Carta de despedida

[Visto: 527 veces]

La Muerte ha llegado triste a tu entierro

y duermes silencioso como un hijo en el útero

En el cementerio enlutado, las tinieblas golpean sus cabezas

contra cuatro cruces negras

y el viento, cuál viento, solo asiste el silencio que se quebranta,

un eco estertor invade los rincones de la celda

El horror entonces se vuelve un objeto repugnante

tan desierto

y las miradas absortas o sordomudas aún lloran al cadáver

¿Para qué me entierran en este mundo si la muerte llora mi pena?,

Dieu

 

Lovón Cueva, Marco. Carta de despedida. Lima: 30 marzo 2013.

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *