Archivo por meses: mayo 2017

En el regazo de Dios

[Visto: 320 veces]

Estando sentado en el regazo de Dios cuento 1000 camélidos por dónde la pirámide de barro destruye las uñas

Y en el aire un pedo oscurece el pantano dictatorial de los esqueletos bípedos

‘Renacuajo’ gritaba el megáfono de la locura que se desvanecía en el cuadro medieval

Cogitabundo se acurrucaba el felino aracnidal en una malla de barranco agreste

y en el fondo del teatro aparecía la pierna de una virgen desmontada del caballo de tres patas

‘immersión’ gritó, y una culebra avanzaba hacia la playa para fecundar la mar con su malicia

y así los hombres brotaban como algodones con espinas para recrear más hipocresía

envuelta de arena subsahariana mortífera y plañidera

Desde sus piernas veía todo y quería poseerlo todo hasta hacerlo uno con todos

y enseñarle el cariño y las virtudes mundanas en las que el ojo lee atentamente el placer

en las que la oreja penetra los sonidos de los chasquidos caninos en plena luz del sol

en los que los dos somos dioses jugando con la arena, la Virgen y la uña rota

 

Aeropuerto, tú viniste hoy

[Visto: 279 veces]

Abrazaste mis tres lenguajes sin consecuencias

Arrinconándome al mejor romance de mi pesada vida -a contramuro-

En tu retorno salieron los leones, brillaron los serenos del mar homicidas, y caminaron las hormigas en pos tu presencia.

Contigo la barba que creció se hizo otra vez niño

Contigo la cicatriz ya no tenía nombre.

Abrazaste el café, la tostada, mi miembro poético, mi humana mano.

Y ahí estás, mirándome en tu altar sexual, aunando los pétalos pasados en un tejido nuevo.

Abrazaste el lenguaje visceral, abrazaste el lenguaje ambiguo, aquella noche de regreso.

Abrazaste el lenguaje de la entrega, que a cuchillas te reclama sin reposo.

Ahí estás.

Ahí.

Besándome las hojas, los trazos, las labiales curvas, amor.

 

Lovón Cueva, Marco Antonio. Aeropuerto. Lima: 1 mayo 2017.