Durban, cambio climático y geopolítica

[Visto: 1807 veces]

El mundo se ha dividido en Durban renta a un problema cuya solución depende de todos. El tratado de Kioto agoniza. “La UE (y Suiza, Noruega, Australia y Nueva Zelanda) aceptan continuar dentro del único tratado del clima existente pero se decidirá el año que viene si lo hacen hasta 2017 o 2020, con lo que mantienen una carta de negociación” (EL País, 12-12-2011). Japón salió, y Canadá y Rusia no se sumaron porque EE.UU y China se mantuvieron al margen, mientras que la India se niega a ser considerado como emisor sujeto a regulaciones.

20111212-emisiones_gei.jpg

Las negociaciones de Qatar 2012 verán el final de Kioto, o una improbable milagrosa resurrección; la posición Hindú, apoyada por China y Brasil, es llegar a un acuerdo de menor nivel, en el que se establecen compromisos ante la ONU de baja exigencia entre las partes; la tercera opción, y la de menor impacto es la de reducciones unilaterales.

Tal como van las cosas solo nos espera un aumento geométrico del calentamiento y uno paralelo de dificultades económicas y tecnológicas para hacerle frente. No ha sido suficiente el descrédito de quienes sostenían que detrás de las advertencias del cambio climático había una conjura internacional, asunto que quedó descartado por los estudios que ellos mismos solicitaron a la Universidad de Berckley, y que terminaron aportando nueva información a favor del Panel Internacional sobre el Cambio Climático (IPCC) y de los científicos de la Universidad de East Anglia.

Climate Action Tracker sostiene que como los acuerdos de Durban no proponen medidas adicionales antes de 2020 el riesgo de exceder los 2°C es muy alto. Las medidas para generar nuevos consensos a partir de los acuerdos de Durban tendrán que ser rápidas si se quiere aumentar la mitigación de las emisiones, y tener la oportunidad para desviarnos de las proyecciones actuales de calentamiento que nos lleva a 3,5°C adicionales para el año 2100. Los expertos en CC coinciden en que un incremento de 1,5°C ya trae impactos considerables, que con 2°C la situación empeora; y que conforme nos acerquemos 3.5°C. de aumento, los impactos son de alto de riesgo como lo muestra la figura adjunta para algunos casos:

20111212-cclimateactiontracker.jpg

Pero, puestos en el escenario del cambio climático ¿Por qué no combatirlo con la vehemencia que el asunto amerita? ¿Cuál es la geopolítica detrás de este asunto? Veamos primero quiénes son los grandes jugadores en el tablero mundial: Estados Unidos, China, la Unión Europea, Rusia, India, Japón y Brasil, y si se quiere incluir la incidencia en la pérdida de bosques naturales, hay que sumar Indonesia (Olabe, 2008)

Especulemos. La única razón por la que los países mencionados pondrían en práctica medidas contra las fuentes del calentamiento global se relaciona con sus perspectivas de desarrollo y con sus expectativas en el juego de la hegemonía global. Para la UE lo primero es consolidarse como espacio y crecer en liderazgo sobre Europa oriental, incluyendo Rusia de ser posible, a ello se agrega su intención de ser líder de las tecnologías alternativas, para de esta manera asegurar un nivel de vida y desarrollo para una población que no está sujeta a las presiones demográficas. Los EE:UU apuntan aparentemente en la misma dirección tanto respecto de su necesidad de mantener los más altos niveles de vida posible con el desarrollo tecnológico, sin embargo su rolde potencia hegemónica lo obliga a poner por delante el crecimiento económico sin cuestionar grandemente la matriz tecnológica y energética actuales. Para los demás países mencionados el crecimiento es vital para alcanzar en el más corto tiempo a los países de alto desarrollo en cuanto a lograr mayores niveles de vida, y por tanto no están dispuestos a ningún sacrificio. Finalmente habría que mencionar a Japón como una singularidad cuyo futuro está más asociado con lo que ocurra en China.

Por ahora el resto del mundo no parece jugar un papel importante. En general se trata de pequeñas economías con dificultades para organizar sus procesos internos orientándolos al desarrollo, tomados singularmente su aporte a las emisiones es bajo, aunque colectivamente de acuerdo con el World Resources Institute (WRI) hacia el 2025 ellas serán la mitad de las emisiones mundiales. Sus intereses no conjugan con la idea de mitigar el cambio climático, sino más bien con buscar la mejor adaptación posible para lo que requieren de las subvenciones de las grandes economías, lo que hace volátil su alineamiento.

En suma todo parece indicar que la tendencia es a no llegar a acuerdo alguno en los próximos años, lo que a su vez hará que el indicador de catástrofe por aumento de la temperatura global se dispare como señala Climate action tracker indicando que al 2100 sobrepasaremos la meta de los 2°C adicionales de temperatura y superaremos los 3°C.

El efecto de este incremento en la temperatura como tantas veces se ha advertido provocará pérdidas inconmensurables en todo orden de cosas, hasta el punto de poner en riesgo a gran parte, sino a toda, la humanidad. Todo esto, como señala Olabe (2008) amerita declarar una alerta de seguridad global.

FFR

Fuentes:
Olabe, Antxon (2008) Geopolítica del cambio climático. La alteración del clima de la Tierra como problema de seguridad global. (Ensayo publicado en junio 2008 en el número 12 de la revista El Rapto de Europa)
BAUMERT, K.HERZOG, T. PERSHING, J. Navigating the Numbers. Greenhouse Gas Data and International Climate Policy. World Resource Institute, 2005.

Puntuación: 0 / Votos: 0

Un pensamiento en “Durban, cambio climático y geopolítica

  1. julio lazo

    El resultado de la COP 17 en Durban, aunque muy lamentable, era de esperarse, no ha sido una sorpresa. Tengo entendido que la sociedad civil hizo una C17 paralela a la COP 17; tal ez ustedes tengan alguna información sobre ese evento paralelo, creo que sería de utilidad si pudieran publicar lo que sepan al respecto. Pienso que la sociedad civil (los no-gobernantes) podemos hacer algo valioso para reducir el cambio climático.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *