Demonición

[Visto: 249 veces]

Se retuerce el dedo caracólico en tu esfínter escatológico

Grita la bocina de la lechuza: “Calor”, “Conmoción”

El feto del homínido desemboca de la boca de la boa fálica

Es un dragón grosero, abrupto, perro, demoniaco

que ingresa eróticamente por el corpúsculo de Malpighi

y revienta en mucosidad el martillo, el yunque y el estribo

A ritmo de hiena la palanca humana corrompe la anatomía críptica

Se desliza el sudor por las dunas masculinas en plena posición canina

Asoma las feromonas aovuladas por las fauces titánicas del placer

Un caleidoscopio guía el combate carne a carne,

se despelleja el hueso adánico, particularmente el fémur devoto y el esternón lloroso,

evaporando el fuego acuático bajo el romance genital nocturno

El gallo canta y evita caer en sueño a las gruesas falanges

que se intercambian los espeléologos los toros el búfalo y el rinón

 

 

 

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *