JULIO COTLER

[Visto: 307 veces]

 

Pensar el Perú, objetivamente, para muchos ha sido y es tarea muy difícil. La mayoría lo piensa y hasta lo siente, simplemente según sus intereses, sin darse ni cuenta de ello. JULIO COTLER fue y  es una de las excepciones más admirables: pensador y analista imparcial, concreto, guiado por un afán puro de llegar a  la verdad.

Aún recuerdo su libro CLASES, ESTADO y NACIÓN. No sé  si lo leí,  en el primer o segundo año de Universidad. Para mí en aquél entonces – tenía 16 años- fue un libro duro,  complejo, pero paulatinamente esclarecedor.

Cotler nos propone que en el Perú hay una persistencia de relaciones sociales ancladas en la herencia colonial, lo cual impregna al Estado,  a las clases o segmentos económico-sociales  y que no permite que se defina ni el Estado ni  la nación. Algo que sería desquiciado pretender negar.

Porque más allá de los evidentes cambios, impulsados en el Perú y el mundo desde el último tercio del siglo XX, más allá de  los protagonismos de los propios actores sociales, al influjo de los escenarios mundiales de renovación ideológica y  transformación política  que ha vivido la humanidad  desde la revolución rusa a la caída del muro de Berlín, pasando por dos guerras mundiales e infinitas revoluciones y guerras, que impactaron sobre el Perú; mucho más allá de todo eso, en nuestra sociedad persisten esquemas coloniales que explican y sostienen el estado de cosas, comenzando desde prácticas delincuenciales en el manejo del  patrimonio del Estado, exclusión social,  discriminación, racismo, desarticulación y  sobre todo carencia de proyecto nacional. A este respecto, lamentablemente, el Perú que nos enfatizó Julio  Cotler, ha variado poco en lo sustancial. Como él  lo hizo notar y muchos otros pensadores antes y después que él, entre el Perú colonial y el Perú republicano no se  dio una “ruptura estructural” significativa;  las relaciones de poder y orden social, las configuraciones mentales y culturales de las personas y  con ello sus modos y formas de actuar y comunicarse entre sí, siguieron siendo los mismos. Ello, no quiere decir que hayan permanecido totalmente igual hasta hoy. No, evidentemente que se ha logrado una democratización parcial de la sociedad, fruto de muchos desencuentros, pugnas, esfuerzos y conflictos, incluso de gobiernos de facto, nacidos y resueltos por la misma realidad. Pero creo, que no se puede desconocer, que a pesar de esos grandes intentos y signos de cambio, el Estado no ha logrado el nivel de democratización real que la sociedad requiere ni tampoco lo han conseguido sectores de las élites, de los protagonistas  políticos, económicos  y  sociales.  Y aquí se imbrica otra idea notable de Cotler: si bien existe aquí una clase dominante no es sin embargo una clase dirigente, que oriente el desarrollo y construya un Estado que reconozca los derechos y deberes de todos los peruanos.(1)  He allí, el valor de obras como las de Julio Cotler, cuya lectura nos permite entender algunas de las causas fundantes de la problemática del PERÚ.

 

Hace dos días,  el gran amauta Julio Cotler ha fallecido. Las pocas veces que lo vi de cerca, como alumno asistente a una de sus conferencias, nunca dejó de impresionarme la vasta expresividad de sus ojos entre  verdes puros y burlones. Alguna vez, Julio Cotler dijo, que había escrito su obra, con  el  propósito  de:“encontrar un camino para dejar de ser forastero en este país que hemos nacido”; frases inmensas, que lo definen de cuerpo entero y nos relevan de mayor comentario; frases que ojalá asumieran muchos de los nacidos en el Perú.

BREVE BIOGRAFÍA.

Julio Cotler Dolberg nació el 12 de abril de 1932, en el barrio del Rímac-Lima. Hijo de una familia de genealogía alemana, como lo indican sus dos apellidos, estudió en el Colegio Anglo-Peruano y  luego en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, donde tuvo como maestros a  Jorge Basadre,  Raúl Porras Barrenechea y Luis E. Valcárcel. El año 1959 obtuvo su bachillerato con especialización en Etnología en la Universidad de San Marcos, se graduó como Antropólogo y luego recibió el grado de doctor en Sociología en la Universidad de Burdeos- Francia.

Fue miembro del Centro de Estudios del Desarrollo (CENDES), de la Universidad Central de Venezuela, en Caracas;  Investigador visitante del Center for International Affairs del Massachussetts Institute of Technology, en Cambridge, Estados Unidos; docente en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de San Marcos, desde el año 1967, donde llegó a ser profesor principal, ejerciendo hasta el año 1992, en que se retiró como tal. Miembro de Current Sociology, una publicación auspiciada por la Unesco, miembro del comité directivo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO) y del comité editorial de la revista Latin American Research Review entre 1974 y 1981, la más importante publicación periódica de ciencias sociales latinoamericanas editada en los Estados Unidos y logró la prestigiosa beca John Simon de la Guggenheim Memorial Foundation para realizar estudios sociológicos del Perú contemporáneo[2].

Julio Cotler se incorporó en 1966 al grupo de intelectuales que fundaron el INSTITUTO DE ESTUDIOS PERUANOS- IEP[3] y ejerció el puesto de director general en 1985. Desde su ingreso, el IEP fue el lugar desde donde realizó numerosas e invalorables investigaciones y publicaciones, que mantuvieron su vigencia a través del tiempo [4]

A lo largo de su carrera, JULIO COTLER obtuvo diversos reconocimientos, siendo los principales los siguientes:

  • Doctorado Honoris Causa, otorgado por la Pontificia Universidad Católica del Perú (2010).
  • Palmas Magisteriales en el grado de Amauta (Año 2012 por el Ministerio de Educación del Perú)
  • Premio Kalman Silvert, otorgado por la Asociación de Estudios Latinoamericanos – LASA (2012)
  • Orden al Mérito Municipal en el Grado de Gran Cruz, otorgada por la Municipalidad Metropolitana de Lima (2013)
  • Medalla al Mérito Cívico en el grado de Defensor de la Democracia, otorgada por el Jurado Nacional de Elecciones (2014)
  • Premio Nacional de Cultura, otorgado por el Ministerio de Cultura (2015).

PRINCIPALES OBRAS DE JULIO COTLER[5].

  • Clases, Estado y Nación en el Perú. Obra considerada un clásico de las ciencias sociales en el Perú. IEP
  • PERÚ-PROBLEMA 1 – 5 Ensayos- IEP
  • PERU HOY- Con otros autores, Siglo XXI Editores
  • Política y Sociedad en el Perú. IEP
  • Drogas y política en el Perú – La conexión norteamericana. IEP
  • La cohesión social en la agenda de América Latina y de la Unión Europea.
  • El Fujimorismo. Ascenso y caída de un régimen autoritario.
  • Clases populares, crisis y democracia en América Latina.
  • Aspectos sociales de la educación rural en el Perú.
  • Para afirmar la democracia.
  • Las Desigualdades en el Perú; Balances Críticos
  • Estrategias para el desarrollo de la democracia en el Perú y América Latina.
  • La articulación y los mecanismos de representación de las organizaciones empresariales.
  • Descomposición política y autoritarismo en el Perú.
  • Democracia e integración nacional. IEP

–A continuación, en la parte final de esta reseña, anexamos un pequeño artículo de la columna  que publica Julio Rodríguez Mackay en el Diario EL CORREO, quien señala que  Cotler explicó magistralmente uno de los mayores problemas de la sociedad peruana: nuestra fragmentación social, por derivar de una sociedad virreinal fundada en castas.

NOTAS

[1]  Marcos Cueto. “APORTES Y TRAYECTORIA DEL DOCTOR JULIO COTLER”. En Revista Argumentos, Edición  N° 5, Noviembre 2011. Disponible en http://revistaargumentos.iep.org.pe/articulos/aportes-y-trayectoria-del-doctor-julio-cotler/ ISSN 2076-7722

(2) Marcos Cueto, idem.

[3]https://iep.org.pe/noticias/sensible-fallecimiento-de-julio-cotler-ex-director-general-e-investigador-principal-del-iep/ Visto: 07 de abril de 2019 a horas 15:28

[4] Ibid.

[5] Fuente: http://www.librosperuanos.com/autores/autor/650/Cotler-Julio. Visto: 07 de abril de 2019 a horas 15:40

ANEXO:

Julio Cotler (1932-2019) ha partido. Las universidades del país, sin excepción, deberían izar la Bandera Nacional a media asta y el Gobierno del Perú declarar Día de Duelo Nacional por la muerte de uno de los más grandes intelectuales contemporáneos que ha tenido nuestro país. El eminente profesor sanmarquino nos ha dejado a una semana de cumplir los 87 años de edad.

Cotler hizo ebullición de su fama intelectual en el Perú y en América Latina al publicar en 1978 -era el tramo final (segunda fase) del Gobierno Revolucionario de la Fuerza Armada- su monumental libro Clases, Estado y Nación en el Perú, considerado uno de los clásicos de la bibliografía contemporánea. Antropólogo por la cuatricentenaria San Marcos y doctor en Sociología por la Universidad de Burdeos (Francia), ambos perfiles en su vida académica le permitieron aprehender como nadie la realidad nacional presente que explicó desde el pasado. Siempre de estilo crítico, el también Amauta, explicó el proceso histórico de la construcción del Estado peruano, lo cual ha resultado una de las más relevantes fuentes de consulta para comprender la problemática del Perú en su momento actual.

Aunque analizó profundamente diversas variables de nuestra vida nacional, Cotler no fue con rodeos y explicó magistralmente uno de los mayores problemas de la sociedad peruana: nuestra fragmentación social por derivar de una sociedad virreinal fundada en las castas, que al advenir la República ingresó en nuestro status ya como Estado soberano en la dramática dimensión de herencia colonial. Precisamente, en mi columna de ayer -sin saber como los demás del penoso desenlace del descollante pensador peruano-, refiriéndome a la ausencia de compromiso de nuestras élites políticas con el destino del Estado-nación al sorprendernos la guerra de Chile contra Perú y Bolivia, resalté que fue precisamente la marcada diferencia social entre los peruanos de arriba y los peruanos de abajo la impronta que contribuyó a nuestra histórica fractura, haciéndonos vulnerables para afrontar la guerra al desnudarse nuestras confrontaciones internas. Ese era el Talón de Aquiles peruano que para Cotler puede superarse únicamente con educación. También lo creo.

 

Puntuación: 5 / Votos: 7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *