CONSEJOS DE NEUROCIENCIA PARA MANTENERTE ENFOCADO EN TAREAS DIFÍCILES

CONSEJOS DE NEUROCIENCIA PARA MANTENERTE ENFOCADO EN TAREAS DIFÍCILES

Etiquetas :

Categoría : Neurociencia

[Visto: 119 veces]

Autor: David Badre

Publicado en www.nature.com (15/03/2021)

Link: https://www.nature.com/articles/d41586-021-00606-x.

Algunos de los momentos más gratificantes para los científicos se producen cuando nos enfrentamos a un problema difícil o una tarea difícil. Resolver un obstáculo metodológico importante, diseñar un experimento elegante, dar sentido a un resultado desconcertante, trabajar en un nuevo modelo o escribir un artículo o una propuesta de subvención son los desafíos intelectuales que hacen que una carrera científica sea tan emocionante. Pero hacer tareas difíciles es, de hecho, difícil. Puede frustrarnos y pesarnos, y causar ansiedad y estrés. Podemos luchar para mantenernos enfocados en nuestras tareas difíciles, incluidas las que disfrutamos y deseamos con ansias completar. A menudo posponemos el trabajo en tareas difíciles, como comenzar a escribir un artículo o hacer análisis de datos complejos, a favor de ganancias rápidas a partir de tareas más fáciles, como ajustar una figura, organizar nuestros calendarios o hacer mella en nuestra correspondencia por correo electrónico. .

A finales de 2020 publiqué un libro, On Task , sobre la neurociencia del control cognitivo: la función mental que nos permite conectar nuestros objetivos y planes con nuestras acciones. Se ocupa precisamente de este problema de cómo hacemos las cosas. Es irónico, por lo tanto, que escribir un libro sobre cómo nuestro cerebro realiza las tareas fuera en sí mismo una tarea difícil de hacer. Disfruté escribiendo el libro y valoré el objetivo. Pero hubo momentos en los que fue realmente difícil encontrar las palabras para transmitir una idea compleja. Y trabajar en el libro nunca fue la tarea más urgente en mi trabajo diario, por lo que fue un desafío encontrar el tiempo para escribirlo y pensé que era necesario.

Puede que no estés escribiendo un libro, pero todos experimentan las dificultades de las tareas difíciles. Han empeorado aún más con los encierros, la educación en el hogar y otros cambios de estilo de vida debido a la pandemia. Todo el mundo experimenta episodios de procrastinación o evitación del trabajo, y la culpa que los acompaña. No se pueden evitar estas experiencias por completo, pero existen algunas estrategias que pueden ayudarnos a mantener la concentración.

Haz espacio

Para resolver problemas difíciles, el cerebro necesita un fácil acceso a la información, los planes, los procedimientos y el conocimiento que utilizará. Los científicos cognitivos se refieren a este conocimiento de tareas colectivas como un conjunto de tareas. Sin embargo, el conjunto de tareas no siempre está disponible de inmediato: no podemos mantenerlo todo activo en nuestro limitado espacio de trabajo mental, o “memoria de trabajo”, todo el tiempo.

Por ejemplo, al escribir un artículo científico, debemos recordar mucha información relacionada con los antecedentes, la lógica, el diseño y los resultados de un estudio. Si acabamos de estar en una reunión sobre un tema diferente y luego nos sentamos a escribir el artículo, es posible que la información necesaria no esté en nuestras mentes. Debe recuperarse y organizarse mentalmente en nuestra memoria de trabajo antes de que podamos comenzar a escribir.

En la práctica, regresar a una tarea difícil de esta manera tiene un costo de ‘reinicio’: debemos dedicar tiempo y esfuerzo mental a regresar a nuestro conjunto de tareas, en lugar de progresar. Por esta razón, es importante crear tiempo y espacio para las tareas difíciles.

  • Reserve grandes bloques de tiempo. Es demasiado fácil para los científicos en activo llenar nuestros días con reuniones y otras pequeñas tareas que dejan solo pequeños huecos para el trabajo serio. Se necesitan largos intervalos no solo por el pensamiento intenso y el trabajo que requieren las tareas difíciles, sino también porque necesitamos algo de tiempo para restablecer nuestro conjunto de tareas. Cambiar con frecuencia entre tareas hace que producir un trabajo de calidad sea más difícil.
  • Se consistente. Debemos tratar de reservar un tiempo y un lugar constantes para nuestro arduo trabajo y protegerlo. Idealmente, deberíamos encontrar este momento y lugar todos los días. Incluso si no progresamos un día, ese tiempo debería dedicarse a nuestra ardua tarea en lugar de otras tareas, incluso si solo se trata de revisar nuestro trabajo. La consistencia puede ayudar a la memoria: la recuperación de la memoria depende del contexto, ya que ayuda a tener las mismas imágenes y sonidos disponibles cuando aprendemos algo que cuando intentamos recordarlo. Por lo tanto, trabajar en una tarea en el mismo contexto repetidamente podría ayudar a la recuperación y ayudarnos a restablecer nuestro conjunto de tareas cuando reiniciamos.

Minimice las distracciones y nunca realice múltiples tareas

Cuando hacemos dos o más tareas a la vez, ya sea al mismo tiempo o alternando entre ellas, la eficiencia y la calidad de nuestro rendimiento se verán afectadas. Esto sucede en parte porque las tareas utilizan recursos cognitivos compartidos, como la memoria de trabajo. Como resultado, competirán por ese recurso compartido e interferirán entre sí. Al realizar una tarea difícil, es importante minimizar esta interferencia de la multitarea.

  • Elimine las señales de otras tareas. Ayuda a guardar el correo electrónico y las redes sociales y sus señales asociadas. Las notificaciones telefónicas o una insignia que nos dice cuántos mensajes no leídos tenemos son distracciones que nos llevan a otras tareas. Estos resultan en costos de multitarea, ya sea que hagamos las otras tareas o no. Incluso las señales que simplemente asociamos con otras tareas, como ver nuestros teléfonos sobre la mesa, pueden distraernos. En la medida de lo posible, debemos mantener nuestro espacio y tiempo para el trabajo arduo libre de otras tareas que nos distraigan.
  • Tenga cuidado con el atractivo de las tareas fáciles. Cuando decidimos realizar una tarea, nuestro cerebro realiza un análisis de costo-beneficio sobre la marcha, sopesando el valor del resultado con la inversión mental proyectada necesaria para tener éxito. Como resultado, a menudo evitamos las tareas difíciles en favor de tareas más pequeñas y fáciles, especialmente si no estamos logrando un progreso inmediato. Eso afectará nuestra motivación. Enviar algunos correos electrónicos, hacer trabajo administrativo u ordenar el escritorio pueden ser tareas valiosas y ser productivas, pero nos impiden hacer la tarea que tenemos que hacer, al tiempo que agregan costos de multitarea.

Adopte buenos hábitos de resolución de problemas

Para encontrar una solución a un problema difícil o realizar una tarea difícil, debemos estructurar el problema o la tarea de una manera que nos permita tener éxito.

Por ejemplo, una tarea difícil, como hacer una prueba de geometría, puede implicar un proceso estructurado de recuperación, selección y verificación de un conjunto de hechos y teoremas de geometría. Cuanto mejor conozca el solucionador estos hechos y más eficazmente elabore un plan eficaz para evaluarlos, más fácilmente resolverá la prueba. A medida que resuelven más problemas, los hechos les vienen a la mente más fácilmente y siguen planes familiares para evaluar cada uno. En general, podemos mejorar en la estructuración de problemas difíciles con la experiencia. Esta es una de las razones por las que la práctica nos hace más eficientes y exitosos en tareas difíciles, y que los expertos superan a los principiantes. Encontrar hábitos laborales que fomenten este proceso nos ayuda a mantener la concentración.

  • Quédese con eso. Encontrar la estructura adecuada a menudo lleva tiempo. Puede que no avancemos en una tarea difícil todos los días, pero es importante seguir intentándolo. Y debemos ser amables con nosotros mismos cuando el progreso no es fácil.
  • Esté abierto a reconceptualizar la estructura del problema. A menudo, la estructura que inventamos no funciona para nuestro problema y conduce a callejones sin salida. Cuando estamos estancados, debemos estar dispuestos a reconceptualizar un problema y buscar nuevas formas de abordarlo.
  • Tomar descansos. No es útil insistir en tratar de hacer todo de una vez, si simplemente no funciona. Es importante tomar descansos del trabajo difícil. Esto no solo mantiene bajos los costos mentales, sino que podría permitir que se consideren nuevos conceptos y estructuras. Existe evidencia de que la incubación de este tipo ayuda a resolver problemas.
  • Interactuar con otros. Al igual que tomar un descanso, interactuar con otros puede ayudarnos a conceptualizar un problema de nuevas formas. Hablar con personas con diversos orígenes, perspectivas y puntos de vista que difieren de los nuestros puede ser una forma poderosa de salir de la rutina y progresar, así como de obtener cierta perspectiva. Además, trabajar con otras personas cuya compañía disfrutamos hace que el trabajo duro sea más divertido. Este aspecto social ha sido particularmente desafiante durante la pandemia de COVID-19: ha evitado las interacciones espontáneas que a menudo son útiles. Podría ser útil dedicar tiempo a la discusión informal sobre el trabajo, recuperar estas interacciones con los demás y evitar el aislamiento.

Las tareas difíciles son una parte esencial de nuestro trabajo como científicos. No existen trucos simples o esquemas de inteligencia rápida que puedan hacer que las tareas difíciles de repente sean fáciles. Pero, si somos capaces de hacer espacio para nuestro trabajo, evitar la multitarea y perseguir buenas estrategias de resolución de problemas, es posible que tengamos más éxito en las tareas difíciles que queremos lograr.

Puntuación: 0 / Votos: 0

About Author

Vicente Sánchez Vásquez

Presidente del Instituto de Neurociencias para el Liderazgo. Abogado y Magister en Gerencia Pública.

Deje una respuesta

Enlaces

Suscripción

Ingrese su correo electrónico para notificarlo de las actualizaciones de este blog:

Enlaces

Suscripción

Ingrese su correo electrónico para notificarlo de las actualizaciones de este blog:

Enlaces

Suscripción

Ingrese su correo electrónico para notificarlo de las actualizaciones de este blog: