EDUCACIÓN CON SENTIDO SOCIO CRÍTICO

[Visto: 720 veces]

El estudiante de educación superior universitaria al redescubrir las razones necesarias para construir su percepción del mundo encuentra la esencia misma de su ser. Aunque el medio es adverso, como ocurre en Perú, desarrolla competencias básicas y profesionales para dilucidar cómo restaurar su propia percepción ante las coyunturas o estructuras incongruentes al propio modelo planteado.

El riesgo de tener una actitud socio-critica (Giroux, “El ratoncito feroz: Disney o el fin de la inocencia”; Habermas con “teoría de la acción comunicativa”) es caer en aspectos incómodos en el análisis de la existencia. En palabras de Sartre “El infierno son los otros”, es decir, el pensamiento crítico fomenta en un estudiante la necesidad de comprometerse con su entorno a través de su responsabilidad social universitaria.

El estudiante de primer ciclo no es consiente plenamente de sus percepciones del entorno al ser condicionado por una serie de estrategias de marketing o de la razón del consumismo. El redescubrirse como persona humana le permite el afianzar su identidad abrumada por el colectivo amorfo, sin conciencia plena e irracional. Sólo el estudiante que ha logrado asumir su esencia ya sea política, social o de género desarrolla una mayor seguridad en sus acciones cotidianas. El atreverse a ser diferente causa una discontinuidad con su medio inmediato, pero sólo se puede formar un paradigma coherente entre la teoría y la práctica universitaria.

En nuestro querido Perú, el carecer de liquidez financiera es una condición sine quanom que invita a la resiliencia y creatividad. Un estudiante de universidad en Perú encontrará que la vida es una oportunidad para los emprendedores siempre y cuando hayan identificado su visión, misión, política y valores personales determinados, asumidos voluntariamente tendrá las herramientas básicas para vivir en libertad, autonomía e independecia.

Solo el estudiante que defina como desea reconstruir su éxito personal determinara los procedimientos a fin de evaluar sus objetivos y metas. El vivir en cualquier cómo es una condición afianzada en el éxito de cada decisión asumida con fidelidad a los demás y con lealtad hacia uno mismo. En palabras del dalai lama. “La esencia de la vida espiritual está formada por nuestros sentimientos y nuestras actitudes hacia los demás.”

Finalmente, si nuestra educación obtiene como producto (Tedesco: 2005) final la concordancia entre la percepción del estudiante y su inserción de manera que tenga salud mental en medio de la sociedad peruana habremos cumplido con nuestra responsabilidad educativa de formar jóvenes universitarios capaces de desenvolverse en cualquier contexto favorable o adverso.

YSRAEL El puma de dos mundos

Puntuación: 5 / Votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *