El 06 y 07 de junio de 2013 participé en las Jornadas Internacionales “Planificación Territorial y Transparencia. Las experiencias en España, Colombia y Perú”, evento organizado por la Escuela Mayor de Gestión Municipal y el Consorcio IGT y realizado en la ciudad de Lima. La ocasión me motivó a hacer un pequeño resumen de la temática del Ordenamiento Territorial, y para ello me he basado en la Resolución Ministerial N° 026-2010-MINAM, del 23 de Febrero de 2010, del Ministerio del Ambiente, la cual aprueba los “Lineamientos de Política para el Ordenamiento Territorial”.

I.    Marco conceptual y Principios del Ordenamiento Territorial

El Ordenamiento Territorial es una Política de Estado, un proceso político y técnico administrativo de toma de decisiones concertadas con los actores sociales, económicos, políticos y técnicos, para la ocupación ordenada y uso sostenible del territorio, la regulación y promoción de la localización y desarrollo sostenible de los asentamientos humanos, de las actividades económicas, sociales y el desarrollo físico espacial sobre la base de la identificación de potencialidades y limitaciones considerando criterios ambientales, económicos, socioculturales, institucionales y geopolíticos. Asimismo, hace posible el desarrollo integral de la persona como garantía para una adecuada calidad de vida.

Los principios del Ordenamiento Territorial son la sostenibilidad del uso y la ocupación ordenada del territorio, la integralidad, la complementariedad de los niveles territoriales, la gobernabilidad democrática, la subsidiariedad, la equidad, el respeto a la diversidad cultural y la competitividad.

II. Orientación Estratégica.

El Ordenamiento Territorial es la piedra angular para una visión integral del desarrollo nacional, para resolver los problemas que nos aquejan y para promover el aprovechamiento responsable y sostenible de los recursos naturales, la conservación de la diversidad biológica y para el desarrollo sostenible del país. Su orientación estratégica es el desarrollo de una base productiva competitiva y sostenible en todas las regiones, según sus potencialidades y limitaciones, articulando los proyectos de inversión pública y privada, facilitando y priorizando el desarrollo a largo plazo.

III. Objetivos y Lineamientos para el Ordenamiento Territorial.

Objetivo 1.- Promover y facilitar el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales renovables, la utilización y gestión responsable de los recursos naturales no renovables y la diversidad biológica, la ocupación ordenada del territorio, la conservación del ambiente y los ecosistemas, la preservación del patrimonio natural y cultural, y el bienestar y salud de la población.

Lineamiento 1.1. Promover la conservación, el uso y el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales y de la diversidad biológica.

Lineamiento 1.2. Promover el proceso de ocupación del territorio con criterios económicos, ambientales, sociales, culturales, políticos y de seguridad física.

Lineamientos 1.3. Implementar el Ordenamiento Territorial y la gestión integral de las cuencas hidrográficas y las zonas marino costeras para contribuir al desarrollo sostenible del país.

Lineamientos 1.4. Fortalecer las Áreas Naturales Protegidas (ANP).

Objetivo 2.- Impulsar el desarrollo del territorio nacional de manera equilibrada y competitiva con participación de los agentes públicos, privados y comunales mediante una adecuada planificación del territorio.

Lineamiento 2.1. Consolidar y desarrollar los sistemas urbanos regionales como instrumentos de la descentralización.

Lineamiento 2.2. Impulsar el desarrollo productivo equilibrado de los territorios y promover su articulación espacial, social y económica a nivel nacional, regional y local.

Objetivo 3.- Prevenir y corregir la localización de los asentamientos humanos, de la infraestructura económica y social, de las actividades productivas, y de servicios básicos en zonas de riesgos (identificando las condiciones de vulnerabilidad).

Lineamiento 3.1. Identificar y evaluar las zonas de alto riesgo a procesos de origen natural y/o antrópico, para agenciar e implementar medidas de gestión, correctivas y prospectivas, así como estrategias de prevención de desastres.

Lineamiento 3.2. Promover la reubicación de los asentamientos humanos y/o de las actividades económicas localizadas en zonas de alto riesgo no mitigable y la ubicación de las nuevas inversiones en zonas seguras.

Lineamiento 3.3. Promover la incorporación del análisis del riesgo en la planificación y la formulación de los proyectos de inversión.

Lineamiento 3.4. Desarrollar una cultura de prevención a través de la incorporación de objetivos, competencias y contenidos, de manera transversal, sobre gestión de riesgos identificados en el plan de ordenamiento territorial, en los planes y programas curriculares del sistema educativo nacional.

Objetivo 4.- Contribuir a revertir los procesos de exclusión y de pobreza, fortaleciendo y facilitando un desarrollo territorial sostenible.

Lineamiento 4.1. Promover el desarrollo de las poblaciones en situación de pobreza optimizando el uso de los recursos naturales y el territorio.

Lineamiento 4.2. Desarrollar en forma competitiva nuevas alternativas productivas en zonas de pobreza.

Lineamiento 4.3. Promover el desarrollo sostenible de zonas fronterizas.

Objetivo 5.- Revertir los procesos de deterioro de los ecosistemas y promover los usos del territorio que conduzcan al desarrollo sostenible.

Lineamiento 5.1. Mejorar la gestión del territorio a nivel regional y local.

Lineamiento 5.2. Promover la recuperación de los ecosistemas deteriorados y la protección de áreas frágiles y relictos.

Cada lineamiento contiene las acciones de política priorizadas.

IV. Instrumentos para el Ordenamiento Territorial.

Los instrumentos para el Ordenamiento Territorial se dividen en instrumentos de planificación, de control y monitoreo, de información y otros instrumentos. Entre los instrumentos de planificación existen diversos instrumentos de gestión territorial definidos para cada ámbito de la jurisdicción geográfica-política del territorio: los Planes de Ordenamiento Territorial, la Zonificación Ecológica Económica, el Plan de Acondicionamiento Territorial, los Planes de Desarrollo Urbano y Rural y el Plan Urbano Distrital.

Los Planes de Ordenamiento Territorial (POT) son definidos como instrumentos de planificación y gestión del desarrollo sostenible del país, para promover y regular los procesos de organización sostenible del territorio a nivel nacional, regional y local, articulados a los planes ambientales, de desarrollo económico, social y otros. Los POT deben considerar entre sus componentes el uso del territorio y de sus recursos naturales (debe señalarse las diversas categorías de uso del territorio y la normativa pertinente para el uso y manejo sostenible), y la ocupación del territorio (incluyendo la propuesta del sistema de asentamientos (con los roles y funciones de cada uno), el nivel de equipamiento urbano, el sistema vial de articulación territorial, el sistema energético, el sistema de áreas naturales protegidas y corredores biológicos, la demarcación territorial, los proyectos estratégicos y corredores económicos, las áreas ocupadas por los pueblos indígenas, comunidades nativas, entre otros aspectos.

La Zonificación Ecológica y Económica (ZEE) es el proceso dinámico y flexible para identificar las alternativas de uso sostenible de un territorio determinado, basado en la evaluación de sus potencialidades y limitaciones con criterios físicos, biológicos, sociales, económicos y culturales. Una vez aprobada, la ZEE se convierte en un instrumento técnico y orientador del uso sostenible del territorio respectivo y de sus recursos naturales. Entre sus principales objetivos es proveer el sustento técnico para la formulación de los planes de desarrollo y de ordenamiento territorial en el ámbito nacional, regional y local, y proveer información técnica y el marco referencial para promover y orientar la inversión pública y privada.

La Demarcación y Organización Territorial es un proceso técnico geográfico mediante el cual se organiza el territorio a partir de la definición de las circunscripciones político administrativas a nivel nacional. A través de los Estudios de Diagnóstico y Zonificación (EDZ) se evalúan las interacciones físicas, culturales y económicas, las cuales transforman, estructuran y organizan el territorio. Así, el EDZ se convierte en un instrumento orientador de la organización y división racional de las circunscripciones político-administrativas del territorio peruano.

En cuanto a control y monitoreo, el Comité Técnico Consultivo de Ordenamiento Territorial – CTCOT del Ministerio del Ambiente, propondrá un sistema de monitoreo y evaluación de los procesos de ocupación y uso del territorio y de sus recursos naturales, con enfoque participativo y permanente retroalimentación. Este órgano definirá los criterios e indicadores que faciliten las acciones de monitoreo y evaluación dentro de los procesos de ordenamiento territorial.

En lo referente a los sistemas de información, las entidades públicas, gobiernos regionales y locales, coordinarán con el ONGEI el desarrollo de procesos de gestión e intercambio de la información para la toma de decisiones en la gestión del territorio, en el marco del desarrollo de la Infraestructura de Datos Espaciales del Perú, dentro de sus respectivas competencias.

Otros instrumentos son los incentivos (medidas para estimular actividades tendientes a una ocupación ordenada y el uso sostenible del territorio), la participación ciudadana, la educación ambiental, la ciencia y tecnología, el desarrollo institucional y la capacitación.

jornadas_internacionales_1

vicentesanchezv@hotmail.com

Puntuación: 0 / Votos: 0