MARIPOSA NOCTURNA.

[Visto: 305 veces]

 

La música boliviana, la música del antiguo Alto Perú, comparte raíces culturales, cadencias y ritmos, con la música de nuestra patria. Nadie puede negar, que ello se explica porque Bolivia y Perú mantienen un mismo legado de genes, tradiciones e historia.

Una de las composiciones de música popular boliviana, más resaltantes, de la década prodigiosa, los llamados años 80 (1980-1990), es el tema MARIPOSA NOCTURNA en ritmo de cueca boliviana. Su autor, William Ernesto Centellas Molina, maestro, compositor e intérprete del charango, nació en Sucre –Bolivia,  el 6 de marzo de 1945.

 

William Centellas, fue arquitecto, abogado y músico compositor. Su afición por la música tradicional de su patria, la desarrolló desde muy joven, desde las aulas universitarias, donde ya participaba en concursos de música folklórica. Autor de innumerables composiciones musicales, a pesar de que ejercía su profesión, se dio tiempo para viajar por el mundo difundiendo el charango, como un intérprete prodigioso de aquella época. En 1973 el Ministerio de Educación de Bolivia le otorgó la distinción de Maestro del Charango, luego fue Presidente del Primer Congreso de Charanguistas de Bolivia y Presidente de la Sociedad Boliviana de Autores y Compositores SOBODAYCOM y junto a otras celebridades históricas de la música boliviana, como Ernesto Cavour y Alfredo Coca, fundó la Sociedad Boliviana del Charango. Falleciendo  el año 2009, cuando tenía 64 años.

 

Escuché esta canción, por primera vez, en 1981, cuando tenía 21 años, en un disco del  conjunto HUAYRA, que tocaba una suerte de fusión, que entonces se conocía como música latinoamericana, que otros llamaban nueva música popular o neo-folklore. De todos los temas, mayormente  “de laboratorio”, destacaba en forma prístina, al lado de alguno que otro, esta cueca, tiernísima y poética, de innegable aliento genuino, popular y tradicional, como las mejores que existen,  de la hermana república de Bolivia.

A continuación, disfrutemos este clásico, en  cuatro versiones magistrales diferentes; incluida una del propio  William Centellas, el autor del tema.

 

 

 

Puntuación: 4.82 / Votos: 16

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *