Archivo por meses: marzo 2017

Noche contemplada

[Visto: 315 veces]

En la sorda noche contemplemos aquellas criaturas que vienen como enanos dibujados

observemos el miedo de los cuartos cuando soplan con gran impulso los verdes grillos

y el corazón que se asoma tal como el gato en la pirámide vertiginosa sin regocijo tierno

Contemplemos las miradas cobardes de los amigos cobardes que nacen antes de enero

Contemplemos los objetos colgados de las costras que caen del párpado cortado

Contemplemos el cabezazo enemigo de la estética que arrojan del cuerpo los intestinos

Contemplemos el ridículo que llora cuan bufón en la hora de la comedia lacerante

Tritura es el momento de la tritura en que los ojos de rabia derriten a la venus masculina

Tritura es la noche de más peso en la destrucción de los salones educativos

Se llena el alveólo de la mirada de confianza inerte-lejana que dormía antiguamente voluptuosa

Se arrastra la fatalidad como rosas en el santuario que desparraman una visión de ira

en la negra cabeza de una langosta abusada en el ojo lánguido de soledad

en una llamada matutina bostezada de pies falsos de amistad de arroyos de proyectada ancianidad

 

Fauces abiertas

[Visto: 274 veces]

Entra una mano hipopotámica media feroz por la antesala del teatro

entra la infancia con álgida bestia hacia el frente de la butaca

una cavidad arroja el miedo de pronto por las espumas de los telones

ustedes que han nacido como hermanas mías de las mismas fauces

se enchinan como hurones carocolísticos de verdadera amargura

arpía grita el lado blanco de la Luna y el vientre muerto de la Luna negra fallece

vienen las ofrendas unas a otras por la misma garganta que nos confronta

la Muerte se acerca cuan un insecto se yergue en la cruz del palosanto

y los riñones que nos inquietan en la orina calcinada se apretujan

lentamente se vuelven un puñal de tempestad cruel y pálido

así aparecen los detectores de mutantes que sombran su penumbra gorda

sombran su figura de esqueletos demoniacos hacia la muela más virginal

vieja blancura que se desvanece en el trono teatral de un soplo de Étel

con ello la boca asesina se aproxima con vuelo de pájaro carnívoro más

en un sereno negro y torpe navegando en los últimos suspiros de las rocas

en el que sobreviven en esta función de desierto ellas ellos y yo

en un altar turbado en la arena ártica ahorcado del llanto sangriento y castrado