¿Debe un Católico celebrar a Lutero?

¿DEBE UN CATÓLICO CELEBRAR A MARTÍN LUTERO?

Mientras nos preparamos para que el Papa Franciso celebre el 31 octubre (del 2016) la conmemoración del Quinto Centenario de la Reforma Protestante, nos preguntamos: ¿Por qué un católico debe celebrar a Martin Lutero cuando toda su reforma se basó en odio a la fe católica?

Lutero Ataca al Papado

El foco central de la revuelta de Lutero de 1517 fue un ataque a gran escala al Papado establecida por Cristo. Lutero no se opuso a las políticas de uno u otro Papa, que es algo que varios santos han hecho. En cambio, los delirios de Lutero se dieron contra la misma Santa Sede en su libro “Contra el papado romano: una institución del diablo”.

También denunció al papado cuando el Papa León X condenó su doctrina en 1520 con Bull Exurge Domine . Lutero respondió: “Yo sostengo que el autor de esta Bula es el Anticristo: Maldigo como una blasfemia contra el Hijo de Dios … Confío en que cada persona que acepta esta Bula va a sufrir los tormentos del infierno … ¿dónde están los emperadores, reyes y príncipes de la tierra que toleran la voz infernal del Anticristo? León X y ustedes, cardenales romanos, Yo les digo en sus caras … renuncien a su blasfemia satánica contra Jesucristo”. 1

Lutero pasó a quemar la bula papal y presumir de ello al día siguiente: “Ayer he quemado la obra diabólica del Papa, y me gustaría que fuera el Papa, es decir, la sede papal que hubiera sido consumida. Si no se separan de Roma, no hay salvación para sus almas.” 2

Lutero Ataca la Santa Misa

Sobre el Santo Sacrificio de la Misa, la acción más sagrada de la Iglesia, Lutero se duchó en su desprecio vulgar.

Dijo que ningún pecado de inmoralidad, o mejor dicho, incluso de “homicidio, el robo, el asesinato y el adulterio es tan perjudicial como esta abominación de la misa papal.”  Además gruñó que más adelante tendría “que conservar una obscena casa o ser un ladrón que tendría que blasfemar y traducir a Cristo por quince años diciendo las misas. 3

En su panfleto “la abrogación de la misa”, pretendía destruir la Santa Misa, Lutero escribió:

“Estoy convencido de que por estos tres argumentos [que había hecho anteriormente] cada conciencia piadosa será persuadida de que este sacerdote de la misa y el papado no son más que una obra de satanás, y será lo suficientemente advertida contra la imaginación de que por estos sacerdotes nada piadoso o bueno se efectúa. Ahora todos sabrán que con estas misas de sacrificio se han probado como perjudiciales para el testamento de Nuestro Señor y que, por tanto, no hay nada en todo el mundo que ha de ser odiado y detestado tanto como los espectáculos hipócritas de estos sacerdotes, sus misas, su culto, su piedad, su religión. Es mejor ser un alcahuete público o ladrón como uno de estos sacerdotes”. 4

El gran San Juan Fisher, que vivió en la época de Lutero, expresa su horror por la impiedad de Lutero: “Dios mío”, escribió, “¿Cómo puede uno estar tranquilo cuando uno oye tales mentiras blasfemas pronunciadas en contra de los misterios de Cristo? ¿Cómo puede uno sin resentimiento escuchar tales insultos escandalosos lanzados contra los sacerdotes de Dios? ¿Quién puede leer tales blasfemias sin llorar de pura pena si todavía conserva en su corazón, incluso la más pequeña chispa de piedad cristiana?” 5

Perversión de las Sagradas Escrituras

Un principio clave de la reforma de Lutero es la creencia en la “sola Esritura”. En el sistema de Lutero, no hay Iglesia encargada con autoridad divina para enseñar en el nombre de Cristo, pero está solo la Biblia como la única fuente de la revelación divina. Lutero enseñó esto a pesar del hecho de que el principio de la “sola Esritura” no se encuentra en ninguna parte de la Biblia – promoviendo así un principio que no es bíblico.

Al mismo tiempo, Lutero manifiesta su desprecio por las Sagradas Escrituras mediante la alteración de textos para adaptarlos a sus propias ideas. Lutero rechazó las buenas obras como un medio para la salvación. Tuvo la audacia de cambiar el verso 28 del Capítulo III de la Carta de San Pablo a los Romanos para leer, “Sostenemos que el hombre es justificado sin las obras de la ley de la fe sola .” Lutero añadió la palabra “solo” al texto sagrado para reforzar su propio punto de vista herético. Para cualquier seguidor que se opuso a la perversión del texto, Lutero tronó: “Y si a algún papista le molesta la palabra “solo” le dicen en seguida: el Dr. Martin Lutero lo quiere así: papista y el culo son una y la misma cosa.” 6

Como es obvio, el orgullo era uno de las fallas principales de Lutero. Haciendo gala de la infalibilidad y superioridad de su propia enseñanza, Lutero ladró: “El que enseña de manera diferente que yo, a pesar de que sea un ángel del cielo, sea anatema.” Y más adelante: “Yo sé que soy más culto de todas las universidades … “ 7

Lutero pasó a rechazar varios libros de la Biblia que encontró insatisfactorios.Denunció la Epístola de Santiago como “una epístola de paja.” “Yo no tengo que”, dijo, “sostener sus escritos ni puedo colocarlo entre los libros primordiales.” Rechazó la Epístola de Santiago, ya que proclama la necesidad de las buenas obras, en contra de su herejía. Lutero también rechazó el libro del Apocalipsis: “Hay muchas cosas desagradables en este libro; en mi opinión, no lleva a ninguna marca de un carácter apostólico o profético … Todo el mundo puede formar su propio juicio de este libro; en cuanto a mí, siento aversión haia él, y para mí esto es motivo suficiente para rechazarla. “ 8

Lutero pasaría a negar la fuerza vinculante de la ley moral: “Debemos eliminar el Decálogo fuera de la vista y el corazón” 9 y aún más, “Si Moisés trata de intimidarlos con sus estúpidos Diez Mandamientos, diganle de inmediato: ‘Persigue tú mismo a los Judíos’.” 10

Lutero pervierte la Moralidad

Lutero, un sacerdote ordenado y consagrado como religioso agustinos, rompió su voto de celibato y se casó con una monja, también bajo el voto de celibato. Luteror animó a muchos otros sacerdotes y religiosos a romper sus votos y casarse. El enfoque de Lutero era en última instancia, una rendición a la sensualidad y la mundanalidad en un momento de relajamiento moral. Como explicó el profesor Thomas Neil, el atractivo de Lutero al clero de su época fue un éxito: “Les ofreció esposas y querían esposas. Él los retiró de los monasterios y los puso en la plaza pública, y ellos querían vivir en la sociedad mundana “. 11

El eminente converso David Goldstein escribió: “los escritos de Lutero en materia de sexo son lo opuesto de las cosas dignas. Sólo en los escritos socialistas de amor libre habíamos visto el elogio de ellos. Hay escritos lascivos de Lutero que le han ganado para él la distinción de”exponente clásico” de la “sensualidad saludable”.” 12

Demasiadas veces a través de los siglos, inmoralidades han deshonrado el ministerio cristiano, pero Lutero tiene la distinción poco envidiable de haber defendido pecados sexuales como ‘necesarios’.” 13

Y porque Lutero ha enseñado que el hombre es inherentemente corrupto, que sus pecados nunca son realmente perdonados sino que son simplemente cubiertos por la sangre de Cristo, con tal de que se haga un acto de “fe” en la salvación de Cristo, instó a su amigo Melanchton, “Sé un pecador y peca valientemente, pero cree más valientemente todavía.” 14

Qué contrario es esto a la verdadera doctrina católica que nos ordena no sólo evitar el pecado, sino evitar las ocasiones de pecado.

La crueldad de Lutero

Aunque Lutero hizo uso de los campesinos de su tiempo para popularizar su revuelta, que de manera inadvertida despertó a las clases pobres a una rebelión que llevaba mucho tiempo ulcerosa en sus corazones, Lutero puso entonces a los príncipes contra los campesinos. En una muestra de su crueldad inhumana, Lutero aconsejó a los príncipes que debido a que los campesinos “roban y deliran como perros enfurecidos … debían hacerlos añicos, estrangularlos y apuñalarlos, al igual que uno se ve obligado a matar a un perro rabioso.” 15

Ruptura con la Cristiandad

El Padre Thomas Scott Preston, en su obra “La Reforma protestante”, describen las consecuencias de la tesis de Lutero de que todo hombre es libre de interpretar las Escrituras a su antojo.

“En teoría,” escribe el Padre Preston, “el juicio privado destruye tanto el Credo y la posibilidad de la fe. No puede haber ningún Credo de que cada individuo es el creador de su propia fe. No puede haber unidad de la fe en todas las cuestiones de creencias son referidos al juicio individual. Un hombre es tan bueno como otro en la búsqueda de su propia fe y en la interpretación de la Escritura, la tradición, o la historia; y más que eso, este juicio privado no es simplemente su privilegio, sino su deber. Todos están obligados, incluso el ignorante y analfabeta, de decidir por sí mismos donde no hay autoridad divina y testimonio divino, y por lo tanto puede haber tantos credos como hay individuos.” 16

Incluso el escritor no católica Friedrich Paulsen ha observado con razón “la revolución es el término por el cual la reforma debe describirse … la obra de Lutero no fue Reforma, no “volvió a formar” la Iglesia existente por medio de sus propias instituciones, sino por la destrucción de la vieja forma, de hecho, la negación fundamental de cualquier Iglesia en absoluto.” 17

El resultado final fue el alejar a millones de almas de la única Iglesia verdadera establecida por Cristo, y la ruptura de la unidad de la cristiandad.

Como Monseñor Joseph Clifford Fenton, el teólogo americano eminente, observara, la supuesta Reforma de la Iglesia de Martin Lutero “consistía en un esfuerzo para que la gente abandonara la fe católica, y renunciara a su pertenencia a la única verdadera Iglesia militante del Nuevo Testamento, con el fin de seguir su enseñanza y entrase en su organización.” 18

A pesar de la postura ecuménica sentimental de eclesiásticos colocados altamente, no hay que tapar la arrogancia de Lutero y sus graves errores contra la Fe. De hecho, la presente colaboración ecuménica entre católicos y luteranos es, en palabras del Papa Pío XI, una “falsa unidad, bastante ajena a la única Iglesia de Cristo.” 19

Nada que Celebrar

Los errores de Martin Lutero – y del protestantismo que dio lugar – no podrían ser más contrario a las hermosas verdades católicas reiteradas por Nuestra Señora de Fátima.

En Fátima, Nuestra Señora reafirmó doctrinas católicas clave que Lutero negó, como la misa y la Eucaristía, la realidad del pecado personal, la necesidad de la confesión y de reparar, la realidad y la centralidad del papado establecida por Cristo, la humildad de sumisión a la doctrina perenne de la Iglesia Católica, y la caridad hay que mostrar a los demás a diferencia del “estrangular” y “apuñalar” a los campesinos si se salen de control de Lutero.

Nuestra Señora de Fátima realizó el asombroso milagro del sol antes de 70.000 personas el 13 de octubre de 1917, para demostrar la veracidad de sus palabras. No hay competencia entre las hermosas verdades pronunciadas por Nuestra Señora y el veneno herético vomitado por Martin Lutero.

Por tanto, es imposible admitir que un católico debe celebrar a Lutero en modo alguno. Sólo los de una mentalidad protestante y modernista lo harán. Martin Lutero no debe ser ni admirado ni imitado. Mientras la Iglesia le ha combatido constantemente durante cuatro siglos, su doctrina y el movimiento iniciado sólo es digno de condena.

El aniversario número 500 de la revuelta destructiva de Lutero debe ser un tiempo para los católicos para marcar el centenario de 1917 de las Apariciones de Nuestra Señora de Fátima, y para orar y trabajar por la conversión de los protestantes a la única verdadera Iglesia de Cristo, la Iglesia Católica.

(escrito por JV, publicado originalmente como un folleto para el Centro de Fátima )

Notas:

1 Los hechos en contra de Lutero , Mons. Patrick O’Hare, p. 89.

2  Ibid., P. 90.

3 Luther , Hartman Grisar, SJ (traducción Inglés, Herder), vol. 2, p. 166; Vol 4. p. 525.

4 La defensa del Sacerdocio, San Juan Fisher, traducido por Mons. PE Hallet, p. 2.

5  Ibid, pp. 2-3.

6  Amic. Discusión, I, 127 – tomado de los defensores de la Manual de Cristo , David Goldstein, pp 197-198..

7 Datos sobre el Luther , p. 20.

8  Ibid, p. 203.

9 De Wette, IV, p. 188.

10 obras , Wittenberg, ed. V, 1573, tomado de Goldstein, pp. 197-198.

11 Los fabricantes de la mente moderna , Thomas P. Neil, Ph.D., p. 24.

12  Bebel, Mujer , p. 78, Nueva York, 1910 (de Goldstein).

13  Citado de Goldstein, p. 198.

14 Datos sobre el Luther , p. 119.

15 Los fabricantes de la mente moderna, p. 25.

16 Hechos sobre Luther, pp.167-168.

17  Ibid., Pp. 168-169.

18  “El Consejo y el padre de Kung,” Mons. Joseph Clifford Fenton, American Ecclesiastical Revisión , septiembre de 1962.

19  El Papa Pío XI, Mortalium animos “, en el fomento de verdadera unidad de los cristianos” (contra el ecumenismo), 6 de enero de 1928.

13 de de octubre de 2016: No se hace mención de la Virgen de Fátima, pero Martin Lutero es entronizado por Francisco en el Vaticano

Fuente: CFNEWS.ORG

27 de Octubre de 2016

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario