En el país de las prórrogas

[Visto: 1726 veces]

A la próxima oficialización de la prórroga de la vigencia del Plan Contable General para Empresas (PCGE) se le suma la nueva prórroga de la vigencia de la Resolución sobre Libros y Registros vinculados a asuntos Tributarios, con el fin de adecuar esta última con el proyecto sobre Libros Electrónicos que viene trabajando la Administración Tributaria, para lograr un control más eficiente al respecto, oportunas o no, representan nuevos casos de postergación de la vigencia de normas relacionadas con temas tributarios o contables

Estas situaciones de prórroga, ya se han vuelto costumbre en nuestro país y es como que formaran parte obligatoria de la legislación, no requiriéndose mucho esfuerzo para mencionar ejemplos, recordemos el caso de la presentación de la declaración jurada anual de renta, cuya presentación vencía al finalizar el primer trimestre de cada año y se prorrogaba ese mismo día por un mes más, debido a las “colas” y congestión que se generaba ese día por la cultura de esperar hasta la última fecha para cumplir con su presentación, situación que cambio al inicio de la década de los noventa.

Otro ejemplo, que constituye un caso muy especial, es el de las prórrogas constantes, justificables o no, de algunas disposiciones de la Ley 26887 Ley General de Sociedades, mediante las cuales se inserta una frase muy discutible en nuestra legislación: Quedan en suspenso, “por una última vez”, hasta el 31 de diciembre del año 2001, los efectos de lo dispuesto en el segundo párrafo del Articulo 176, en el Articulo 220 y en el inciso 4) del Articulo 407 de esta Ley”. Puede ser entendible, pero considero que no es una justificación, que muchos esperemos hasta el final para tomar acciones para proceder sobre algunos cambios o implementaciones que establece alguna norma, porque se esta a la espera de que esta se prorrogue por un periodo más, debido a que el historial de nuestra legislación así lo contempla. Muchas veces las justificaciones se amparan en situaciones como el impacto económico que requiere implementar los cambios o implementaciones o que el tiempo previo requerido no es el adecuado.

Es un hecho, aunque no una realidad, que las NIIF deberían estar siendo utilizadas en el registro y presentación de la información financiera en nuestro país desde hace aproximadamente dos décadas, aún cuando hayamos tenido un plan de cuentas desactualizado (Plan Contable General Revisado – PCGR) y que no se encuentra en concordancia con las NIIF, pues los profesionales contables hemos debido utilizar mecanismos que nos permitan preparar y presentar información financiera en base a este modelo normativo y no esperar a que se promulgue un nuevo plan de cuentas.

Nos encontramos ante dos desafíos, el primero de ellos es que los responsables de la información financiera tomemos conciencia de la importancia de que los Estados Financieros se deben elaborar de acuerdo a lo que establecen las normas contables y legales, es por ello que debemos estar debidamente capacitados y tener un conocimiento adecuado sobre lo que establecen las NIIF y otras normas relacionadas.

El segundo desafío es lograr que se elimine de nuestra cultura esa “prórroga tácita” que llevan algunas normas legales de incidencia contable o tributaria, de tal forma que estas situaciones sean realmente excepcionales y que los proyectos de normas sean debatidos en comisiones que incorpore a empresarios, académicos y cualquier grupo de interés relacionado, contemplando todos los aspectos necesarios para su implementación y vigencia oportuna.

Es probable que en las próximas semanas se oficialice la prórroga del PCGE, pero igual debemos proceder con su implementación a partir del año 2010, un desafío que implica que nos capacitemos y tomemos las medidas necesarias para lograr que esta se realice de manera adecuada y no seguir postergando su vigencia.

Puntuación: 5.00 / Votos: 2

Díaz Becerra, Oscar

• Contador Público y Bachiller en Ciencias Administrativas por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Candidato a Magister en Contabilidad de Gestión por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. • Se ha desempeñado como Contador General y Asesor Contable en empresas nacionales y extranjeras. • Representante de las Facultades de Ciencias Contables de las Universidades del País ante el Consejo Normativo de Contabilidad para el periodo 2017-2020. • Director Nacional por Perú ante la Asociación Interamericana de Contabilidad (AIC) para el periodo 2019-2021. • Presidente del Comité Técnico Nacional Permanente de la Junta de Decanos de Colegios de Contadores Públicos del Perú para el periodo 2018-2020. • Miembro Asociado del Instituto Peruano de Investigación y Desarrollo Tributario e integrante de la Junta Directiva para el periodo 2012-2014. • Ha sido miembro de la Comisión Ad Hoc en la Oficina Descentralizada del Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (INDECOPI). • Ha participado en investigaciones individuales y grupales. Diploma a mejor Ponencia en el VI Congreso Iberoamericano de Administración Empresarial y Contabilidad en España 2010, en el VIII Congreso Iberoamericano de Administración Empresarial y Contabilidad en Perú 2012 y en el IX Congreso Iberoamericano de Administración Empresarial y Contabilidad en España 2013. • Premio a la investigación “Roberto Casas Alatriste” 2017 otorgado por la Asociación Interamericana de Contabilidad (AIC) en la XXXII Conferencia Interamericana de Contabilidad. • Expositor en Congresos, conferencias y otros eventos académicos nacionales e internacionales. • Fundador y Director de la revista Contabilidad y Negocios de la PUCP del 2006 a la fecha. • Miembro del Consejo de redacción de la Revista Iberoamericana de Contabilidad de Gestión editada por la Asociación Española de Contabilidad y Administración de Empresas (AECA) y la Asociación Interamericana de Contabilidad (AIC). • Miembro del Cuerpo Editorial de la revista Pensar Contábil editada por el Consejo Regional de Contabilidad del Estado de Rio de Janeiro (Brasil). • Miembro del Consejo Editorial de la revista Investigación en ciencia, gestión, sustentabilidad y tecnología editada por la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle (México). • Presidente de la Asociación Iberoamericana de Control de Gestión - AICOgestión para Perú • Reconocimiento a la Investigación 2010, 2012, 2014, 2016, 2017 y 2018 otorgado por la PUCP. • Árbitro en revistas científicas y congresos internacionales. • Presidente del Comité Técnico Nacional de Investigación Contable de la Junta de Decanos de los Colegios de Contadores Públicos del Perú para el periodo 2014 al 2016. • Miembro de la Comisión Técnica Interamericana de Investigación Contable de la Asociación Interamericana de Contabilidad (AIC) para el periodo 2013-2015 y 2016-2017. • Miembro de la Comisión Técnica Interamericana de Educación de la Asociación Interamericana de Contabilidad (AIC) para el periodo 2018-2019. • Autor de artículos publicados en revistas académicas y de divulgación profesional, nacionales y extranjeras. • Premio a la Responsabilidad social 2010, 2011, 2012, 2013, 2014, 2015 y 2016 otorgado por la Dirección Académica de Responsabilidad Social de la PUCP. • Profesor Asociado del Departamento Académico de Ciencias Contables de la PUCP. • Doctor Honoris Causa por la Universidad Nacional de Huancavelica • Profesor Honorario en la Universidad Nacional Santiago Antúnez de Mayolo. • Profesor Honorario y profesor Visitante en la Universidad Particular de Chiclayo. • Coordinador de la Sección de Contabilidad del Departamento Académico de Ciencias Administrativas de la PUCP durante el periodo 2002-2005 y 2005-2008. • Jefe del Departamento Académico de Ciencias Administrativas de la PUCP durante el periodo 2008-2011. • Decano de la Facultad de Ciencias Contables de la PUCP para el periodo 2011-2014 y 2014-2017.

Un pensamiento en “En el país de las prórrogas

  • 16 noviembre, 2009 al 9:16 am
    Permalink

    Si en efecto Sr. Diaz; la preocupación debe nacer, llegar desde las aulas, creando, motivando premiando el respeto por sí mismo, profesionales por convicción nos permitirán dejar de ver estos nada éticos casos.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *