Archivo de la categoría: Política Ambiental

De la emergencia a la gestión

[Visto: 1760 veces]

La falta de regulación ambiental en el pasado nos ha dejado como herencia relaves y otros pasivos mineros en todo el país. Más de 600 se han identificado como abandonados, muchos de los cuales siguen liberando minerales y aguas ácidas, afectando o poniendo en riesgo ríos de la importancia del Rímac o del Mantaro y junto a ellos a los habitantes de dichas cuencas. Ahora se exige un proceso ordenado y responsable de cierre de las operaciones mineras, bajo reglas y procedimientos que deben seguir mejorando. Sigue leyendo

Transgénicos, Riesgo, Incertidumbre y Política Democrática

[Visto: 6204 veces]

Agrobiodiversidad

He estado tentado de escribir hace varias semanas sobre este tema que ha logrado cierta notoriedad pública, pero existían vacíos importantes de información sobre las posiciones de los distintos sectores en el tema. Pero las declaraciones del Asesor del Ministro de Agricultura, Alexander Grobman me han animado finalmente a precisar algunos puntos del debate, no desde una mirada de las ciencias naturales, sino desde la ciencia política, acompañada con algunas notas jurídicas.

Sigue leyendo

Un Mensaje a la Nación con (muy poco) ambiente

[Visto: 2472 veces]

Mensaje a la Nacion 2008

Debo reconocer que esperaba más anuncios “ambientales” en el Mensaje a la Nación de Fiestas Patrias. El escenario post ALC-UE y la creación del Ministerio del Ambiente, así como el protagonismo alcanzado por el tema de los transgénicos, el problema de los biocombustibles y el aumento mundial en los precios de los alimentos, y especialmente la cada vez más sentida presencia del cambio climático global, daban razones para que no sólo se rompiera la absoluta ausencia del tema en los mensajes a la nación de los presidentes, sino que iba a ser una primera aparición con algún nivel de notoriedad. Lamentablemente nos equivocamos. Las menciones fuera escasas: una muy general, otra vinculada con el sector pesquero, y una de infraestructura vinculada con la solución de un problema ambiental (la contaminación del litoral de Lima y del Callao). A pesar de las referencias a la necesidad de generar más energía, no se mencionaron sus implicancias ambientales, e incluso en el tema minero, se hizo un llamado a resolver los problemas laborales y de formalización, sin indicar nada sobre los ambientales.
Sigue leyendo

Entrevista para GenerAcción

[Visto: 2564 veces]

GeneraccionJunio

A continuación les alcanzo la entrevista que dimos para la revista Generacción sobre el Ministerio del Ambiente. Siguiendo el siguiente link pueden acceder a las versiones en formato de texto y pdf: http://generaccion.com/revista/ultima%20edicion/ultimaedicion_detalle.asp?idnoticia=22088

El impacto del cambio climático podría ser mucho más grave: ¿Ministerio en problemas?

Entrevista Cristian Velasco

El cambio climático fue uno de los principales puntos que se abordaron en la V Cumbre de Jefes de Estado y Gobierno de América Latina, el Caribe y la Unión Europea. GENER@CCIÓN considera de vital relevancia incidir en un tema como este que ya ha causado algunos estragos en el país, como el deshielo del nevado Pastoruri, y que podría acarrear secuelas devastadoras para el mundo entero en unas pocas décadas. Aquí las palabras del especialista en medio ambiente, Iván Lanegra.

¿El Ejecutivo apresuró la creación del ministerio del Medio Ambiente con el objetivo de hacerla coincidir con la V Cumbre ALC-UE? ¿Se debió afiatar mejor ciertos puntos?

Es normal que un gobierno utilice una cumbre para darle realce a un tema como la creación de un ministerio, y con mayor razón si esta cumbre tiene como uno de sus temas centrales el cambio climático y si este ministerio es el de Medio Ambiente. Sin embargo, creo que, efectivamente, un tiempo mayor de discusión habría sido ideal para llegar a una propuesta más acabada. A pesar de ello, es posible trabajar en la mejora del nuevo ministerio. Más allá de los problemas que ha empezado a tener, hay temas que pueden corregirse.

¿Cómo cuáles?

Por ejemplo, el tema del manejo del agua. Los ministerios del Medio Ambiente y de Agricultura han entrado en una suerte de competencia sobre quién administrará el agua. Pero primero habría que pensar qué requiere el manejo del agua en el país. Una de las razones por las que el agua se maneja tan mal es la fragmentación de responsabilidades. Por ejemplo, cuando uno quiere enfrentar un problema concreto, como la contaminación del río Rímac o del río Mantaro, se encuentran distintas posiciones sobre el mismo tema: las de los portafolios de Agricultura, Energía y Minas, Producción y ahora el Ministerio del Medio Ambiente. Esa fragmentación no ayuda al buen manejo del recurso. Lo ideal sería que existiera una entidad autónoma con autoridad sobre las cuencas, y que esta institución sea adscrita al recién constituido ministerio.

Sigue leyendo

Día Mundial del Ambiente

[Visto: 1769 veces]

La Ciudad de Villa el Salvador ha sido denominada “Capital Ambiental” por el Presidente de la República. Más allá de los grandes méritos de esta comunidad, es claro que seguir construyendo sobre el desierto no parece ser el modelo a seguir. De otro lado, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) ha llamado este año a cambiar de patrones de consumo y generar menos carbono. El Perú es uno de los países que menos emisiones genera, y sigue teniendo niveles per cápita muy bajos de emisión. No obstante, el país quiere seguir creciendo económicamente. Esto implica también mayor consumo de energía. ¿Qué fuente utilizar? La energía hidroeléctrica parece ser la mejor candidata. Es una fuente limpia y renovable, y nuestra accidentada geografía facilita el uso de la misma para generar energía eléctrica. De esta manera, seremos menos vulnerables, además, frente a la posible escasez o altos precios de los combustibles fósiles.
Sigue leyendo

Segunda oportunidad: Antonio Brack, Primer Ministro del Ambiente del Perú

[Visto: 7711 veces]

El anuncio de la designación de Antonio Brack como primer Ministro del Ambiente del Perú es sin duda un hecho importante. El nuevo ministro cumple con los dos requisitos que señalamos ya en enero de este año buscaría el gobierno: una persona recoconocida y que de una señal de que el ministerio no implicará una traba (o amenaza) a las inversiones.

Esta es además la segunda oportunidad para Antonio Brack. Debemos recordar que ya en agosto de 2006 el Presidente Alan García lo nombró Presidente del Consejo Directivo del Consejo Nacional del Ambiente, renunciando al cabo de apenas 18 días. ¿Las razones? De acuerdo a lo que él señaló a la Periodista Mariela Balbi, el carácter vertical de la política peruana no era de su agrado, además de tener problemas de salud. Al parecer ambos factores han cambiado. Sin embargo, el peor legado de Antonio Brack durante su paso por el CONAM (donde mantuvo un asiento como miembro de su Consejo Directivo en representación del Gobierno Nacional) fue su sucesor en el cargo, el Señor Manuel Bernales Alvarado, quien ha tenido un desempeño que llevó al debilitamiento de la Autoridad Ambiental Nacional. Eso explica el bajo perfil que ha tenido el CONAM en el proceso de discusión del Ministerio del Ambiente, y que práctivamente haya pasado desapercibido como actor en la Cumbre ALC-UE, a pesar de que parte de sus temas eran precísamente la agenda del ambiente, el cambio climático y la energía.

Otro aspecto que hay que precisar, para evitar confusiones y reacciones equivocadas, es la labor privada de Antonio Brack a través de su consultora del mismo nombre. No hay nada ilegal ni anti-ético en brindar servicios profesionales a empresas, a fin de que mejoren su gestión y su trabajo. De hecho, deberíamos promover que estos servicios tengan cada vez un mayor nivel y profesionalismo. Ese no es el problema. La situación negativa se produce cuando alguien que ocupa un puesto en entidades públicas (Presidente del CONAM, luego miembro del directorio del mismo, así como del IIAP), al mismo tiempo realice labores privadas vinculadas con el sector público al cual pertenece, y se presente como “independiente”. Ahora, como ministro, la incompatibilidad de estas tareas quedará más clara. Sin embargo, deberá manejarse muy bien el nuevo ministro para que sus trabajos privados no sean vistos como suerte de “opinión adelantada” sobre temas de gran complejidad como el proyecto Majaz en Piura.

Otro aspecto clave para el Ministerio es su agenda. Para Antonio Brack los principales problemas ambientales del país son la basura en las calles y los desagües de las ciudades (de ahí su lema, “mi patria no es un basurero”), las actividades ilegales (en especial la minería informal), y los bionegocios. De hecho el CONAM hasta la fecha, tanto con él como con Manuel Bernales, asumió dicha agenda. ¿Es ésta la agenda ambiental del país? Pues parece que no. Felizmente, en sus primeras declaraciones ya tuvo que enfrentar el tema de la legislación forestal y el problema del Cambio Climático. La basura y los desagües son la agenda de los alcaldes, no la del Ministro del Ambiente.

También es positivo que se planteen metas concretas de gestión ambiental. Antonio Brack ha planteado dos: reducir a la mitad el costo del deterioro ambiental, es decir, que pase de 3.9% a menos de 2% del PBI; y reducir el número de conflictos socioambientales del país. ¿Podrá hacerlo? Complicado, considerando que el Ministerio tiene limitaciones en sus herramientas: no gestiona las aguas, no aprueba la evaluación de impacto ambiental, carece de un mecanismo de financiamiento de la gestión ambiental, no tiene un marco promotor de la descentralización, etc. De hecho, Antonio Brack debería asumir como bandera conseguir que estos temas, que incluso estuvieron planteados en su propuesta original (aunque no de la mejor manera, por cierto) pudieran ser incorporados al flamante Ministerio. Y la prueba de fuego vendrá no con la autorización a los grandes proyectos de inversión, por la simple razón que el Ministerio del Ambiente no tiene competencia sobre el tema, sino los Ministerios productivos (energía y minas, producción, agricultura, comercio, etc.), sino con el aprovechamiento de recursos en las áreas naturales protegidas, labor sí bajo su competencia. Casi nadie ha notado que de acuerdo con el Decreto Legislativo N° 1013, el Ministerio del Ambiente propone la creación y modificación de las áreas naturales protegidas, lo que debe ser aprobado por el Consejo de Ministros. Es decir, la ley autoriza modficar (reducir) áreas naturales sólo con el voto aprobatorio del Consejo de Ministros. ¿Sí se proponen cambios en las ANP para permitir la explotación de hidrocarburos, qué posición asumirá el Ministerio?

Finalmente, es necesario que Antonio Brack asuma un estilo de gestión que sea muy distinto a la forma como manejó el Grupo de Trabajo que preparó la propuesta de creación del Ministerio del Ambiente (vertical, cerrada y sorda ante los consejos). A pesar de que ha señalado a los medios el carácter “participativo” del proceso, todo áquel que lo ha seguido podrá negar de plano dicho adjetivo.

El puesto de Ministro del Ambiente no es fácil. Sin embargo, un personaje como la ahora ex-ministra del ambiente del Brasil Marina Silva, debiera ser un modelo a seguir. Logró cosas, perdió en otras, pero siempre teniendo en claro cuál era su deber como funcionaria pública. Los inversionistas en Brasil están felices. En el Perú parece que también.

Ivan Lanegra

Foto: Andina
Sigue leyendo

Tenemos Ministerio ¿debemos celebrar?

[Visto: 2376 veces]

Finalmente, el día de ayer martes 13 de mayo el Presidente de la República promulgó el Decreto Legislativo N° 1013, Ley de Creación, Organización y Funciones del Ministerio del Ambiente, en un acto protocolar en el Palacio de Gobierno. La norma ha sido publicada hoy miércoles 14. ¿Estamos ante una buena noticia? Pues aunque la creación de un Ministerio es siempre un acto político signiticativo, la ley que lo crea nos ha dejado muchas preocupaciones. En un post publicado el 30 de enero planteaba lo que creíamos iba a ser el resultado final del proceso de creación del Ministerio del Ambiente. Lo reproduzco a continuación:

“¿Y como culminará la historia? No lo sabemos, pero sí podemos describir el escenario más probable.

1) Es muy difícil que el gobierno acepte mecanismos que limiten su control sobre ciertas decisiones críticas (en especial porque perciben un potencial “enemigo político ambiental”), como el visto bueno ambiental a los proyectos de inversión y la fiscalización ambiental.

2) Algunos temas de interés ministerial no serán transferidos. Los bosques y el agua no saldrán del Ministerio de Agricultura. Se buscará mantener en lo posible el status quo en la fiscalización minera, dejando en OSINERGMIN dicha tarea.

3) Se permitirá cierta discusión pública, pero al final el Poder Ejecutivo buscará mantener el control del proceso.

4) Se mantendrá el status quo de la descentralización de la gestión ambiental.

5) Se designará a un ministro(a) de cierto prestigio, acompañado de personas de confianza del gobierno que aseguren que las políticas reales del mismo no sean afectadas.”

Debo decir que, lamentablemente, hasta ahora acertamos casi en todo:

1) El Ministerio del Ambiente no tiene bajo su ámbito la aprobación de los estudios de impacto ambiental, tarea que sigue en manos de los Ministerios Productivos (Energía y Minas, Producción, Agricultura). Y aunque la fiscalización si pasa al nuevo Organismo de Evaluación y Supervisión Ambiental, no se establece ningún mecanismo que asegure su autonomía.

2) El agua y los bosques quedaron bajo la competencia del Ministerio de Agricultura. Pero finalmente quedó claro que no trasladar las funciones de fiscalización minera al Ministerio era muy costoso en imagen para el Ministerio, por lo que se ha pasado la función a la nueva entidad.

3) El Ejecutivo mantuvo el control del proceso, de hecho ha creado el Ministerio via un Decreto Legislativo.

4) No hay prácticamente ningún cambio en la distribución de funciones en materia ambiental. El modelo sigue siendo fuertemente centralizado.

5) No se sabe aún quien será el o la ministro, pero sí está claro que se está buscando a alguien que tenga cierto reconocimiento, para de esa manera atenuar las críticas que pudieran surgir.

¿A dónde enfocar los esfuerzos ahora? Pues más allá de la discusión legal sobre la constitucionalidad del Decreto Legislativo (la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo señala que los Ministerios se crean “a propuesta del Poder Ejecutivo”), debemos buscar que:

a) Se asigne al nuevo Ministerio las funciones de Evaluación de Impacto Ambiental.
b) Se le asigne el manejo de las aguas y de los bosques naturales.
c) Que se le asigne el manejo de las especies silvestres de flora y fauna.
d) Que se cree una entidad o programa de alto nivel para atender la agenda del cambio climático.
e) Dictar un mecanismo de financiamiento apropiado para la gestión ambiental. (es curioso que se proponga un mecanismo para el nivel global, sin que antes se hubiera hecho un esfuerzo similar en el nivel nacional).
f) Se coordine con los gobiernos regionales y plan de descentralización de la gestión ambiental real y eficaz.
g) Se establezcan reglas para asegurar el nombramiento de personas idóneas en el Ministerio del Ambiente y sus entidades adscritas.

¿Habrá voluntad política para esta tarea? Pues como siempre, si no la hay, habrá que trabajar para crearla. La agenda está planteada, ahora veremos quienes la asumen y quienes no. Entonces sabremos quién está efectivamente comprometido con la reforma ambiental.

Por lo tanto, motivos para celebrar hay pocos, para preocuparse varios, pero para redoblar esfuerzos, muchos.

Ivan Lanegra

Foto: Agencia Andina Sigue leyendo

Colector de errores

[Visto: 3579 veces]

Foto: La Republica

Declaratoria de Emergencia. Esa que debiera ser la última estación de la gestión ambiental es normalmente en la experiencia peruana la primera. El reciente Decreto Supremo Nº 030-2008-PCM dictado por el Poder Ejecutivo declarando en dicho estado por 60 días el sistema de alcantarillado de Lima y el Callao es un caso más. ¿Por qué llegamos a dicha situación? Las causas son varias, y entenderlas debiera servirnos para evitar cometer los mismos errores. Sigue leyendo

El (ausente) Estado Ambiental

[Visto: 4512 veces]

Recientemente ha sido publicado el libro de mi autoría “El (ausente) Estado Ambiental”, el cual será presentado este miércoles 13 de febrero a las 7.00 p.m. en el Hotel Sol de Oro de Miraflores. La presentación estará a cargo de Sinesio López, y los comentarios correrán a cuenta de Gloria Ramos, Mariano Castro, Augusto Alvarez Rodrich y César Polo.

El título refleja mi interés en justificar la necesidad de una institucionalidad ambiental fuerte como requisito para el buen manejo de los impactos ambientales negativos de las actividades humanas, la promoción de la competitividad y para mejorar la equidad inter e intrageneracional. Pero también muestra las consecuencias de la ausencia del Estado. En el caso peruano, ésta última no es total, sino parcial, concentrada temática y geográficamente. La debilidad de la política ambiental no es por cierto un tema privativo de nuestro país, pero si lo es la ausencia en áreas críticas de la gestión medioambiental.

A continuación reproduzco la reseña de la contracarátula del libro.

Sigue leyendo

Mitos que contaminan

[Visto: 2856 veces]

Aunque nunca reproduzco artículos de terceros en este espacio, esta vez haré una excepción, pues se trata de una entrevista que me hicieron y que creo merece difundirse. Fue publicada en Domingo, de la Republica, el 10 de febrero de 2008, pp. 8-10. Estoy agregando (en cursivas) algunas notas que ayudarán a entender algunos puntos ahí reseñados.

Mitos que contaminan

Por Milagros Salazar

El experto en temas ambientales Iván Lanegra demuestra en las siguientes líneas cómo el presidente Alan García justifica el deterioro de la gestión ambiental en su gobierno con falacias y medias verdades al presentar a la inversión privada como la panacea de los problemas del país y a sus críticos como “perros del hortelano”. Su reciente libro “El (ausente) Estado ambiental” es clave para entender el costo de la fragilidad de las instituciones involucradas en la defensa del medio ambiente.

Sigue leyendo