LA ALIANZA DE LOS PUEBLOS: PORQUE LA GENTE ESTÁ PRIMERO.

CARTA A LOS CIUDADANOS DE LA REGIÓN LIMA.

La vieja lucha entre los poderosos y los excluidos se ha vuelto más expuesta y encarnizada. En el Perú esa contradicción se expresa en el crecimiento parasitario de un Estado incapaz y corrupto que gobierna en contra de los intereses de las grandes mayorías, y en defensa de unas élites q con total descaro y oprobio defienden sus intereses por encima del bien común, los intereses del Perú o la unidad de toda la nación.

El principio esencial que guía nuestro pensamiento y nuestro accionar políticos es la recuperación del Perú como el núcleo vital de nuestra historia, de nuestra identidad, de nuestro presente y futuro, como personas y como sociedad. No para encerrarnos en nuestras fronteras, sino para convertir al Perú en un referente global de desarrollo y convivencia humana y civilizadora. Una Nación que viva en paz, sin exclusiones y sin discriminación, con respeto a todos los pueblos y culturas del mundo y a la persona humana, no importa su origen, condición o pensamiento. Ello exige la construcción de un Estado de todos y para todos, un Estado que no sea el gran succionador de la riqueza nacional sino el rector y promotor de la iniciativa personal, familiar, empresarial o comunal para el progreso de todos, y para que todos los peruanos logren una calidad de vida a la altura de los países desarrollados.

Invitamos al Perú a superar los estériles antagonismos ideológicos, los eternos “antis” que nos retraen al pasado y al fracaso. Necesitamos pensamientos nuevos, creativos, emprendedores, progresistas. Por eso somos contrarios a los extremismos de izquierda y de derecha, y a las ideologías excluyentes de toda índole, y convocamos a todos los peruanos a recuperar el Perú y el Estado Peruano para los ciudadanos, los emprendedores, los trabajadores, los consumidores, los débiles y los excluidos.

La alianza de los pueblos del Perú es una estrategia de gobierno y de poder para que los peruanos tengan la capacidad de decidir su destino, y se basa en la potencia creadora, constructiva y descentralizada de ciudades, pueblos, centros poblados, anexos, a lo largo y ancho del Perú, para poner a la gente en el primer lugar de las prioridades gubernamentales y de las políticas públicas.

En la Región Lima, las autoridades se han olvidado de este concepto central de la vida pública: la prioridad debe ser las necesidades inmediatas de la gente. No entendemos por qué no se pone a la seguridad ciudadana como la primera prioridad de la gestión para combatir a una criminalidad que consume nuestra riqueza y nuestra paciencia, por qué no son prioridades esenciales la educación-cultura, la salud y la producción-empleo.

Necesitamos por ello, un nuevo liderazgo político, ajeno al caudillismo y las cúpulas argolleras, un liderazgo firme y democrático que construya institucionalidad política y estatal al servicio de la gente y no al revés. Un liderazgo que active un gobierno transparente en lucha frontal contra la corrupción, y que ponga en primer lugar la solución de las necesidades indispensables de la gente, en seguridad, empleo, educación, salud, y servicios básicos, uniendo capacidades, tecnología y valores.

Invitamos a esta epopeya ciudadana, a este reencuentro con nuestra historia, a todo peruano, hombre y mujer, de cualquier edad, condición, raza o ideario, que sienta como propia esta urgencia: la urgencia de poner al Estado al servicio de la gente, de los pobres, de los excluidos de siempre. Invitamos también a las fuerzas políticas a dejar el pasado, a mirar con esperanza el horizonte, a cerrar para siempre la herida histórica de ser excluidos en nuestro propio Perú nación, y sentirnos de nuevo los dueños del Perú. Es nuestro derecho: nada menos. Crucemos ahora el puente desde los desiertos de la indiferencia hacia las praderas de la libertad y la abundancia. El siguiente paso será el 2018.

Vicente Sánchez Vásquez

Región Lima, 14 de Junio 2017.

Puntuación: 0 / Votos: 0

Acerca del autor

Vicente Sánchez Vásquez

Experto en Liderazgo. Abogado. Magister en Gerencia Pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *