Archivo de la etiqueta: horas de lucha

La inocente confianza

[Visto: 377 veces]

A Haydée

 

Y después de que tres pirámides despertaran en el sílice del Nilo

el eclipse penitente  culminó por aquiesencia altísima

(y una paloma se posó sobre ellas…, y el dolor, no hubo más dolor)

En el alba las aguas expandieron sus brazos

y cada paso -detrás de uno, otro paso- alejaba el cruel silencio y el infame miedo

y la esperanza organizaba la partida, el concurso, la ópera divina,

y una estrella -una refulgente estrella, su sueño- guiaba a la niña extraviada

A los lejos le abrazan la  madre tierra

A los lejos las ramas le atraían a su jardín de vid

A lo lejos se perdían los sustos, los temblores, los desvelos,

y regresaba -geométrica y aritméticamente- la inocente confianza

la esperanza, la sangre (familia, estirpe, vida),… tú, Amor

 

Lovón Cueva, Marco Antonio. La inocente confianza. Lima: 8 febrero 2015.

Sigue leyendo

Quien no lucha

[Visto: 391 veces]

Quien no se hace fuerte, desvanece el día

y la sombra, cual verdugillo, devora los deseos

Quien no lucha por comer mañana, la mesa le sobra

y los cubiertos se hacen inútiles muñecos

Quien duerme esperando el grito de mamá o algún ave cantar,

sin ninguna voluntad más, muere de tonta agonía

Quien enmudece su sueño, preciosidad divina, castiga al cuerpo,

el cerebro, la letanía positiva, en magnitudes infinitas

Quien espera hasta caérsele el último cabello,

decolora la palabra vida y anima la aquella cuerda pesimista

 

Lovón Cueva, Marco Antonio. Quien no lucha. Lima: 28 enero 2015.

Sigue leyendo

Los ruidos

[Visto: 499 veces]

Ruido (trac) ruido (trac) ruido (trac)

suenan las dudas vespertinas

los hielos icerbergrísticos que se estremecen al chocar

suenan los gritos de los manicomios

los gritos de la educación, de esa infancia perdida

suena la gastada licuadora, que rebana a la política fiscal

suena trac tras el cádaver que muere por pobre

suena trac tras los infieles de la católica iglesia

suena y suena y la tristeza invade las entrañas de los hijos

suena un aire ridículo de patriotismo

bajo una falsa simbolización culinaria o un pasado incaico

suena la bulla del Ministerio Público, y la ley muere bajo el juzgado de la corrupción

trac dijeron los maestros y HomologacióN nunca llegó al bolsillo

trac dijeron las empleadas y los hogares se volvieron monoparentales

trac trac y la discriminación subyugó el futuro de la nación

ruido (trac) ruido (trac) ruido (trac)

 

Lovón Cueva, Marco Antonio. Los ruidos. Lima: 22 mayo 2014.

Sigue leyendo