EL COCODRILO DEL RÍO TUMBES: ¿A PESAR DE TODO SOBREVIVE?

El cocodrilo del río Tumbes, en el Perú es una especie única, endémica del lugar, es decir exclusiva en nuestro país, del ecosistema de esa bella región del extremo norte del Perú.

Forma parte de la gran familia del cocodrilo americano, también conocido como cocodrilo narigudo, cocodrilo aguja, caimán de la costa (Venezuela), caimán de aguja (Colombia) o cocodrilo de Tumbes (Perú)

Su nombre científico es Crocodylus acutus  y es una especie que habitaba Florida, islas del Caribe, golfo de México, ríos de la costa caribeña de América Central, hasta Colombia, Venezuela y el norte de Perú, donde poblaba los ríos Zarumilla, Tumbes y  Chira.

Luego de la colonización europea, la caza de este animal y la destrucción de su medio natural, prácticamente aniquilaron a este espécimen, a tal punto que para muchos es común considerar que ya no existen ejemplares en libertad y que solo se cuenta con los pocos ejemplares conservados  en los criaderos de la zona de los manglares de Tumbes, donde viven cautivos, encerrados en corralones con paredes de cemento.  

El COCODRILO DE TUMBES es una especie en peligro de extinción que debe ser protegida, y no está permitida la comercialización de productos y subproductos de esta especie provenientes de su hábitat silvestre. Además, en Perú, desde 1950, bajo la Resolución Suprema Nº 345, se prohibió  la caza de Crocodylus acutus en su hábitat natural.

Sin embargo, el análisis de la evolución de la población del Cocodrilo del río Tumbes, en los últimos años, permite apreciar que esta especie pugna heroicamente por sobrevivir en libertad, con altibajos, caídas, recaídas y ligeros levantamientos; pero no desaparece del todo. Trabajos de especialistas como Armando H. Escobedo Galván  y Fernando Mejía Vargas[1], reseñan lo siguiente :

“El primer censo de Cocodrilo acutus, para conocer su situación en la región, se llevó a cabo en 1970, registrando un total de 40 individuos para toda la cuenca del Río Tumbes, posteriormente en 1980, solo se registró 5 individuos en un sector del Río Tumbes, para 1985, se registraron cuatro ejemplares en 12 Km. del estero corrales en los manglares de Tumbes (Vásquez & Pickens, 1995) y recientemente, en 1997, miembros del Grupo de Especialistas de Cocodrilos determinaron la presencia de no más de 6 parejas reproductivas en la zona.”

El último censo científicamente realizado de Cocodrilos de Tumbes, fue efectuado por los mismos investigadores Escobedo y Mejía(2003), siendo que dicho año se  pudo verificar la existencia de 22 cocodrilos en el área del río Tumbes, en estado silvestre o libre.[2]

Estudios como los de Carbajal, Saavedra y Alava, indican, que: “a nivel global, Crocodylus acutus es una especie amenazada, ubicada en la categoría Vulnerable (VU A1ac) de acuerdo a los criterios y categorías de la Unión Mundial para la Conservación de la Naturaleza–UICN, siendo que para Ecuador, se tiene a esta especie en “peligro crítico de extinción[3] y que a  pesar de ello, hasta ahora las acciones de conservación continúan siendo escasas, limitándose los esfuerzos a estudios focales ex situ de reproducción en cautiverio existiendo en la actualidad un vacío de información científica de su estado en vida silvestre de aproximadamente 25 años.”

Es por ello, que noticias debidamente acreditadas, como las difundidas en las últimas 24 horas, por el diario EL COMERCIO, nos refieren un verdadero milagro de supervivencia: Un hermoso ejemplar de cocodrilo de Tumbes,  adulto, enorme y saludable, para las condiciones de vida que afronta su especie  y  a despecho del acoso que padecen de parte de los humanos, se ha mostrado en febrero del 2018, ante los ojos de lugareños y turistas y ha sido filmado; demostrando la increíble fuerza de la naturaleza por persistir.

A continuación el VIDEO, publicado el día de hoy en su página virtual por  EL COMERCIO.

 

Ojalá que las autoridades, las Asociaciones de Protección de la Naturaleza, los defensores de los derechos de los animales, el INRENA, el Ministerio del Ambiente y los conservacionistas, procedan de inmediato a implementar medidas para salvaguardar la integridad física de tan bello animal; que debe ser librado de las garras de los cazadores y de los traficantes inescrupulosos de siempre. Al respecto, la actitud de la prensa responsable, de los verdaderos comunicadores sociales,  no puede ser sensacionalista u orientada a crear el pavor entre la población  y propiciar la muerte de este tipo de animales, sino todo lo contrario: se debe buscar  crear conciencia de la necesidad de una Cultura de Respeto a los animales, lo cual pasa por cumplir las reglas y las  precauciones mínimas que es necesario tener en áreas compartidas por seres humanos y seres silvestres, exactamente igual que se trata de hacer desde hace decenios, en otros lugares del mundo.

Cabe hacer notar, que al parecer, este espécimen y su familia, habitarían desde hace un buen tiempo, precisamente en las inmediaciones de la ciudad de Tumbes. Prueba de ello son las sucesivas  noticias aparecidas en el Diario EL CORREO desde hace un poco más de dos años. Sería interesante investigar las razones por las cuales, estos animales acuden a refugiarse justamente en los alrededores  del Puente que atraviesa el Río, al costado del centro de la ciudad de Tumbes. Tal vez, estos grandes saurios, que arriban con las crecientes, encuentran plácido dicho lugar, porque mayormente no son molestados ni por cazadores furtivos ni por ribereños y permanecen allí guiados por una suerte  de instinto de supervivencia.  

En todo caso, lo ideal sería realizar un diagnóstico, planificar y finalmente  implementar: un cuidadoso Plan de Eco-Turismo, con guías, serenazgo, vigilantes  y miradores, que procure ingresos para la Comuna y al mismo tiempo posibilite la conservación de este precioso recurso natural en libertad, logrando la perduración de esta especie única, en el río que siempre la  albergó.

**************************************************************

https://diariocorreo.pe/edicion/tumbes/tumbes-camaras-registran-a-nutrias-y-cocodrilos-en-el-rio-tumbes-frente-al-malecon-de-la-ciudad-video-752871/

https://peru.com/actualidad/nacionales/tumbes-avistan-tres-cocodrilos-reposo-despues-varias-decadas-noticia-461996

NOTAS

[1] Escobedo Galván Armando H. y Mejía Vargas, Fernando: EL “COCODRILO DE TUMBES” (Crocodylus acutus Cuvier 1807): ESTUDIO PRELIMINAR DE SU ESTADO ACTUAL EN EL NORTE DE PERÚ. Ecología Aplicada, 2(1), 2003

[2] Escobedo Galván Armando H. y Mejía Vargas, Fernando. Ibid, Resultados y Conclusión.

[3]. Carvajal Raúl, Saavedra Miguel y Alava Juan José: Ecología poblacional, distribución y estudio de hábitat de Crocodylus acutus (Cuvier, 1807) en la “Reserva de producción de fauna manglares El Salado” del estuario del Golfo de Guayaquil, Ecuador. Revista de Biología Marina y Oceanografía Vol. 40, Nº2, Diciembre de 2005; pp.142-143.

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*