No más minería ilegal: las estrategias para evadir la Ley

[Visto: 5661 veces]

El contraste no puede ser mayor. Uno de los lugares más biodiversos se ha convertido en un desierto. Un rincón del planeta tan vivo como frágil ha sido tratado con dureza inhumana y mortal. Pero lo que vemos en Madre de Dios y Puno no es solo un desastre ambiental; también es una tragedia humana. Empecemos por las precarias condiciones en que se trabaja y se vive. No olvidemos el desastre de Winchumayo que en marzo provocó casi una decena de muertos. Sin presencia estatal alguna, esta actividad convive con la trata de personas y con la violencia abierta. Con ríos y peces envenenados que vulneran la salud de las comunidades aledañas. Todo esto beneficia, al final, a unas pocas personas, a costa de la naturaleza y de los seres humanos.
Para enfrentar esta grave situación debemos abandonar los eufemismos. No se debe confundir el manejo de actividades mineras de pequeña escala —que se realizan con técnicas artesanales—, que pueden ser desarrolladas cumpliendo las normas ambientales y sociales, con el que concierne a la minería ilegal, que se realiza a pequeña, mediana y gran escala, y que incluso utiliza maquinaria pesada. No debemos ocultar, bajo la etiqueta de “informal”, actividades abiertamente ilegales.

Se debe reconocer que la decisión de encargar a los gobiernos regionales la tarea de enfrentar este problema fue un error. Un reciente informe de la defensoría ha puesto en evidencia que dicho nivel de gobierno carece de la capacidad necesaria para ejercer las funciones que se les viene transfiriendo.

Se requiere un esfuerzo coordinado entre los tres niveles de gobierno. ¿Los objetivos? Poner fin a la expansión de este cáncer, atender a los afectados e identificar y sancionar a los principales responsables del problema. Lamentablemente, la recuperación de las zonas devastadas demorará muchos años.

Para alcanzar estas metas requerimos, entre otras cosas, una verdadera política de ordenamiento territorial con sus respectivos instrumentos de aplicación, el fortalecimiento de la fiscalización, la revisión de la política de otorgamiento de concesiones —que ha sido utilizada como estrategia para evadir la ley— y el control de la maquinaria e insumos utilizados en dichas actividades. Además, debemos eliminar el principal incentivo que motiva a las personas que viven en la ilegalidad más precaria: la ausencia de oportunidades dignas de trabajo. La principal arma contra este flagelo es un modelo de desarrollo sostenible y equitativo. En razón de todo ello, este es el momento de mostrar la voluntad política para poner fin a esta doble tragedia.

Ivan Lanegra

Información sobre la minería artesanal en el Perú puede encontrarse en la página web del Proyecto Gama

Publicado en el Diario El Comercio, Edición del 11 de noviembre de 2009, p. a4.
Caricatura de Molina, publicada en El Comercio, 11/11/2009, p. a4.

Puntuación: 4.94 / Votos: 16

6 pensamientos en “No más minería ilegal: las estrategias para evadir la Ley

  1. henry.carhuatocto

    Hola Ivan, es lamentable la situación de la minería informal, la inoportuna transferencia del tema a las regiones cuando ni siquiera el gobierno central había resuelto el tema empeoro todo. Ojala al fin acabe la disputa entre el OEFA y OSINERGMIN, y algo más se pueda hacer. Y desde la Defensoria del Pueblo que alternativas de solución estan planteando…necesitamos conocer cuales son los pasos para salir de este problema ambiental de tantos años. Un abrazo. Henry

    Responder
  2. ilanegra Autor

    Hola Henry… el post ya trae varias ideas que son compartidas por varios expertos en el tema. Ajuste en las competencias y responsabilidades estatales, ordenamiento, fiscalización, desarrollo de alternativas de desarrollo, etc. El Editorial de El Comercio del día de ayer plantea algunas ideas adicionales: http://elcomercio.pe/impres

    Responder
  3. Delia

    Tambien hallamos mineria informal en el nortey centro del pais, el MINEM en covenio con PERCAN establecio fortalcer las capacidades en especial a este estrato de la mineria durante el año 2006, hasta el momento se desconoce publicamente (como parte de participacion ciudadana) el avance, logros, y retos con respecto a esta propuesta de trabajo. Este trabajo fueron desarrolladas en La Libertad, Pasco y Moquegua…cuales fueron los avances???? se tuvo inversion paar elmencionado poryecto interinstitucional con los Gobiernos Regionales, pero no tenemos avances…..pues espero saber al respecto, ya que la mineria informal es mas critico en cuanto a conflictos, gestion, contaminacion, acciones ilicitas y daños.

    Responder
  4. Gabriel Salvatierra

    Es necesario como bien dices distinguir entre la minería artesanal y la minería ilegal, el problema ya no se puede seguir postergando ni dejando de lado. Es como si nos importara un cómino Madre de Dios o Puno u otros poblados por que están muy "lejos" (prefiero creer que hay mucho desconocimiento sobre el tema por parte de la población). Como sociedad civil es necesario demostrar que este tema nos importa y asi como las ONG fiscalizan la labor de las mineras legales -y está bien- es necesario exigir un alto a esta actividad que bajo ninguna circusntancia puede ser tolerada. Enconte una página en Facebook que busca demostrar que este tema no es que nos interese menos que quién saldrá campeón a fin de año. Les dejo el link para que lo revisen de creerlo necesario: <A HREF="http://www.facebook.com/pag…">http://www.facebook.com/pages/NO-MAS-MINERIA-ILEGAL/153491468496?ref=ts</A&gt;
    Repito, muy buen post.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *