver a reclamarlo.

“Busquemos más bien ser una Iglesia que encuentra caminos nuevos, capaz de salir de sí misma yendo hacia el que no la frecuenta, hacia el que se marchó de ella, hacia el indiferente. El que abandonó la Iglesia a veces lo hizo por razones que, si se entienden y valoran bien, pueden ser el inicio de un retorno. Pero es necesario tener audacia y valor”, exhorta.


Temas controvertidos

Como ya hiciera en las declaraciones que realizó a la prensa a la vuelta de su viaje a Brasil el pasado julio, el Papa no evita los temas más controvertidos, como la situación de los divorciados vueltos a casar o de los homosexuales. En síntesis, el papa Francisco pide que se tenga en cuenta siempre a la persona: “Dios acompaña a las personas y es nuestro deber acompañarlas a partir de su condición. Hay que acompañar con misericordia”.

Y advierte: “No podemos seguir insistiendo solo en cuestiones referentes al aborto, al matrimonio homosexual o al uso de anticonceptivos. (…) Si se habla de estas cosas hay que hacerlo en un contexto”.

También responde al papel de la mujer en la Iglesia, y lo hace apostando por una mayor presencia femenina: “En los lugares donde se toman las decisiones importantes es necesario el genio femenino. Afrontamos hoy este desafío: reflexionar sobre el puesto específico de la mujer incluso allí donde se ejercita la autoridad en los varios ámbitos de la Iglesia”.


La Vida Religiosa y el ser jesuita

Hablando de la Vida Religiosa, Francisco subraya que “los religiosos son profetas”, una profecía que a veces “crea alboroto, estruendo” y que “anuncia el espíritu del Evangelio”.

Y refiriéndose en concreto de la Compañía de Jesús y el ser jesuita (tema al que se dedica gran parte de la conversación), opina Bergoglio: “El jesuita debe ser persona de pensamiento incompleto, de pensamiento abierto”, y también creativo y estar inserto en el contexto en que actúa.


Leer / descargar entrevista completa publicada en “Razón y Fe” aquí.

Fuente:

Revista Vida Nueva

Puntuación: 5.00 / Votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *