La noticia de su impecable liberación me motivó una inmensa alegría, alegría que creo recorrió el mundo. Por qué? Por la extraordinaria fortaleza que demostró como ser humano y como mujer ante la adversidad, porque la privación forzada de la libertad es inadmisible cual fuere la razón política invocada, y porque la lucha armada para tomar el poder no es aceptable y no puede justificar la lesión a los derechos fundamentales de las personas.
El Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, ha pedido a las FARC la inmediata e incondicional liberación de los rehenes restantes. Nos aunamos a tal petición y además la de abrir una etapa de pacificación de la hermana república de Colombia. Después de tantas décadas de conflicto interno, es un imperativo político y moral para todos los colombianos. Como peruano y latinoamericano, me sumo a ese anhelo.
pa_ingrid_hijos_10

Puntuación: 5.00 / Votos: 1