NAVIDAD CON JESÚS

[Visto: 650 veces]

Es 24 de diciembre y el mundo entero recuerda en su tiempo relativo al Hijo de Dios hecho Hombre. Recordemos la frase San Atanasio: aquello que no es asumido no puede ser redimido, es decir, la segunda persona de la Trinidad asume la naturaleza humana para reponer la gracia y darle la posibilidad, siempre con libre albedrio al ser humano, de retornar a su vida en Dios.

Pero que significa celebrar la natividad de Jesús, los evangelios nos dan una visión del cumplimiento de los tiempos, es decir catorce generaciones antes de David y catorce generaciones hasta Jesús. Es el cumplimiento de una promesa olvidad por la humanidad y rescatada por los ANOWIN. Los pastores los excluidos, en términos sociales, son los convocados a Redescubrir la imagen de Dios en la tierra.

Entonces ¿Para qué JESUS desea que le descubramos en esta festividad del 2010? Nosotros los laicos, estamos en una posición de encontrarlo en cada momento en nuestro propio interior. Al ser SIRVIENTES de nuestros superiores porque solo aquel que sirve es capaz de sintonizar con Dios. En nuestra soledad física y objetiva, tenemos el don de REPENSAR en nuestra existencia con luz o sin luz en las calles u oficinas de Lima, La Victoria o Los Olivos.

El siguiente fragmento del padre Diego, quien vive en Lima Perú, nos puede dar una idea que Jesús también nos puede llamar por nuestro nombre como ocurrió con la vocación de Mateo, el cobrador de impuestos judío a favor de Roma y posterior evangelistas. Nadie puede amar al DINERO y amar a Dios. Solo a uno puede SERVIR y esa es TU DECISION PERSONAL:
Él toca mi alma con gran ternura, sana mis heridas y se lleva mis culpas.
Ella toca mi alma y puedo ver en la creación, las huellas de su amor.
Mi Dios ya viene cual suave rocío, toma mis penas y me da su paz.
Mi Dios ya viene brillando en el sol, se quedará en mi corazón.
Cuando estoy perdido, toca mi ser, me da alegría y guía mi corazón.
Cuando estoy triste, toca mi ser, me da esperanza y encuentro en Él la paz.
Nuestro Dios hoy viene, al amanecer, me da su fuerza y ahuyenta mi temor.
Nuestro Dios hoy viene, cantando en el viento, se quedará en mi corazón.
Susurra suave, “No seas tan duro. Perdónate, mi amor contigo está.
Ahora te envío, renueva el mundo, si amas a todos, yo viviré en ti.”
Mi Dios hoy viene con la suave brisa, toma mi carga y me hace descansar.
Nuestro Dios ya viene bailando en la lluvia, se quedará en mi corazón.
Se quedará, uh, hum, en mi corazón, eh, ne, ne, ne, yeh, yeh, uh, hum.

CRÉDITOS
Letra y Música: Padre Diego Cabrera, ssc
Arreglos: Padre Diego Cabrera, ssc y Enrique Mesías
Guitarra Eléctrica: Luis Ángel Napán Almeyda
Guitarra de Nylon: Enrique Mesías Cárdenas
Bajo Electrónico: Leo Varela Yimén
Batería Eléctrica: Miguel Ángel Yactayo Flores

FUENTE: http://padrediego.com/index.php/2009/05/mi-dios-hoy-viene/

El tiempo que se nos ha concedido puede ser empleado para amar, compartir, ayudar, quererse a uno mismo, amar a los hijos, amar a su cónyuge o pareja, visitar enfermos, enseñar a quien no sabe, etc., pero también lo puedes emplearse para dejar de ser y ser en las cosas materiales. Termino con la pregunta inicial: ¿Para qué JESUS desea que le descubramos en esta festividad del 2010?

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *