México, “un país cocacolizado”


Publicado el : 6 de noviembre 2012 – 11:49 de la mañana
20121106-gordos-pelicula.jpg

| Por Alejandro Pintamalli (Foto: Gordos)

“Es una bebida extraña porque es negra, me gusta más que otros refrescos”, dice un joven en una casa de comida rápida en el Distrito Federal de México frente a una gaseosa sabor cola.

Otra joven a su lado hace gala de su experiencia en este terreno: “Yo despierto y lo primero que hago es abrir el refri y tomar una soda”.

Los números son escalofriantes. Según el director de El Poder del Consumidor, Alejandro Calviño, “el sobrepaso y la obesidad es la causa de las principales enfermedades mortales en México”. Se calcula que afectan al 70 por ciento de sus habitantes, que una de cada tres mujeres y uno de cada cuatro hombres padecen obesidad. Además, el país va también a la cabeza en la cantidad de niños, entre 5 y 11 años, que están excedidos de peso.

“No es un problema de estética, es un problema de salud pública porque la diabetes mata a 80 personas cada 100 mil habitantes y esto tiene altísimos costos que el Estado no es capaz de afrontar”, opina Calviño.

Vitamina T vs. fast food
Esta enfermedad -a estas alturas, una ‘epidemia’-, es potenciada por una catarata de anuncios publicitarios de productos poco saludables, junto al hecho de que la comida sana es más cara. Los jóvenes, la población más propensa a adoptar estos hábitos de consumo, pasan doce horas al día frente al televisor y ‘consumen’ esos spots, mientras comen sus pizzas con refrescos, “este tipo de combinaciones que son explosivas”, dice Calviño.

La popular Coca Cola destina al mercado mexicano entre el 11 y el 12 por ciento de su producción mundial. No es de extrañar entonces que Oliver de Shutter, el Relator Especial de Naciones Unidas por el Derecho a la Alimentación, haya declarado a inicios de este año que el país está ‘cocacolizado’.
El responsable de El Poder del Consumidor matiza a la hora de apuntar a la comida tradicional mexicana y los efectos de la llamada “vitamina T” –tacos, tortillas, tamales y tequila-, y apunta a que “la obesidad surge con un cambio en los hábitos alimentarios y se explica por la introducción de los alimentos altamente procesados”.


Los consejos de Alejandro Calviño

• Beber agua en lugar de los refrescos que dañan la dentadura y nos hacen propensos a contraer
enfermedades.
• Recuperar los cereales integrales, entre otros, el amaranto (son un género de hierbas que se hallan en las
regiones templadas y tropicales), y abandonar las harinas refinadas.
• Recuperar “la rica tradición culinaria” mexicana, sus frutas y verduras.
• Recuperar el frijol, cuya venta ha caído un 50 por ciento. Junto con el maíz, la mezcla de los aminoácidos aporta una proteína de excelente calidad
México ocupa el primer lugar en el mundo en sobrepeso y obesidad, según la Organización para la Coorperación y el Desarrollo Económico (OCDE). El consumo de bebidas gaseosas o carbonatadas junto a la comida ‘chatarra’ que venden los locales de fast food, contribuyen a engrosar las cifras de gordos en el país norteamericano.

Fuente: radio Nederland Continúa leyendo “México, “un país cocacolizado””