No muramos

[Visto: 203 veces]

Confieso que vi una libélula emancipada

y la indisciplina de una hiena que se resistía a aniquilar a Sudamérica

Confieso que el capellán es un coatí

y que el país, una alpaca por explorar

Aparecen expresiones graciosas de los canguros

los asnos dulcemente escriben una nueva Biblia

era necesario rehacerla desmarcando las líneas cebrísticas

Cómo no, el leopardo nos asombra despertando ráfagas de luz

y los documentos abordan los registros de la iguana

aparecen los desiertos de los camellos

y el agua líquida del pez espada

que con justicia aplica la ley justa del león estudioso

Eternamente el océano levanta uno ramo de delfines

y una sonrisa suelta el elefante y también su tatarabuela

Quisiera que ninguno se extinga o se hormigueen

Quisiera que el alacrán converse con la parihuana

Quisiera que el azúcar moreno bañe a la gaviota

y que los bosques mariposeen sus hojas diariamente, fuertemente, nuevamente

de los nevados las lágrimas del cóndor llenan las lagunas de los patos

y la ventana de los tucanes nos dicen “no muramos”

como desterrados

Confieso que veo todo esto

Y confieso que soy hombre

 

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *