Archivo por meses: Mayo 2012

23/05/12: CONDICIONES PARA LA INCLUSIÓN SOCIAL

Efraín Gonzales de Olarte

La inclusión social es la pertenencia participativa en la sociedad en la que viven las personas es, sin duda, la condición esencial para conseguir la expansión de sus capacidades (capabilities) y desempeños (functionings). Sin embargo, dicha inclusión requiere de un contexto físico, económico, institucional y cultural que la facilite, es decir requiere de mecanismos concretos de integración en la sociedad. La inclusión social es la condición sine quanon para el desarrollo humano, en cambio la integración es el medio instrumental para l inclusión social.

Para integrarse, las personas requieren en primer término el poder establecerse en el espacio y tener las facilidades para moverse e interactuar en determinado lugar, para lo cual el acceso a una vivienda, disponer de energía y otros servicios, y de vías de comunicación permite su integración física. En segundo lugar, el acceso a los mercados de bienes, servicios, trabajo o de crédito es la forma fenoménica de la integración económica de la sociedad capitalista, quien no puede participar en los mercados estará fuera de la división social del trabajo y no podrá conseguir los satisfactores necesarios para su desarrollo humano. No obstante, el mercado no es el único y, en muchos casos es incapaz, de suministrar una serie de bienes y servicios, sobre todo cuando los mercados están poco desarrollados, tienen fallas, son incompletos o simplemente no existen, lo que hace que existan sectores excluidos de ellos. Si esto sucede, el Estado es el que suplanta, complementa o reemplaza al mercado e integra a las personas en la sociedad poniendo a disposición de ellas los bienes y servicios, pero sobre todo legitimando el derecho de pertenecer a la sociedad por el simple hecho de ser alguien nacido en un país. Esta es la inclusión estatal. En cuarto lugar, la integración cultural. La cultura entendida como el modo ser colectivo de partes o de toda la sociedad tiene componentes éticos y estéticos que se traducen en costumbres, reglas de comportamiento consuetudinario, manifestaciones artísticas, prácticas religiosas y muchas más, permite amalgamar la integración social al generar referentes colectivos.

Si existe integración con todos los componente señalados la inclusión social discurrirá de manera fluida. Por ello, es importante poder evaluar y estimar los medios de integración.

Los componentes de la integración, cualquiera que ellos sean, tienen la ventaja de constituir metas para las distintas políticas, acciones y agencia, tanto para los gobiernos en sus distintos niveles como para el sector privado con y sin fines de lucro. Es decir, tiene un carácter práctico y operativo.

Leer más »

14/05/12: UNIVERSIDADES PERUANAS Y DESARROLLO

UNIVERSIDAD Y DESARROLLO*
Efraín Gonzales de Olarte

¿Cuál es la contribución de las universidades al desarrollo del Perú. ¿Producen profesionales de calidad? ¿Hacen suficiente investigación aplicada al desarrollo? ¿Obtienen un retorno positivo en el largo plazo para el país y para las regiones?

Salvo tres o cuatro universidades peruanas, la casi totalidad de las más de 120 universidades no figuran en los rankings mundiales en un lugar decoroso. Esto significa que las universidades públicas y privadas, donde estudian las mayorías, no tienen un nivel que las convierta en factor de desarrollo. Los rankings clasifican a las universidades por: 1. La calidad de sus profesores, en las universidades del norte no es posible ser catedrático sin un doctorado, aquí cualquier licenciado o bachiller lo puede ser. 2. Por el número de publicaciones arbitradas por pares, en el Perú sólo tres universidades aparecen con este tipo de publicaciones. 3. Por el número de citaciones de los artículos o libros publicados por sus profesores, es decir por la reputación y calidad de ellos. 4. Por el acceso virtual a los resultados de las investigaciones y a las tesis de maestría y doctorado presentadas anualmente.

Aquellas universidades que se esfuerzan por tener estos atributos, que tienen buenos profesores y buenos alumnos, buena infraestructura, presupuestos de investigación y sueldos decentes para sus profesores, son un factor de desarrollo. Si vemos los rankings todas las universidades que están por debajo del puesto 500 pertenecen a países desarrollados o países en los cuáles el estado le da importancia a la educación superior como México, Brasil o la India.

En el Perú no hay consciencia de la importancia de la universidad para el desarrollo, lo que se refleja en los magros presupuestos de las universidades públicas y los bajos sueldos de sus catedráticos, y en la bajísima calidad de las universidades privadas que se atreven a ofrecer educación superior con gasto por alumno que no permite tener buenos profesores ni menos hacer investigación. Por ello, la universidad en el Perú no es un factor de desarrollo, sino un espacio estacionario.

El gobierno debería plantear una política universitaria guiada por los criterios de los rankings internacionales, con una meta para que, por lo menos veinte universidades, puedan llegar a ellos. Entonces la universidad peruana será factor de desarrollo.

*Publicado en el Suplemento D1 de El Comercio, 14 de mayo 2012 Leer más »