Sobre la situación universitaria en el Perú

20110328-titular entrevista 22.jpg

Entrevista al prof. LUIS SIME POMA en Punto EDU, N° 204, Marzo 2011 de la Pontificia Universidad Católica del Perú

¿Qué tipo de crecimiento ha tenido la universidad peruana?
Ha sido un crecimiento desordenado, no articulado a proyectos educativos regionales. A medida que nos íbamos descentralizando y buscando estrategias de desarrollo que tengan como base las regiones, se hacía importante articular el crecimiento de las universidades. Ambos aspectos están dislocados: los proyectos de desarrollo regional y los proyectos educativos regionales,que son instrumentos estratégicos, debieron estar mucho más articulados, relacionados con la necesidad de abrir o no universidades o carreras. Sumado a esto, este crecimiento se dio con escasa regulación del Estado.

¿Qué ha generado esta desregulación?
Se han abierto muchas universidades sin condiciones para un servicio de calidad. Por más de una década, el Estado ha sido muy tibio al poner exigencias para abrir universidades, carreras y posgrados. Prácticamente, las universidades se han desarrollado sin un referente que represente el interés común, el Estado. Hemos estado pagando la falta de regulación con el costo de la calidad. Viendo este censo, queda como tarea insistir en la necesidad de la acreditación universitaria.

¿Cuánto ha afectado la liberalización de la educación en los noventa?
El problema tiene que ver con esa liberalización y también con el factor demográfico. Hay un crecimiento de la juventud en condiciones de acceder a la educación superior. Fue una demanda insatisfecha por las universidades públicas y debía ser cubierta por alguien. Es decir, no solo es la liberalización sino también la incapacidad de la universidad pública, que no respondió a esa demanda. Si no hubiera crecido la universidad privada, las públicas estarían saturadas y la juventud se habría venido a Lima o a las capitales del interior a universidades con mayor tradición.

¿Y la calidad de la educación básica?
Por supuesto. El 80% de universitarios que viene de escuelas públicas tuvo que ir a academias o centros preuniversitarios. En los que vienen de escuela privada, es 35%. Los primeros, ante el déficit de calidad en su formación, hacen un esfuerzo adicional de inversión y tiempo para postular a la universidad. Esto revela, de manera muy contundente, que hay una desigualdad en la distribución de la calidad en las escuelas.

¿El Sistema de Acreditación es la salida?
El Sistema de Acreditación en el Perú está en una fase inicial y es solo la salida por parte del Estado. Hay tres actores que deben contribuir a mejorar la calidad ante la expansión universitaria: el Estado, con mecanismos de regulación, y el sistema mencionado es el instrumento; las universidades, con mecanismos de autorregulación; y la sociedad, que debe reclamar cuando el servicio que se nos ofrece no es el que se está vendiendo a través del márketing.

¿Cuál es el peligro de la situación actual?
El peligro es que sigamos empobreciendo el sistema educativo y no salir del círculo vicioso, donde el colegio nutre de estudiantes con bajo nivel a la universidad, esta no mejora sus estándares y, por tanto, nutre al mercado de profesionales con bajo nivel que repercutirán en la sociedad. A la vez, creamos condiciones económicas para tener un ejército de profesionales donde detrás de uno hay mil que esperan por un trabajo.

Pero profesionales de baja calidad…
Con un nivel bajo, a quienes les puedo pagar bajo. Es un círculo vicioso. Te pago bajo porque tienes nivel bajo, pero me sirves para lo básico y hago un gran ahorro de costos. Cada parte del círculo alimenta a la otra y un sistema perverso se perpetúa.

Puntuación: 3.8 / Votos: 5

Comentarios

  1. Isaac Sáenz escribió:

    A propósito de la campaña electoral y para quienes creen que el Estado es un estorbo, el entrevistado pone en relieve la necesidad de una mayor regulación de la educación superior, ¿por parte de quién? Del Estado pues, junto a la voz de la sociedad civil.
    Una de las razones que argumenta, ha generado esta epxlosión de universidades es otra vez,la crisis de la universidad pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *