Mesa sin pan

[Visto: 419 veces]

 

Los lápices han trabajado todo el día

y al final del día el niño sigue amargo triste

como si quisiera dormir o morir en un cajoncito viejo

 

(El niño con la esperanza de obtener su pan-nuestro

ejercitó su vista oído y fuerza

pero aún así la noche le niega un despertar añorado)

 

Cuánto han de hacer aquellos niños que se esfuerzan

gritando por qué no-yo

por qué una mesa más sin pan

en la que los tazones depositan el esfuerzo del rutinario sudor

 

Lovón Cueva, Marco Antonio. Mesa sin pan. Lima: 21 septiembre 2014.

Puntuación: 5.00 / Votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *