ABANTO MORALES, el «Cantor del Pueblo»

Falleció el máximo intérprete musical contemporáneo del indigenismo y del pluralismo. Luis Abanto Morales nos ha dejado a los 93 años de edad. Nadie como él para relevar el valor de la cultura serrana de nuestro país e incorporar la connotación social nacional de la cosmovisión andina haciéndola traspasar las fronteras del Perú.

El Pacto Andino, creado en 1969, calzó preciso en la lectura de Abanto, que revitalizó el eje andino como nadie y que tomó la posta de la literatura que había legado el genial José María Arguedas en los años 50 a través del indigenismo, pero él fue más allá. Abanto Morales fue muy querido.

[Leer más …]

Cine jurídico con John Hurt

 

Me entero de la muerte del actor británico John Hurt a los 77 años víctima del cáncer de páncreas y no puedo menos de evocar la huella de su figura en algunas películas que mi generación lleva impresas y que tienen incidencia en como concebimos la persona y el poder.

Confieso que los juegos de artificio de luces, sonido y acción vertiginosa de las nuevas películas, donde la palabra y la historia se diluyen, me gustan poco. Como tampoco me gustan las películas de cine independiente, al menos de ese tan independiente que no hay ser humano sin galardón del Nobel capaz de entenderlas.

Por eso, citaré solamente cinco películas del gran actor británico que personalmente me impactaron. Son películas que no encierran ficción, jueguitos visuales, estrépito de disparos ni viajes a brillantes delirios imaginativos. Son películas que encierran enseñanzas valiosísimas, ejemplos de la condición humana en situaciones extremas y que permiten comprender mejor la complejidad de la condición humana, el poder y la ley. Veamos a modo de homenaje a este maestro de la actuación como se convertía en maestro de la vida…

JOHN HURT

[Leer más …]

El Pastizal Abierto

En el año 1968 el ecologista estadounidense Garrett Hardin publicó un artículo titulado “La tragedia de los comunes” en el que estaba interesado en abordar el problema del crecimiento poblacional y la capacidad de un mundo finito para soportar dicho crecimiento exponencial, en su vinculación no sólo con el problema de asignación de los bienes privados y públicos, sino también con el problema de la contaminación.

Suponiendo la falta de efectividad del “llamado a la conciencia”, la pregunta era ¿qué medidas tomar, incluidas las medidas coercitivas que se pudieran acordar respecto de la libertad de los individuos en materia de procreación, para evitar la tragedia del agotamiento/destrucción de los recursos que el mundo puede brindar a los seres humanos? Sin embargo, para hacer didáctica su exposición hizo referencia al caso de un “pastizal abierto para todos” exponiendo el mismo de la siguiente forma:

“Cada pastor (como ser racional) busca maximizar su ganancia. Explícita o implícitamente, consciente o inconscientemente, se pregunta, ¿cuál es el beneficio para mí de aumentar un animal más a mi rebaño? Esta utilidad tiene un componente negativo y otro positivo.

VACAS

[Leer más …]

«Teoría de los Contratos» gana Premio Nobel

Suele ocurrir que al público no le impresionen las explicaciones sobre por qué los Premios Nobel de Economía son merecidos. La obra del galardonado en 1985, Franco Modigliani, incluía un influyente modelo de ahorro en el ciclo vital, y recuerdo haber oído que el profesor Modigliani ganó el premio por señalar que las personas necesitan ahorrar para la vejez.

Este año tenemos dos ganadores: Oliver Hart, economista británico de la Universidad de Harvard, y Bengt Holmström, economista finlandés del Instituto de Tecnología de Massachusetts, que son teóricos de la economía y cuyos trabajos son difíciles de leer, incluso para muchos economistas profesionales. Sin embargo, su labor ha profundizado significativamente nuestro conocimiento de los contratos y las corporaciones. Elaboraron un marco de referencia técnica que sirve de base para el trabajo de otros economistas, lo cual es mucho más difícil de hacer que arrojar ideas útiles. Por lo tanto, no se sientan poco impresionados si parte de la obra de los galardonados, cuando se transmite fragmentariamente, suena como algo que ustedes escucharon la semana pasada en los pasillos del trabajo.

Hart, en una serie de papers con coautores, procuró determinar cuándo una empresa debe comprar los activos de otra empresa. Las fusiones y adquisiciones son habituales, pero ¿cuándo maximizan el valor del negocio? Hart pudo descifrar cómo las transferencias de propiedad influyen sobre decisiones previas de invertir en el valor de los activos de una compañía. Por ejemplo, si Bayer adquiere Monsanto, para los gerentes de Bayer los incentivos para agregar valor pueden aumentar, y para los gerentes de Monsanto los incentivos pueden disminuir. El éxito de una fusión puede depender de si la ganancia aquí supera la pérdida. En un trabajo relacionado, Hart ayudó a formalizar un lenguaje técnico para analizar cuándo demasiados puntos de veto posibles en un acuerdo empresario pueden frenar su avance.

Hart, también en esto con coautores, escribió un artículo seminal sobre cuándo debemos preferir la propiedad estatal antes que la del sector privado.

British-born economics professor Oliver Hart, a professor at Harvard University and winner of the 2016 Nobel Prize for Economics, speaks to the media in Cambridge, Massachusetts, U.S., October 10, 2016. REUTERS/Mary Schwalm

[Leer más …]

Hacia el Bicentenario de la Independencia

FRANCISCO SAGASTI señala que es “la oportunidad para reflexionar sobre la forma de iniciar bien nuestro tercer siglo de vida republicana independiente”

Los desafíos inmediatos del nuevo gobierno –inseguridad, corrupción, desaceleración económica, gobernabilidad con Congreso opositor, entre otros– acaparan la atención en este momento. No obstante, recordemos que en un lustro celebraremos el Bicentenario de la Independencia, oportunidad para reflexionar sobre la forma de iniciar bien nuestro tercer siglo de vida republicana independiente.

La búsqueda de nuevas opciones de desarrollo tendrá lugar en un orden global fracturado y turbulento, con desplazamientos geopolíticos y crecientes desigualdades, desequilibrios demográficos y migraciones masivas, eventos climáticos extremos cada vez más frecuentes, conflictos violentos y crisis de gobernabilidad, comunicación instantánea y desencuentros culturales, transición hacia la sociedad del conocimiento y avances tecnológicos vertiginosos con consecuencias imprevisibles.

sagasti

[Leer más …]

Propiedad de extranjeros en frontera

Muchas voces se han levantado cuestionando la severidad del texto constitucional vigente que limita a los extranjeros la adquisición o posesión, bajo cualquier título –dentro de los cincuenta kilómetros de las fronteras– de minas, tierras, bosques, aguas, combustible o fuentes de energía; directa o indirectamente; individualmente o en sociedad.

El Tribunal Constitucional interpreta que la prohibición comprende a los predios rurales y urbanos y que procura la preservación del bien constitucional “seguridad nacional”, en la medida que la zona de frontera es la más susceptible de invasión extranjera. El Tribunal señala también que por “título alguno” debe entenderse cualquier forma o modo de transmisión de la propiedad (o posesión) que beneficie a extranjeros, incluyendo derechos sobre tierras con edificaciones.

Aunque no parece razonable considerar que la “seguridad nacional”, pueda verse afectada con la adquisición de propiedad urbana de carácter residencial individual (familiar) o comercial y que, por el contrario, la limitación tendría sentido en el marco de la concentración de tierras o de otros recursos naturales que, por su envergadura, supongan un traslado del dominio de la mayor parte del recurso hacia extranjeros, lo cierto es que la prohibición existe y sus alcances son amplios.

La Constitución admite como única excepción el caso de necesidad pública expresamente declarada por decreto supremo aprobado por el Consejo de Ministros conforme a Ley. ¿Qué alcances tiene la excepción en cuanto a sus beneficiarios?. Hasta la fecha, las excepciones han sido concedidas de manera individual. Sin embargo, existen muchos casos, especialmente en el sector inmobiliario, en los que la autorización individual resultará claramente insuficiente.

Efectivamente, en un primer momento, para un promotor inmobiliario –por ejemplo– le resultará de utilidad tramitar un Decreto Supremo que le permita adquirir el inmueble sobre el que pretende desarrollar un negocio. Sin embargo, en el minuto siguiente comprobará que tal autorización no cubre a sus potenciales clientes extranjeros, lo que frustrará tales ventas.

Frontera

[Leer más …]

Los derechos laborales de Sancho Panza

«El análisis acucioso de la relación humana entre don Quijote y Sancho Panza no puede ser entendida si no se tiene presente el hecho de que ambos están vinculados por un contrato que asigna a uno la posición dominante que implica el poder de dirección e impone a la otra la obligación de ofrecer la propia prestación en régimen de subordinación», dice José Manuel Lastra Lastra al reseñar el estupendo libro de Loy Gianni, <<El derecho del trabajo según Sancho Panza>> (Madrid: Ediciones Cinca, Fundación Jorge Caballero, 2009, 159 pp.). He aquí un breve resumen de esta reseña.

La relación laboral entre don Quijote y Sancho Panza, suscrita con un abrazo, es una relación viva y viviente. Es objeto de una continua y laboriosa negociación que se enriquece con el paso del tiempo y la inserción de específicas cláusulas contractuales. Cabe hacer notar que Sancho Panza en diversas ocasiones piensa romper el vínculo contractual para invocar la liquidación de todo lo que le correspondía en virtud de la relación de trabajo, circunstancia por la cual el autor afirma que la esencia de esta relación subordinada no ha sufrido, a lo largo del tiempo, modificaciones sustanciales y que, por tanto, el nexo existente entre don Quijote y Sancho Panza puede considerarse un arquetipo de las formas modernas que a distancia de los siglos se han afianzado.

El-Derecho-del-Trabajo-según-Sancho-Panza-Legis.pe_

[Leer más …]

Panorama de la (in) seguridad ciudadana

Por: Ernesto Álvarez Miranda

CUÁNTAS VECES hemos leído de asaltantes que, sorprendidos en la comisión de su delito y a pesar de haber sido cercados por la policía, logran escapar en medio de la balacera.  La mejor explicación suele ser la más fácil, si recordamos que el policía no tiene un aceptable entrenamiento de tiro, tiene que pagar sus municiones y, si tiene la desgracia de matar a un delincuente ingresa al infierno de una investigación del Ministerio Público y posiblemente un proceso penal, encontraremos que habría que ser muy valiente para cumplir con su labor.

Las leyes y quienes las aplican, han prohibido al ciudadano el ejercicio de su derecho a defender su vida y su propiedad. Es prácticamente imposible obtener legalmente el permiso para comprar un arma de defensa personal, y es imposible usarla en contra de un asaltante sin quedar obligado a dormir en comisarías, someterse a rigurosas investigaciones de fiscales, cuando no, a jueces que lo tratarán como a un delincuente más. La recomendación de las propias autoridades es la de dejarse asaltar con toda tranquilidad, y eso lo saben los criminales.

SEGURIDAD CIUDADANA

[Leer más …]

IX PLENO JURISDICCIONAL PENAL

Los magistrados supremos en lo penal acordaron cinco nuevos criterios jurisprudenciales. Entre ellos, se precisa que el uso de armas aparentes o de juguete sí configura el delito de robo agravado a mano armada, y que las influencias simuladas sí son punibles.

La Corte Suprema ha emitido cinco nuevos acuerdos vinculantes en el marco del IX Pleno Jurisdiccional Penal realizado en setiembre del año pasado.

Estos nuevos criterios, publicados el martes 21 de junio de 2016 en el diario oficial El Peruano, serán ahora de cumplimiento obligatorio en todas las instancias judiciales. Aquí un repaso sobre los temas resueltos y sus conclusiones:

LIMA, 4 DE FEBRERO DEL 2006 ***CONSULTAR CON EL EDITOR RESPONSABLE ANTES DE SU PUBLICACION***  ***PRODUCCION FOTOGRAFICA*** ASALTO CON ARMA DE FUEGO  FOTO: ANTONIO ESCALANTE / EL COMERCIO

FOTO: ANTONIO ESCALANTE / EL COMERCIO

[Leer más …]

Maduro no es Chávez

 

La noche del sábado 8 de diciembre de 2012, en lo que fuera su última alocución, el entonces presidente venezolano Hugo Chávez anunciaba la necesidad de una nueva intervención quirúrgica para tratar el cáncer que padecía, y ante lo inevitable designó como sucesor a Nicolás Maduro. Cerró haciendo un llamado a las diferentes corrientes y sectores de la vida nacional, civiles y militares, para que apoyaran el gobierno “bolivariano” en cabeza de Nicolás Maduro. Meses después, el 19 de abril de 2013, Maduro se juramenta como presidente después de una apretada victoria electoral con apenas 50.61% de los votos contra 49.12% de Henrique Capriles.

Tres años después de la posesión muchos partidarios de la llamada “Revolución Bolivariana” se preguntan si Chávez se equivocó en la designación del sucesor. Y no es para menos, el país se hunde en una de las peores crisis económicas de su historia: una contracción del PIB de 5,7% y una inflación en cifras oficiales del 180,9% para el último año. Pero lo peor es la violencia, según el Observatorio de Violencia de Venezuela en el 2015 murieron de manera violenta 27.875 ciudadanos, una tasa de 90 muertes por cada 100.000 habitantes prácticamente el doble que en Colombia. Entonces surge el cuestionamiento: ¿Se equivocó Chávez?

MADURO

[Leer más …]