El círculo vicioso de La Oroya

[Visto: 3290 veces]

La Oroya

En 1996 se fijaron por primera vez objetivos de desempeño ambiental específicos para la minería: los límites máximos permisibles. El Complejo Metalúrgico de La Oroya, estatizado en 1974, formaba parte de la empresa estatal Centromín Perú y se encontraba, en 1996, muy lejos de dicha meta legal, por lo que requería un Programa de Adecuación y Manejo Ambiental (PAMA) para planificar su cumplimiento. El PAMA fue aprobado el mismo año y debía cumplirse en un plazo máximo de 10 años.

Un año después, el Estado vendió el complejo (con su PAMA) a Doe Run Resources y Renco Group (EE.UU.), luego Doe Run Perú. La obligación de reparar los pasivos ambientales acumulados en dicho momento luego de décadas de operaciones quedó con el Estado.

Trece años después de aprobarse el PAMA, tras cuatro modificaciones y una “prórroga excepcional”, obtenida mediante una norma que solo se aplicó a Doe Run Perú, no se ha cerrado la brecha ambiental. Por ello, la salud de las personas, en especial la de los más vulnerables, sigue en riesgo. Es evidente que la regulación ambiental en este caso ha sido ineficaz.En el 2006, el Tribunal Constitucional exhortó a todos los niveles del Gobierno y a Doe Run Perú a adoptar acciones urgentes para proteger la salud de las personas. Al año siguiente, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos emitió una medida cautelar a favor de 65 moradores de La Oroya afectados por la contaminación de dicha ciudad.

¿Qué hacer? Primero, cerrar la brecha ambiental del complejo, cumpliendo además los estándares de calidad ambiental en materia de aire, agua y el futuro del suelo. Segundo, fijar las responsabilidades de los titulares del complejo metalúrgico. Tercero, cumplir las obligaciones a cargo de las autoridades gubernamentales.

Lo primero se debe cumplir indefectiblemente y en el más breve plazo, para lo cual se deben asegurar los recursos financieros necesarios. En lo segundo, la autoridad ambiental debe ser firme y determinar las responsabilidades del incumplimiento de las obligaciones legales en el caso. En lo tercero, el Estado debe corregir la regulación ambiental para evitar situaciones similares, adoptar acciones adicionales para proteger la salud de la población, atender los pasivos ambientales, y trabajar en el desarrollo sostenible de la ciudad, más allá de su relación con el complejo metalúrgico.

La Defensoría del Pueblo seguirá insistiendo en priorizar la protección de derechos fundamentales, en especial los de los más vulnerables, en la solución que se brinde a este problema.

Ivan Lanegra

Publicado en el diario El Comercio, el 2 de julio de 2009

Puntuación: 3.50 / Votos: 4

7 pensamientos en “El círculo vicioso de La Oroya

  1. Víctor Martínez

    CERRAR CENTRO METALURGICO LA OROYA
    Es necesario impulsar el cierre definitivo de esta planta minera, dado que es uno de los cinco más grandes contaminadores del planeta.
    La contaminación que genera La Oroya, afecta a más de 100 mil familias a lo largo de la cuenca del rio Mantaro.
    No más plazos al PAMA.

    Responder
  2. Cazzy

    mmm….lo que se esperaba
    http://www.elcomercio.com.p
    un jaque planeado con premeditacion, alevosia y ventaja, ahora que se las vean los mas afectados en todos los aspectos, a culpar a todos menos al verdadero culpable y bien gracias los dueños. Acaso existe alguna via o vias reales de exigencia, sancionable, cumplible y que pueda ayudar a la solucion de este gran conflicto que aun no descarga todas sus consecuencias ni sus dimensiones por el tira y afloje que lo retiene?que hacer? porque no se han hecho esperar los señalamientos de culpables y agresiones

    Responder
  3. Carmen

    bueno revisando por un amigo este blog, sobre el medioambiente y la mineria, tenemos un trabajo multidisciplinario en la unfv, sobre la responsabilidad social con la presecia de la minera volcan, en cerro de pasco,me interesa mucho como sociologa saber los ultimos hechos que beneficien a la poblacion con el canon minero y no se deje de lado las necesidades y perder su identidad un pueblo como es el centro historico de cerro de pasco.,

    Responder
  4. ketty

    Bueno soy testigo que la ciudad de Oroya es una ciudad muy acogedora pero debo reconocer que su ambiente es totalmente preocupante por que el río es totalmente turbia y el humo se esparce por toda la ciudad de pronto tienes una sensación de tos y ardor en la vista, realmente es espantoso esa situación. Tal vez las personas que radican allí no tengan este tipo de inconveniente pero aquellos que hemos tenido la oportunidad de visitar por primera vez esta ciudad somos testigos que la contaminación es muy preocupante en esta zona.
    Es lamentable que hasta el día se hoy el Estado y las autoridades competentes no tomen conciencia de este problema, bueno soy conciente de que el trabajo no solo es de ellos si no de cada uno de nosotros, me alegra que haya grupos de personas sensibles que difunden este tema ambiental a la cual felicito por permitirnos a que enviemos nuestro cometario ya que mi meta es ser una de las mejores defensoras del derecho ambiental.

    Responder
  5. Ketty Hilario

    Bueno soy testigo que la ciudad de Oroya es una ciudad muy acogedora pero debo reconocer que su ambiente es totalmente preocupante por que el río es totalmente turbia y el humo se esparce por toda la ciudad de pronto tienes una sensación de tos y ardor en la vista, realmente es espantoso esa situación. Tal vez las personas que radican allí no tengan este tipo de inconveniente pero aquellos que hemos tenido la oportunidad de visitar por primera vez esta ciudad somos testigos que la contaminación es muy preocupante en esta zona.
    Es lamentable que hasta el día se hoy el Estado y las autoridades competentes no tomen conciencia de este problema, bueno soy conciente de que el trabajo no solo es de ellos si no de cada uno de nosotros, me alegra que haya grupos de personas sensibles que difunden este tema ambiental a la cual felicito por permitirnos a que enviemos nuestro cometario ya que mi meta es ser una de las mejores defensoras del derecho ambiental.

    Responder
  6. gian franco

    el circulo vicioso de la mineria??? bueno escuchando comentarios por alli, analizando, y pensando, esto de la oroya es tragico, realmente, y es la muestra mas tangible de la realidad peruana en cuanto a la mineria, ello deberia ser tambien un aviso del futuro de un pais minero invadido y explotado por ingentes capitales extrangeros, pero dense cuenta que estos paises ya tienen en su establecimiento tecnico de exploracion, explotacion, conversion, etc. es decir de todo el proceso de la mineria, todo un plan establecido que les permite no contaminar, sin embargo no los aplican en el peru, ahora, cual es la consecuencia… podemos decirla de dos maneras: la migracion o la inhabilitacion progresiva de la salud (muerte lenta), quienes migran lo hacen por necesidad, almenos en arequipa la gente que viene en su mayoria de la serrania peruana, me refiero a los jovenes, su mayor anhelo es llegar a trabajar en una mina… claro porque es un trabajo "bien pagado" dicho de esa manera, porque en si genera grandes ingresos, pero ellos no conocen la realidad de la produccion, de los ingresos inmensos que genera la mina en donde trabaJan
    revisando por alli diversa informacion, me he dado cuenta de la gran proliferacion de pequeños institutos que se preocupan por dar carreras cortas de operacion de maquinaria pesada o en algun otro rubro de la mineria, esto no es mas que un tentaculo de los mismos dueños de las mineras… ellos quieren que gente de bajos recursos se embobe ganando dinero con un poco estudio… ellos quieren taparle los ojos a la gente… ellos necesitan de esta gente… por ellos encontrar un terreno eriazo en donde excabar y excabar, de esta manera tienen q hacer emigrar a la gente a la larga para poder estar tranquilos… demonos cuenta, eso si q es un circulo vicioso… Migracion y mineria… aunque tambien derrepente me equivoco…

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *