Atlas ambiental de América Latina 2010 (PNUMA)

[Visto: 1285 veces]

20101218-caratlas.png

Las Naciones Unidas acaban de presentar el documento, América Latina y el Caribe – Atlas de un ambiente en transformación recopila más de 200 imágenes que muestran los principales problemas ambientales de la región, que nos muestra las 10 mayores catástrofes de Latinoamérica, ocho de las cuales son creación de nuestros pueblos, y dos como consecuencia del cambio climático.
En nuestro sub continente lo peor es el crecimiento de las ciudades y sus efectos en el entorno, la falta de ordenamiento territorial y sus efectos sobre los suelos, ríos y lagos, la deforestación y las perlas de la destrucción provocada por la irracionalidad de la gran minería.
Somos responsables de las siguientes 10 catástrofes documentadas y fotografiadas en este documento:

1. Crecimiento urbano – Manaos, Brasil
2. Crecimiento urbano – San Salvador, El Salvador
3. Cambio climático – Glaciares Upsala, Argentina y O?Higgins, Chile
4. Explotación minera – Cerro de Pasco, Perú
5. Avance de la frontera agrícola – El Chaco, Paraguay
6. Desastre natural, inundación – Trinidad, Bolivia
7. Cambio de uso del suelo – Tipitapa, Nicaragua
8. Contaminación del agua – Lago Atitlán, Guatemala
9. Sedimentación por deforestación – Lac Peligre, Haití
10. Desarrollo costero – Union Island, San Vicente y las Granadinas

El estado ambiental de la región: principales hallazgos

1. El crecimiento de las ciudades: La ausencia de una adecuada planeación urbana y territorial ha generado importantes problemas en las ciudades de la región. Las ciudades latinoamericanas son las más compactas del mundo, tienen los centros urbanos de mayor densidad y presentan retos importantes como la gestión de residuos sólidos o el tratamiento de las aguas residuales.
2. Degradación de la tierra: Aunque la región todavía cuenta con zonas de exuberante vegetación y es una de las reservas de biocapacidad del mundo, la degradación de la tierra, incluida la desertificación, la erosión de los suelos y las costas son evidentes a lo largo y ancho del continente. La desertificación actualmente afecta a más de 600 millones de hectáreas en biomas áridos, semiáridos y subhúmedos en la región.
3. Profundos cambios en la agricultura: Las tierras destinadas a uso agrícola aumentaron a un ritmo del 0.13% anual entre 2003 y 2005, ocasionando la pérdida de bosques y otros hábitats. Este cambio está acompañado de otro más profundo: los principales cultivos alimenticios, como la papa, la yuca, el arroz y el trigo, registran una disminución por habitante, al tiempo que se incrementan los cultivos para uso industrial, combustible y forraje.
4. Minería: América Latina es la región del mundo con la mayor porción (23%) de presupuestos destinados a exploración por parte de las principales empresas mineras. Más de 10.000 millones de dólares se invierten en actividades mineras cada año en la región; alrededor del 20% se destina a Chile.
5. Agua dulce: La región concentra más de 30% de toda el agua dulce disponible en el planeta y casi 40% del total de sus recursos hídricos son renovables. La presión debida al uso agrícola se ha incrementado de manera constante desde mediados de la década de 1990, y la superficie total irrigada se duplicó entre 1961 y 1990.
6. Glaciares: Según el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (PICC), la mayoría de los glaciares tropicales en la región se habrá derretido entre 2020 y 2030. Los glaciares sudamericanos son de importancia vital como fuente de recursos hídricos para usos domésticos, agrícolas e industriales.
7. Urbanización costera: Un gran porcentaje de la población y de las actividades económicas se concentran en las zonas costeras de la región. El turismo, la expansión urbana no planificada, las aguas residuales urbanas e industriales, y la acuicultura son algunos de los factores que explican la degradación de los ecosistemas costeros como manglares, humedales y arrecifes de coral.
8. Bosques: La deforestación está muy extendida y en algunos lugares es rampante. Según la FAO, América Latina y el Caribe perdió cada año alrededor de 43.500 km2 de bosques entre 2000 y 2005. Esta cifra equivale a perder anualmente un área que supera la superficie de Suiza. La peor parte de la deforestación se registra en Sudamérica, en especial en la Amazonía brasileña, si bien esfuerzos recientes han disminuido la tasa anual de deforestación en este ecosistema.
9. Desastres naturales: El número de personas afectadas por las inundaciones, las sequías y otros episodios hidrometeorológicos se ha incrementado en la región desde el año 2000. Entre 1995 y 2006, aproximadamente 20 millones de personas se vieron afectadas por estos eventos, sobre todo los de carácter climático, como los huracanes.

América Latina y el Caribe es una región de una gran riqueza natural ambiental que, sin embargo, se está viendo deteriorada. Como muestra el Atlas de un ambiente en transformación, los problemas más importantes que la región enfrenta son la urbanización acelerada y sin planificación adecuada, el cambio climático, la deforestación, el cambio de uso del suelo, la pérdida de biodiversidad y la degradación de las áreas costeras.

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *