Visión mundial de la educación superior

“La enseñanza superior se está desarrollando en todo el mundo: en 2008 había en sus centros docentes 65 millones más de estudiantes matriculados que en 1999. Una gran parte de ese crecimiento ha tenido por escenario la región del Asia Oriental y el Pacífico: tan sólo en China el número de estudiantes aumentó en más de 20 millones. En los países más pobres los progresos fueron mucho más modestos. Ni el África Subsahariana ni el Asia Meridional y Occidental registraron un aumento sustancial de sus tasas brutas de matriculación en la enseñanza superior a lo largo del último decenio.

La consecuencia de esto es que se están ahondando las amplias disparidades ya existentes en las tasas de matriculación en la enseñanza superior. En América del Norte y Europa Occidental, la tasa bruta de escolarización en este nivel alcanza una proporción del 70%, mientras que en el África Subsahariana asciende solamente a un 6%. Aunque algunas regiones como la del Asia Oriental y el Pacífico están recuperando su retraso, las regiones más pobres se están quedando cada vez más rezagadas (Gráfico 1.24). La disparidad que se da entre los países ricos y los pobres en la matriculación en la enseñanza superior se ve reforzada por la enorme diferencia del gasto que unos y otros le dedican. Los gobiernos de los Estados Unidos, Francia y el Reino Unido gastan más de 10.000 dólares (a paridad de poder adquisitivo) por estudiante de la enseñanza superior, mientras que en países de ingresos bajos como Benin, el Camerún y la India esa suma apenas alcanza los 3 000 dólares (IEU, 2009).

Las repercusiones de estas tendencias trascienden ampliamente el sector de la educación. Los sistemas de enseñanza superior desempeñan un papel fundamental en el desarrollo de capacidades con un alto grado de
conocimientos y en el fomento de innovaciones, de los que dependen tres elementos de gran importancia en la era de la mundialización: la productividad, la creación de empleos y la competitividad. El aumento e intensificación de las disparidades en la posibilidad de cursar estudios superiores va a incrementar las extremas desigualdades ya existentes entre los países del mundo en materia de riqueza.”

20111218-matricula_ed_superior_mundo.jpg

Cita textual y gráfico extraido de UNESCO (2011) Informe de 2011
Una crisis encubierta: conflictos armados y educación
p. 65
http://www.unesco.org/new/fileadmin/MULTIMEDIA/HQ/ED/pdf/gmr2011-part1-ch1-es.pdf

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *